You are here

Un piso eficiente con menos CO2





Un piso eficiente con menos CO2 ##fechadiario##
Parking + sostenible imposible

Lavadora eficiente en pleno análisis

En la ducha, el ahorro es tremendo con el reductor-aireador

En las griferías también

Sin llama piloto mejor

Belleza luminosa y eficiente

Los dos ecoartistas eficientes, imagen tomada con la minicamara escondida en la solapa del agente M

Acción 0010 de la Guerrilla Eficiente

Fecha: 16/02/2006
Nivel de riesgo: nulo
Agentes: C y M
Localización: Barrio Guinardó. Ciudad de Barcelona
Tipología: vivienda familiar reformada con criterios ecológicos en bloque comunitario
Valores objetivo: eficiencia energética, cambio de hábitos, alta calidad ambiental de materiales empleados
Presupuesto estimado:  +10 % de uno convencional
Objetivos cumplidos: reducción de muchas emisiones de CO2 y gases tóxicos. Actuación respetuosa con la vida
Implantación y réplica: en cualquier momento y en cualquier lugar
Difusión: recomendada por todos los medios posibles
Clasificación: totalmente no confidencial

Hoy, con motivo del segundo aniversario de la entrada en vigor del Protocolo de Kyoto, un suave acuerdo internacional para soñar con un mundo algo más sostenible con menos emisiones de CO2 y sin cambiar demasiadas cosas, los agentes M y C de la Guerrilla Eficiente y a modo de celebración activista, han realizado una inspección sorpresa a la vivienda de una pareja de ciudadanos de BCN. Un piso reformado con criterios ambientales y de eficiencia energética con un muy alto nivel de réplica por parte de cualquier persona que quiera ser parte de la solución al renombrado cambio climático acelerado por la parte rica de la familia humana que en estos momentos anda confusa dentro del clímax mediático de asunción de la problemática más potente que ha creado y que afecta a la especie y a todas las demás. Cuando la economía se altera las cosas pueden cambiar, antes, poca cosa.

Para reivindicar que como país afortunado y nada cumplidor de sus compromisos ambientales, cumplamos con Kyoto cuanto antes, debemos la ciudadanía contribuir a reducir las emisiones de CO2 a toda pastilla y en todos los ámbitos, personal, local y territorial. Con estas consideraciones,  el coordinador de los comandos de la Guerrilla Eficiente presenta el informe remitido por sus agentes en el día de hoy.

En la mañana de hoy hemos irrumpido por sorpresa en la casa de Thaïs y David. Ella trabajadora ambiental que no veas y él lo mismo en el ámbito de la juventud y que combina con los laboreos profesionales como virtuoso del CAD con planos que van y vienen. Como buenos escoltas que son, han reaccionado con cortesía a nuestra intrusión en el momento que han visto que íbamos de buenas energéticas. Han quedado convencidos en un momento ya que en un día como hoy hacer lo que les proponíamos les ha parecido apropiado e interesante. Una invasión del espacio privado tiene que ser comedida, pero cuando la causa es suministrar información de interés para las personas preocupadas con que hacer ante lo que tenemos encima, alguien como ellos ni por asomo piensan en no hacer el bien común.

Nuestra misión ha sido verificar in situ el nivel de aplicación de los criterios ambientales en la ecorehabilitación e instalaciones del piso llevada a cabo hace poco más de 1 año y acabada recientemente en la últimas fases de acomodación y detalles de interiorismo.

La sonrisa de Thaïs al abrir la puerta nos ha alegrao la misión, después del sustillo, el agente C libreta en mano  ha comenzado a tomar nota de las observaciones que hemos realizado y que detallamos en el modelo recorrido por zonas.
En el recibidor hemos encontrao una delicada decoración de las paredes realizada con la técnica de veladuras y aquí a la pregunta de con qué productos, la cuidadora del lugar no ha tardado nada en proporcionarnos los ingredientes. El arte y cuidados lo pusieron los dos residentes y las pinturas provinieron de la Casa Ecológica, distribuidores de materiales ecológicos para el hogar y entre ellos la marca de pinturas BIOFA, en concreto que fue la usada en el lugar con la pintura de base vegetal LEVASOL. Observamos también una decoración en base a materiales reciclados cargados de historia como el baúl que sin duda debe tener recuerdos. En la primera habitación nos encontramos dos espléndidas bicicletas plegables DAHON IMPULSE, equipadas con el sillín que no toca las partes sensibles DUOPOWER y perfectamente matriculadas con el NO OIL, ese grito silencioso que cada vez más ciclistas urbanos lanzan al espacio visual, sobre todo de los coches que van detrás de ellos. En esta habitación alojan también un horno solar SOUL, que emplean cuando salen a buscar el contacto con la naturaleza, como buenos escoltas siempre con menos CO2. La cuenta de ahorro de emisiones de CO2 que  concienzudamente elaboraba el agente C ha dado un buen incremento nada más empezar.

Llegados al cuarto de la lavadora hemos podido constatar la presencia de la supuesta lavadora LG más suprema de las conocidas en términos energéticos, aunque nos anuncian los lavanderos del lugar que anda indagando en algún posible error de cálculo ya que el consumo de agua no está del todo claro y están a la espera de una medición solicitada al departamento de medición críticas energéticas de la Guerrilla Eficiente, prevista en breve plazo; de todos modos es bitérmica, es decir que inyecta agua caliente desde el calentador de agua y no desde una resistencia, así que el ahorro energético es brutal.  Junto a la máquina de lavar estaban las dodecaédricas ECOPERLAS, sorprendentes artefactos que en el interior del bombo y mezcladas con las ropas a lavar airean el montón en movimiento, reaccionan a nivel iónico desde las bolitas internas de la perla que son zeolitas, una roca volcánica rica en silicatos que hacen como magia en la lavadora y claro, reducen hasta un 85% el consumo de detergentes, que es lo mismo a evitar emisiones durante su fabricación, transporte y presencia en el agua a tratar. El agente C suma y sigue en el ahorro de emisiones de CO2 y aumenta cuando encuentra un paquete de detergente en polvo para lavadoras de ECOLINO, de gran base vegetal.

Llegamos al punto energético del lugar, la cocina, y aquí el lápiz de C ha necesitado de sacarle punta. Lavavajillas clase AAA, que consume tan poca agua que Thaïs aún no se lo cree, suma y sigue, calentador de gas sin llama piloto, perlizadores PERLAQUA en la grifería, menos agua y menos energía cuando esta es caliente, detergente lavavajillas ECOLINO. El cubo de diseño canta que no veas: tres departamentos donde al reciclar gusta más por lo estético y apañao del sistema. El horno eléctrico clase A, otra muestra de cómo las elecciones acertadas en temas energéticos nunca deben ser dogma.

Saltamos al espacio de depuraciones y saneos, bastante elegante pero con todo en su sitio, dos PERLAQUAS más, uno en el lavado y otro en la ducha, suma y sigue. A parte de disponer de un cubo en la ducha para recoger los primeros litros de agua fría en cada limpieza personal que se reutilizan en el wc o para regar plantas. La cisterna de 6 litros y con dos descargas no tiene competencia eficiente. En este lugar de salud nos muestra Thaïs otro artefacto reductor drástico de emisiones, la copa menstrual MOONCUP, con la que anda probando y que una vez en uso durante el periodo femenino convierte a la usuaria en una activista radical al dejar de usar tampones y comprensas, ósea bosques y petróleo. Suma + y sigue más.

Ya en el comedor, entramos en el templo creativo, iluminado con bombillas de formas orgánicas por supuesto de bajo consumo, y hasta leds (la nueva eficiente tecnología cada vez más cerca) en estanterías. Aquí lo normal, ordenador, impresora, TV, por supuesto todo sin estar en espera gracias a una regleta con interruptor. Un cajón de madera local autoconstruído guarda algunos tesoros, y sobre la mesa hemos observado que en este lugar tienen el más radical de los manuales para la vida sostenible, seguro que porque se están en ello aplicando, es el SIMPLICIDAD RADICAL.

Las ventanas con doble vidrio les aíslan del ruido urbano y les aportan confort térmico, según David nos cuenta contento, ya que al frío le cuesta más entrar y al calor interior marcharse y las vistas son las mismas. Unas jardineras de bajo consumo en agua, las GREENCLASS, comienzan a ofrecer fertilidad primaveral en este invierno que no es casi. Es aquí donde Thaïs nos muestra la linterna más eco del mundo luminoso, led, sin pilas y más durable casi imposible, una NIGHTSTAR rumbera que les ha iluminao el camino en más de un apagón.

Bueno, y no es nada el ambiente artístico durante la visita hasta cuando hemos asomao la cabeza en el laboratorio amoroso y del descanso. Obras de arte más local imposible, Thaïs es virtuosa de varias habilidades artísticas, igual pinta que no veas, igual moldea el barro o igual te deja tieso de gozo cuando te enseña como decora espacios. Pues bien, si el templo más visitado por los humanos, ósea el dormitorio además tiene un despertador solar, o sea alimentado por radiación luminosa natural o artificial, el despertar es seguro más agradable.  Mientras, el agente C venga a sumar buenas prácticas y ahorros de emisiones al reducir consumos de energía, ella nos comenta lo calentita que está desde hace un tiempo, y es que han incorporao la tecnología más sensata dadas las características del lugar, una bomba de calor/frío de Clase A (hay muy pocas con esta clasificación) que consume hasta un 70% menos en invierno que con otras fuentes térmicas eléctricas consiguen estar bien gastando lo mínimo. Ahora están expectantes  para observar durante el veranillo, seguro que caluroso cuanto supone en ahorro esta maravilla técnica.

Lo cierto es que hemos quedao encantaos y agotaos de tanto buen hacer y sumar ecopuntos reductores de CO2 y hemos salío del lugar convencidos de que lo que han hecho el par de escoltas ciudadanos responsables puede replicarse allá donde sea. Que la reducción de emisiones al final no vale mucho evaluarlas cuando con cada elección de consumo y con cada cambio de hábitos ya se dan por sentao que ocurren.

No es por nada, pero Thaïs ha formado parte del equipo creador de la campaña YO SOY LA SOLUCIÓN, y es que amigos, se nota. Cuando se visite la web se puede ver que el piso de Thaïs y David sigue al pie de la letra las recomendaciones para ser menos parte de culpa y más parte de la solución hacia el cambio climático. Los ecoescoltas siguen contribuyendo en su compromiso personal de hacer este mundo un poco más armónico y mejor.

Damos por aprobado con una certificación energética y emocional A+ tirando a otro + (según la rigurosa y genuina tabla de valoración de la Guerrilla Eficiente). Salimos de la rehabilitación, perplejos del buen uso de las tecnologías y el compromiso de los dos ciudadanos de BCN que decidieron hacer las cosas con el corazón, pero también invirtiendo en ecología en su vida.

Otra vez podemos decir, ¡¡ecoeficiente misión cumplida!!
Da fe laica y firma el Comandante A, al mando del comando de la Guerrilla Eficiente dentro de la Operación ¡¡Ahorra Jolín!! y ¡¡Aquí -CO2!!, y al servicio de la Reina Sosteniblidad.

Memoria acciones Guerrilla Eficiente:
0001 / 0002 / 0003 / 0004 / 0005 / 0006 / 0007 / 0008 / 0009



¿Por qué este diario?