You are here

Solarizándome





curvaSupTit.gif" border=0>

Solarizándome

 
02022004_solar

Mis cacharros al sol

 

 

Hoy he comenzado a recopilar todos mis cacharros a pilas y me he marcado el objetivo de realizar las cargas de baterías con un sistema solar siempre que sea posible. Evitar o reducir los electrones sucios, nucleares y fósiles se está convirtiendo en una actividad cotidiana para mi. Por descontado que todas las pilas son recargables, una de las mejores inversiones que se pueden hacer hoy en día en la calle. Gana el bolsillo, pierden los vertederos.

Os presento mi instrumental a pilas. Dos de los cacharros son solares, tengo un linterna con la que se puede bucear y que lleva un sistema de fijación para el manillar de la bici. También tengo un cargador de pilas, para las normales R6 o las AA. Aprovecho para comentar algunas cosillas sobre las pilas recargables y sus parientes las desechables. Cojamos las de tipo R6, las más habituales. Hasta hace poco se utilizaba la tecnología de níquel cadmio, que presentaba algunos problemas como que para su recarga optima debían estar descargadas al máximo o de lo contrario en cada carga perdían capacidad. Bueno, esto ya es casi historia y ahora se pueden encontrar en el mercado las pilas recargables de nueva tecnología Ni-MH comunmente llamadas de niquel metal hidruro. Tienen una capacidad enorme para la acumulación de energía y de esta forma compensan otro de los problemas históricos de las pilas recargables: que duran poco. Bien esto ocurre porque las pilas alcalinas R6 ofrecen 1,5 voltios y las recargables 1,2 voltios. Para consumos elevados como son el motor de un walkman quedaban limitadas y el precio tampoco era adecuado. Ahora esto está resuelto, porque a pesar de tener el mismo voltaje, entregan más intensidad y esto las compensa. Hoy en día las nueva pilas recargables se pueden usar en casi todos los cacharros que requieren baterías. Cargándolas con el sol  o desde la red eléctrica, aquí disponéis de una brillante inversión; siempre que se precisen pilas, claro.

Tengo varios aparatos que ahora funcionan perfectamente con las nuevas baterías: son un GPS y un tester digital. Tengo desde hace unos años un walkman que lo compré por lo siguiente: lo primero fue un lujillo de esos de por navidad, ¡¡ayyy¡¡, y lo segundo fue producto de una selectiva elección. Estaba delante de un escaparate donde por lo menos había 40 modelos distintos. Miraba los gama media y leyendo las características, mira por donde, me encuentro con algo que siempre pensé que sería divino. Un Walkman de Sony con batería recargables de Ni-MH incorporadas y un sistema interno de recarga desde el alimentador de red. La perfección, una compra maestra. Llevo todo este tiempo recomendando esta posibilidad de consumo electrónico a todos los personajes con perfil walkman, sobre todo a algunos padres que pagan pilas desechables continuamente. En no más de 6 meses de utilización intensiva, se amortiza la inversión. Insisto: comprando baterías de usar y tirar pierde el bolsillo y el medioambiente.

También tengo mi faro de bici, comprado en una tienda del ramo y que también me emocionó su adquisición. Primero porque me hace falta para algunas marchas nocturnas a pedales, segundo porque incorpora un sistema interno de recarga de baterías. Para el tema de cálculos deciros que con pilas alcalinas los 6 voltios de consumo de la bombilla halógena del faro precisa de 4 pilas de 1,5 voltios. Ahora con las de Ni-MH se alojan 5 de 1,2 voltios y listo.

¿Cómo voy a cargar mis pilas?, pues con el antes citado cargador solar y con uno nuevo que es una maravilla de desarrollo. Es el Isun, una maravilla técnica diseñada en Canadá por un empresario fascinado por las renovables. Está preparado para cargar baterias de teléfonos móviles, agendas PAD, cámaras digitales, y además cuenta como accesorio un cargador específico: el Battpack. Es un estuche donde alojar hasta 10 pilas y desde las cuales se pueden alimentar muchas utilidades. Tan sólo hay que seleccionar manualmente el numero de baterías que se necesitan. De mis experiencias de gestor energético solar ya os iré comentando. Y todo por gastar los menos electrones sucios que me sea posible. 

 

 


¿Porqué éste diario?