You are here

Un dia solar pedalero





curvaSupTit.gif" border=0>

Un dia solar pedalero

 
04012004_escola
04012004_casasol
04012004_intiam

Cocinas, pinches y conexión a red

Fachada solar en la Casa del Sol

Intiam Ruai y su taller de ecomovilidad

 

He tenido el gusto de poder asistir a la III Conferencia de Educación Ambiental dedicada a las energías renovables en el IESM Narcís Monturiol de BCN. Hoy han inaugurado su sistema captador de energía solar fotovoltaica conectada a la red eléctrica. Y claro, esto es motivo más que suficiente de celebración y felicitación.
El centro forma para de la Agenda 21 Escolar del Ajuntament de BCN y del Programa Escuelas Verdes de la Generalitat de Catalunya. También este peculiar centro de formación profesional está desarrollando desde hace 8 años el proyecto "Escuela Sostenible" donde están implementando un sistema de gestión medioambiental de manera progresiva para acercarse a la sostenibilidad, y lo hacen al mismo tiempo que se favorece la educación ambiental de los alumnos realizando actividades educativas de forma gradual. Además participan en las iniciativas sociales e institucionales relacionadas con la promoción de la sostenibilidad.

La conexión a la red del campo fotovoltaico ha sido colocada en la fachada sur del edificio principal. Las placas no mantienen la inclinación apropiada y pueden estar perdiendo entre un 10/20% de su eficiencia. Creo que esto se debe a cuestiones estéticas, de todas formas creo que es una lástima que no se priorice la eficiencia con las tecnologías solares. Pero en fin, allá tienen una línea azulada de módulos que transforman los protones que han viajado 150 millones de km desde la central energética más fascinante de las conocidas y abierta los próximo 6000 millones de años. Todo un ejemplo visual y practico para que los estudiantes que vayan pasando perciban por donde va a ir su futuro energético.

Un equipo de pinches solares ha ayudado a preparar una chistorrada solar con dos cocinas parabólicas Ksol. Todos han mostrado su admiración por tan simple tecnología. Esta es energía solar que se puede tocar, incluso su producto puede saborearse. En las pausas de las jornadas, muchos asistentes han probado su primera chistorra solar sorprendente.

Entre cata y cata, yo con mi bici, que es mi vehículo oficial en la ciudad, me ha permitido desplazarme dos veces de forma rápida y limpia a la oficina. En el primer retorno me he quedao traspuesto al ver algo que sabía que estaba pero no donde. Entre árboles he descubierto la fachada solar de la Casa del Sol, una iniciativa a punto de inaugurarse y de la que ya daré cuenta. Han transformado el edificio de la antigua fábrica de gas, rehabilitándola con criterios ecológicos. Ahora esta instalación alojará diversas empresas de la economía solar. Y claro, como no podía ser de otra forma, el sol entra por todos lados. De momento, me he quedao embobao viendo los matices cromáticos del bello silicio, que cuando te informas y sabes que ese brillo está sacando electricidad limpia, la cosa se elevada a las alturas. La Casa del Sol está a un tiro de piedra del colegio, no mas allá de 50 metros, ósea que esta mañana mi empacho solar ha sido supremo. Dos instalaciones conectadas a red y dos espejos de la esperanza, como llaman a las cocinas solares, han convertido la zona en la de mayor densidad desplegada de aprovechamiento energético limpio y renovable del día.

Llego de nuevo al cole para dar una breve charleta sobre el porque de las cocinas solares, y explicar que hay más de 2.000 millones de seres humanos que hoy han cocinado con leña, que además muchos no pueden acceder a la leña, a parte de muchas otras carencias. Mas de 100 asistentes han visto y probado como el sol y una simple tecnología pueden ayudar a generar felicidad humana. Eso sí, hasta el momento de acabar la ultima cocción, un sol supremo después de una semana cubierta, nos ha acompañado como en complicidad amistosa.

Al mismo tiempo que las cocinas hacían humo desparramando en la zona olores atrayentes, los amigos de Intiam Ruai ponían a punto su actividad de movilidad sostenible. Después del pincho solar, muchos asistentes a las jornadas han probado alguno de los tres modelos de bicis eléctricas cuyas baterías fueron cargadas con energía solar.
No he podido resistir y he probado una de la marca Honda. Curioso que esta firma de coches y robots, también fabrique bicis con ayuda eléctrica al pedaleo. La sensación es como de ir en una especie de motoreta a pedales. Es algo pesada,  nada que ver con mi Dahon. Las baterías y el motor suman lo suyo. Tienes que pedalear, pero con menos esfuerzos. La máquina avanza con bondad, y el ciclista eléctrico casi no se entera cuando se va en plano, claro.
Intiam además de talleres prácticos con las bicis, tambien realiza actividades con minibarcas solares, un delirio infantil también apto para mayores. Aunque su actividad estelar es el renombrado Solar Show, donde varios cocineros y sus cacharros llegan a preparan hasta 5.000 dosis de chistorra por jornada. Sus actividades solares y limpias no acaban aquí, Intiam Ruai ofrece un programa de cursos presenciales para estudiantes y profesionales. Son cursos completos e interesantes para todos los que quieren meter las mano en ...el sol.
Por cierto, que los Intiam coordinan unos talleres de energías limpias tremendamente prácticos en el próximo Encuentro Solar 2004 los días 26 y 27 de junio en Benicarló. Totalmente recomendable la asistencia para peques y mayores.

De vuelta a la oficina, dejo a mi espalda las cocinas y la instalación fotovoltaica y paso de nuevo frente a la fachada de la Casa del Sol, y pedaleando hacia el oeste. En este momento, el mismo sol que nos ha envuelto durante el día, comienza su bajada anaranjada en el horizonte.

¡¡ Gracias y hasta mañana, hermano sol, tu siempre nos acompañas¡¡


¿Porqué éste diario?