You are here

STOP 4X4





STOP 4X4 ##fechadiario##

Visión de absurdo recorrido +CO2


¡Peligro 4x4 muy cerca!



Los cacos verdes internacionales en misión de Paz




No siempre ocurre, pero el cafelillo matinal de los sábados en plan lujillo cuando no ando muy atareado me sirve para leerme la prensa local y lo que corre de interés por el cafeterío. Mira por donde me llevo ecoalegría al leerme una columna en El Periódico que tocaba el tema de los pequeños camiones que son los todoterrenos o abreviando 4x4 (ahora también SUV que es lo mismo que decir tracción en las cuatro ruedas), y que por cierto, han sido record de ventas el año pasado en este país que es la primera potencia mundial en emisiones de CO2 (más de un 45% de lo que nos comprometimos con Kioto, o sea líderes en algo, lástima).

Sí, la nota era sobre ese vehículo destinado a llevar soldados a matarse con más precisión y que en la versión civil ya hace su buen servicio en labores humanitarias por pistas tremendas, o que sirve para que los vigilantes rurales den caza a los chorizos ambientales o para que los bomberos lleguen antes a reforzar los incendios casi todos provocados.

El comunicador ambiental de prestigio Ramón Folch torpedeó en ilustre foro, la Tribuna Económica del Barcelona, el uso urbano de los pequeños camiones para todos los terrenos en el único de los medios que no hacen ninguna falta. En la ciudad sólo transportan a humanos a los que les resbala lo que sale del tubo de escape y pasean su palmito y hasta sus frustraciones con supuesta indiferencia y careto de concentración suprema.

El entorno de la crítica era la ciudad donde convivo, Barcelona, con anuncios recientes de no cumplir la normativa europea en los niveles de contaminación del aire y donde algún valiente Conseller anunció no hace mucho, de mirar de limitar la velocidad por el entorno metropolitano para reducir la toxicidad de los motores de explosión sobre el aire que respiramos todos los vivos. No faltaron ladradores y pacotillas tirando a morder con críticas que sólo se entienden cuando uno es adicto a alguna droga o dogma, o tiene sus intereses financieros vinculados directamente con los traficantes de petróleo y productores de coches. Y es que el coche, amigo, es lo más parecido a Dios para muchos, cree a fe ciega este humilde librepensador que escribe estas líneas.

Si no mira, sí, los fieles religiosos van a sus misas los domingos, los fieles al coche van al lavadero de autos donde aseguran encuentran el mayor momento de paz de la semana consumiendo agua sobre el brillante metal. El cochero como quien bendice su posesión lo hace con agua de alta calidad (hasta microfiltrada por aquello de las manchitas de la cal) a su honrada máquina. Al fiel que no le toquen sus principios porque se manifiestan a la más mínima, un triunfo y un derecho en una sociedad libre. Pero el cochero pierde su humanidad cuando le rayan la pintura o se le cuelan en una plaza de parking de la gran superficie o en la cola de la gasolinera. Y así en esta fe automovilística van dejando la vida miles de persones, muchos inocentes por culpa de estos fetiches del motor.

El biólogo Folch hay que aplaudirlo por decirle a empresarios que hasta horteras son los que mueven sus culos (esto lo digo yo) sobre 4x4 en la ciudad, tirando el doble de tóxicos al aire y consumiendo hasta 25 litros/100 km poniendo en riesgo la vida de todo ciudadano con el que topen por descuidos, que haylos y muchos.

Por cierto, acabo de enterarme de que hay cosas que se saben pero hasta que no saltan por los aires no se atienden bien. Mira a quien han pillao engañando a la sociedad planetaria, con la implicación de gobernantes poderosos titellas de Exxon y no creyentes en el cambio climático.

En tiempos de cambios climáticos y mentales, que los vehículos que más se venden en este país sean los todo terreno debería preocuparnos como al conferenciante o mucho más.

Sentiríamos quizás un asco curioso cuando las TVs y prensa nos llenan de imágenes de ricos tiznados en careto y polvo sobre sus ropas llenas de marcas de las multinacionales del cambio climático, dando saltos con potentes máquinas sobre las dunas y los pueblos del desierto cercano.
El paseo para mover el negocio de la potencia que sirve para poco más que para emular la falta de falo dominante, con coches, motos y camiones, con helicópteros, aviones y satélites no es poca cosa.
Aquí un texto que he leído hace nada, que sigue al comentario de tres participantes que se mueven con alternativas al petróleo, un poco menos sucios que los demás:
Las tres iniciativas, destinadas a respetar el medio ambiente, servirán también para lavar la imagen de un rally acusado por diversas asociaciones ecologistas de contaminar África, precisamente el continente más afectado por las emisiones de gases de efecto invernadero del primer mundo.
Según la asociación francesa 'Velorution', que promueve la supresión del Dakar por motivos ecológicos, en esta edición del Dakar se habrán consumido 600.000 litros de combustible de aviones de transporte, 250.000 de gasolina y 500.000 de diesel para los participantes, además de 140.000 litros de combustible para helicópteros.
En total, con esas cifras en la mano, la asociación afirma que se emitirán 3.500 toneladas de dióxido de carbono, motivo suficiente para ellos para suspender la carrera.
En fin, al pedo se pueden ir los ricos más sucios, sus esbirros al volante y sus tóxicas máquinas de matar vida.

Este diario tuvo en sus inicios un relato vinculado al impacto que generó ver en directo el primer tanque militar vendido como 4x4 para ricos civiles que les suda mucho todo. El Hummer, que se replica como cochecito estrella de los regalos de fin de año para los más pequeños, ha tenido en la cárcel a activistas capaces de quemar concesionarios en USA, a otros llenando de pegatinas con avisos amables los monstruos de hierro, en fin, ...esto no es América.

Como soy miembro en activo de la Guerrilla Eficiente, no se me ocurre otra cosa para proponerte que imagines qué puedes hacer para decir no al 4x4 cuando este no se usa para algo inteligente.
Por ejemplo, se podrían diseñar una etiquetas adhesivas o normales con lemas como estos:
-Tu coche ensucia mucho el aire que tú y yo respiramos, también todos los demás
-Tu coche te roba el aire sano de tus hijos.
-Ojalá pronto pagues una ecotasa, pongamos 300 euros al mes por tu cota de CO2
-Métete tu 4X4 cuatro veces seguidas, en donde te coja
-Dona tu 4x4 a alguna causa humanitaria, haz algo inteligente en tu vida
por supuesto el lugar más interesante para colocar el aviso democrático puede ser en el parabrisas mirando hacia el exterior, el tamaño, pongamos por ejemplo un A4, ya me dirás. Ahh, y en papel reciclado o aprovechando la cara limpia de un reutilizado mejor.

Otra medida podría ser algo parecido a ofrecerle al propietario del camioncete ayuda espiritual, después de diálogo sosegado puedes orientarlo para que conduzca sus incertidumbres, temores y frustraciones hacia vehículos menos pesaos y sucios, limpie su conciencia de gran contribuidor privado al cambio climático y trabaje para que sus hijos y los que no serán sus hijos para que se arrepientan y trabajen por un mundo de dicha y armonía. Es interesante también facilitarle el listado de tiendas de bicicletas de la localidad y orientarle para que se haga con algunas guías de BTT y disfrute de entornos no urbanos sin necesidad de sentirse un "rambito".

Absolutamente recomendable estar al día de la Plataforma Internacional contra los 4x4. Mírate sobre una de sus últimas acciones , la de los cascos verdes en el salón de París, ¡¡¡oleeee!!!. Y su sección aquí, en Ecologistas en Acción, no te pierdas de conocer sus objetivos, visión y misión a favor de un aire más limpio sin 4x4 (ojo que ahora les llaman también  SUV). Seguro que encontramos inspiraciones para complicidades de importancia relevante.

En fin, aquí acaba un manifiesto personal que persigue el sueño de mandar a los 4x4 a los desguaces y limpiar el mundo de máquinas como infernales cuando se usan para hacer el gilipollas y poco más.


¿Por qué este diario?