You are here

Una semana única (V)





curvaSupTit.gif" border="0">

Una semana única (V)

 
07152004_huelga1
07152004_huelga2
07152004_huelga3

1. Día de dolor solar
2. Desconectando la instalación
3. Comunicado



 


 


10:00 de la mañana y más frescos que unas rosas de las que huelen de lo lindo arribamos a la estación de RENFE de Barcelona Sants. Atrás quedan 800 km, lugares para la vida sosegada y la cultura ambiental, y claro la familia, esa unidad de eficiencia energética tan importante. Ha sido una noche placentera y descansada en el TALGO Tren Hotel, lujo de la movilidad más sostenible y elegante al alcance de cualquiera que intente disfrutar de trasladarse con poca huella ecológica y alto disfrute.

12:00 Me incorporo a una rueda de prensa muy especial. Acababa de comenzar la primera huelga solar de la historia mundial. Sí, lees bien, una huelga en una central de producción de electricidad verde por medio de la limpia energía del Sol.
La primera conexión a la red eléctrica desde una instalación doméstica de un sistema fotovoltaico la realizo la Fundación Tierra allá por el siglo pasado, en el año 1999. Todos unos pioneros, que se sepa.
En el decreto que regulaba esta posibilidad de perfil democrático energético, no todo lo que relucía era oro. Cualquier persona propietaria de un contador eléctrico y posibilidades para instalar un campo solar, podría pasar a la acción directa si era productor de energía renovable, energía verde de verdad. Aquello fue todo un gozo temporal para los visionarios de la economía solar, me incluyo porque viví aquello con mucha emoción pero sin mirar la letra pequeña.

Pero en la Fundación Tierra sí que lo hicieron, aparte de que inaugurara la instalación el alcalde de la ciudad, el Sr. Clos, y que después la comenzaran a visitar miles de personas entusiastas y curiosas. Sin embargo, la acción de la Fundación Tierra era para demostrar que esta posibilidad democrática de enviar energía verde a la red desde una vivienda particular estaba llena de dificultades. Así pues una vez conectados presentaron un contencioso admisnitrativo  alegando que no estaban de acuerdo con algunos de los puntos, sobre todo uno, y es que para ser un activista medioambiental y restituir parte de la energía que consumes desde tu instalación fotovoltaica doméstica te debes, y eso es vigente al día de hoy, registrar y tributar como una empresa generadora de electricidad. Bien, en Alemania acaban de cerrar el programa de los cien mil tejados fotovoltaicos y van a por el de un millón,  aquí da pena contar cuantos tenemos, quizás no lleguen a 100 en 5 años.

La huelga ha comenzado desconectando el  interruptor general de la instalación fotovoltaica, y ha tenido el sufrido gesto de hacerlo, el Secretario General del Movimiento Laico y Progresista, (MLP), Jofre coordinadora que vertebra a las demás entidades cívicas que ocupan el edificio donde se encuentra la instalación.

Ante un nutrido número de periodistas los activistas terrícolas han tapado simbólicamente los paneles solares y el comunicado ha sido colgado en el cuadro de control y dice lo que sigue:

Esta instalación solar fotovoltaica ha dejado de verter energía verde el día 15 de julio de 2004 a la red eléctrica como protesta contra la actual normativa, la cual no facilita que las pequeñas centrales domésticas se pueden conectar sino se inscriben como una actividad industrial.
Reclamamos que la energía solar en el ámbito doméstico sea un derecho para ahorrar energía y que la subvención que otorga el Estado se descuente de la factura del consumo de electricidad.

Si se conseguirá algo con esta excepcional huelga de activista solares, ya lo veremos. De momento las más altas instancias legisladoras de Catalunya y el Estado español tienen en sus manos el comunicado., Se queda a la espera de respuestas. Para conocer al detalle este acto reivindicativo, mirar aquí.

¿Quién dijo que un sueño no se puede hacerse realidad? Si el sentido común supera al sentido económico de control de las élites de la economía energética, la pequeña revolución de la Fundación Terra puede sumarse a las quizás cientos de iniciativas creativas que consigan  soscavar los cimientos de un sistema socioeconómico sucio, injusto, insolidario, jerárquico e insostenible, y abrir los caminos razonables y realmente democráticos para llenar el mundo de millones de instalaciones domésticas de energía renovable que formen junto al mix de otras fuentes limpias de gran envergadura la gran red mundial de energía verde que tanto nos hace falta. Unos pocos pierden, la inmensa mayoría gana, juguemos aunque nos quede poco tiempo para arriesgar la felicidad colectiva.

Pau, observa y se entretiene con cacharros solares y el pokemon en Internet.
Atento a la jugada, el virus solar le va invadiendo y me da una versión muy clara de como ve el futuro de los coches: serán solares y acumularán la energía en baterías para funcionar cuando no hay sol. Ya le comento que eso será complejo técnicamente pero considero al zagal todo un experto, quizás se deba a un coche solar educativo que recibió en su momento.

La prensa se ha marchado con imágenes y declaraciones, veremos que resultado e interés genera la iniciativa. Espero que esta huelga solar no dure mucho y pronto haya una solución para entregar energía limpia doméstica sin necesidad del papeleo de una central nuclear. Para activistas de la sostenibilidad tener su instalación solar fuera de uso no es nada agradable, es un acto triste, pero necesario. Ya nos contarán.

Si el día os parece intenso todavía os falta saber que por ser parte de los 7 ciclistas rotorizados me he tenido que desplazar a una reunión de compromiso donde se intercambiaban las experiencias y visiones sobre la marcha del proyecto BCN + B con Rotor. Hoy si que voy a dormir como una marmota.


¿Porqué éste diario?