You are here

Visita con ecovisiones





curvaSupTit.gif" border=0>

Visita con ecovisiones

 
05032004_bio1
05032004_bio2
05032004_bio3
05032004_bio4
03052004_bio5

1.- Cerveza bio hecha en las cercanías
2.- Agua con oxigeno, ¡¡de los Alpes¡¡
3.- El stand de Sojamatic "factory"
4.- Un altar en honor a la bici
5.- Comida bio, rica, rica

 

 

Las ferias son para lo que son, conocer cosas nuevas, al igual que gentes y ver en poco espacio y en el mismo momento un montón de la oferta del sector eje del evento. Desde el viernes hasta hoy lunes se ha celebrado en el Palau Sant Jordi, la 11ª edición en Barcelona de Biocultura, Feria de las Alternativas y el Consumo Responsable.

La propuesta básica de este necesario espacio de encuentro es la promoción del consumo y del uso de productos biológicos y ecológicos, como alternativa para remediar los desastres ambientales y ayudar a resolver la crisis alimentaria que padecemos en nuestro planeta.

Esta feria, de forma habitual, esta constituida por dos espacios delimitados y distintos aunque unidos por similares valores de la ecocultura. Por una lado el sector alimentación ecológica, biológica, orgánica, saludable, llámale como más te guste. Por otro lado todo lo vinculado al activismo social y ambiental (ONGs, fundaciones, colectivos..) junto a las tecnologías más sostenibles, la bioconstrucción, las energías renovables, la salud del hábitat y espacios para la artesanía y publicaciones del sector. Y bueno, Biocultura también se distingue por el número de conferencias y talleres que en ella se imparten. No hay ser humano que pueda con todos ellos, hay tantos y solapados, que puedes llegar a estresarte dependiendo de tu necesidad de nutrición en temas alternativos.

Y mira por donde he tenido el gusto y la posibilidad de andar por ella como visitante observador, curioso, indagador y contento de ver como el sector de la alimentación saludable va penetrando enlos mismos cauces comerciales que la alimentación industrial que nutre a las mayorías. Este es el sector más importante de BioCultura, que va afianzando una vasta gama de productos y propuestas para la vida diaria. Productos todos ellos obtenidos con métodos ecológicos, sin presencia de sustancias químico-sintéticas.

Lo bueno y más sabroso de este tipo de eventos es que mientras paseas, te informas y ojeas, puedes ir probando una amplia gama de sabores. Y ya te digo que con algo de habilidad te disfrutas un desayuno estupendo lleno de curiosiades nutritivas con postres incluidos. Y es que lo mejor es probar para poder opinar con propiedad, vamos, digo yo.
OpciNatura, una nueva cerveza eco de elaboración artesanal, se ha presentado en sociedad. Al lado estaban unas ecopatatas fritas chips. Certifico a los amigos la buena calidad de ambos aperitivos. Unos stands más allá me he extasiado con una cata de tofu (el queso de soja) y de seitán (una proteína vegetal procedente del trigo y que si no te percatas te pasa como carne suave) de la marca Zuaitzo. Vaya, alimentos excepcionales elaborados con especias, insuperables.

Vegetalia, destaca por ser el fruto del gran trabajo de su creador y colaboradores. Un esfuerzo que se almacena dentro de una masia catalana, convertida en obrador de nutrición vegetal sana: seitán, tofu, tempe, galletas, y otros preparados. Los campos de trigo de sus alimentos están al lado. Ya pasan de producir 1000 kg al día de proteinas vegetales. Sus hamburguesas vegetales son de culto.

En la ruta, un empacho con patés, mermeladas, panes, licuados, y hasta regaliz. Y quizás un par de miles más de productos a la vista. Hasta jamones se pueden encontrar procedentes de cerdos bien cuidados y criados desde la ganadería ecológica.

Ahora, cuando me he encontrado con una botella de agua, que parecía de colonia y llamada Oxygizer, me he quedao parado. Y cuando he visto de donde venia, los Alpes del Tirol, he pensado rápidamente en la huella ecológica. Si va también como dicen para el rendimiento físico, espero que se apliquen aquí para meterle oxigeno a las aguas más cercanas, que agua y oxigeno tenemos en casi todos los lugares.

En el stand de Sojamatic me han solucionado todas las dudas referente a mi factoría solar de licuados vegetales utilizando la máquina que ofrecen y mi cocina solar. Les he contado mis aventuras introduciendo agua caliente solar y el ahorro de energía que esto genera. Y es que un licuado solar de soja, vamos, ...que más no se puede pedir.

En el stand de Luz de Vida, me han obsequiado con una cata de ecopizza precongelada cuatro quesos (todavía ahora no recuerdo un sabor y texturas tan seductoras), una ecocerveza de tierras del norte europeo y un helado, todo sacado desde la agricultura ecológica. El sector espabila, vamos, que ya hay de todo como en la oferta convencional.

Durante la semana se esta celebrando en diferentes restaurantes de la ciudad la 1ª Semana de la Gastronomía Biológica. Dentro de la feria un stand dedicado a la elaboración de platos para catas, no paraba de producir ricas combinaciones.
En el sector más tecnológico me ha llamado la atención un filtro de ducha, que bueno, no se puede pedir más: elimina el cloro y energetiza el agua.

En el stand de Biohabitat, bueno, aquello marca estilo. Pocos productos pero cada uno arrollador en lo que se refiere a los cambios de hábitos para una vida más sostenible. Cocinas solares, ahorradores de agua, linternas sin pilas, libros vitales, composteros buenos, bonitos y baratos. Y es que el Práctico Biohabitat, causa impacto.

Al lado he dejado mi bici Dahon con los ya comentados Rotor y el sillín Duopower, todo por la salud a pedales, al menos para los usuarios como yo que me cuelo en todos lados con mi adorable compañera plegable de rutas urbanas.

Ramiro Pintores, no dudan en emplear las pinturas de la química natural para embellecer paredes sin riesgos tóxicos. Casa Ecológica ofrecía los tratamientos y pinturas directamente a profesionales y a los hábiles de haztelo tu mismo. Klau Sistemes, dedicada a instalaciones sostenibles, me han parecido interesante, gente joven y profesional que se ofrecen para realizar cualquier instalación domestica con los criterios y los materiales más sostenibles al abasto.

El sector dedicado a los nuevos ciudadanos, los bebes y más pequeños, va en aumento. Se agradece que Bebés Ecológicos, El Osito Feliz y ahora los nuevos Ecopeques, se empeñen en que desde el principio las nuevas generaciones se impregnen de ecología, tejidos saludables y artefactos prácticos y creativos.

Y mucho más, con sólo BioCultura podría llenar varias páginas. Aunque hay algo distinguible y quizás lo más importante entre tanta oferta material: sus gentes. Las personas, los proyectos y las ideas que vistas todas en un mismo espacio emocionan tanto, que uno piensa que es más fácil de lo previsto resideñar el mundo.

 


¿Porqué éste diario?