You are here

Reparación de cámaras digitales

actualizado: 
07/01/2017
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

La fotografía forma parte del alma de esta web como la propia información textual. En realidad, la mayor parte de las imágenes que publicamos han sido realizadas por los miembros del equipo de redacción. Una de nuestras herramientas, siguen siendo las cámaras digitales más que los móviles. Antes que nos robaran en nuestra oficina en 2012 teníamos una Olympus y una Fuji FinePix 200. Luego compramos una Fujifilm FinePix 770 EXR. Era una máquina no profesional, pero compacta, con un buen zoom. GPS incorporado y otras características interesantes a parte de una resolución más que digna.

Imagen de la cámara FinePix 770 EXR junto con una de las imágenes extremas que era capaz de realizar antes de estropearse.

Con esta cámara digital se habían realizado más de siete mil imágenes sin problemas, cuando un día del verano 2016, sin previo aviso dejó de enfocar correctamente. Como buenos ecologistas nos planteamos su reparación. Acudimos a un comercio especializado Reparación de Cámaras Digitales en Barcelona. Para que evaluaran la reparación abonamos 29 euros que se descontaríán de aceptar el presupuesto y si no pues es el coste profesional del servicio para valorarlo.

Tras más de un mes de espera recibimos el presupuesto: 180 euros. Era una cantidad notable, pero aceptamos porque nos prometieron cambiar la óptica y que quedaría perfecta. La cuestión que nosotros ignorábamos en aquel momento es que para esta cámara el fabricante, Fujifilm ya no ofrecía recambios. Según nos contaron luego los de la tienda, compraron un objetivo “seminuevo” y lo instalaron. Esperamos para todo esta operación más de 3 meses pues no conseguían el mencionado objetivo.

Imagen del orto solar; se puede apreciar que el día y la hora de las máquinas no estaba calibrada, pero ambas fueron realizadas en el mismo momento como se puede observar.

Al probar la cámara advertimos que el enfoque había mejorado pero seguía siendo defectuoso. Devolvimos la cámara. Al cabo de un mes y medio nos la retornaron argumentando que estaba solucionado. Volvimos a los pocos días para reclamar que no funcionaba y en esta ocasión dejamos varias fotos comunes como prueba. Esto era ya finales de noviembre.

A finales de diciembre recibimos una llamada de este servicio técnico advirtiendo que después de haber valorado todas las fotos que les facilitamos y pedir una segunda opinión a "otro servicio técnico" según ellos la cámara funcionaba dentro de los límites marcados por el fabricante.

Imágenes de un buque realizada con la FinePix 770 EXR y abajo con otra cámara en la que se aprecia que el enfoque con la primera no ha sido posible.

En otras palabras, no admitían que la cámara funcionaba mal. Evidentemente esto implicaba que no nos devolvían el importe y en todo caso nos instaban a reclamar. No íbamos a discutir con "expertos". Para nosotros lo obvio eran más de dos años de trabajo con esta cámara, y conocíamos sus posibilidades, porqué muchas de las fotos eran realmente excepcionales por lo que era la cámara.

Aprovechamos este post para mostraros algunas de estas imágenes; dos de ellas comparadas con una cámara Canon que nos prestaron y que pone de manifiesto que nuestra Fuji FinePix 770 EXR no fue reparada adecuadamente.

Algunos expertos en fotografía digital nos habían advertido que este tipo de cámaras digitales no son reparables. Confiamos en lo que en primera instancia nos dijeron en la tienda de reparación: quedará como nueva!. No fue así. Tampoco nos advirtieron en aquel momento que en realidad de esta cámara no había repuestos oficiales garantizados por el fabricante.

El final de esta cámara digital debía ser el punto verde. Sin embargo, puestos a perder el dinero y la cámara por no ser fiable, esta la hemos enviado gratuitamente a esta tienda para que la reutilicen a piezas pues según ellos si la cámara funciona perfectamente todo será aprovechable.

Dos buenas imágenes que captamos con la cámara Fuji FinePix 770 EXR.

Esta experiencia confirma que la microelectrónica de bajo coste actual no es reparable porque pasados los 2 años de la garantía ya no quedan repuestos y, a veces, incluso antes si se ha comprado meses después de su aparición en el mercado.

Fotografías: Fundación Tierra