You are here

Al cole en bici




Al cole en bici




1. Aunque poco conocidas, las sillitas delanteras tienen muchas ventajas para moverse con los pequeños/as.
2. Típica sillita sobre el portaequipajes trasero para bicicleta.


Ingeniosa utilidad para llevar niños/as en una bicicleta plegable Brompton.




1. Kangaroo de Winther, el triciclo de diseño para llevar los niños/as al cole.
2. Cigar Familiar de Nihola, el triciclo por antonomasia para llevar niños/as y carga.




1. El concepto de 3 en uno de Triobike para llevar niños/as en bicicleta. Un diseño revolucionario para una movilidad urbana sin CO2.
2. Campaña de la Fundación Tierra para promover el uso de la bicicleta para llevar niños/as al cole sin CO2.jord


Llevar a los niños al cole en bicicleta no es sólo una opción ecológica. Es también un sistema que contribuye a educar futuros ciudadanos en pro de un transporte limpio y sin emisiones con efecto invernadero. Las soluciones existentes abren diferentes opciones y cabe esperar que nuestro país que supera en más de un 45 % las emisiones con efecto invernadero a la atmósfera previstas por el Protocolo de Kioto adopte medidas que faciliten la pacificación del tráfico en las ciudades y anime al transporte escolar en las ciudades en bicicleta. 

A partir de los 9 meses de edad, ya podemos llevar a nuestro bebé con bicicleta pero siempre que pueda mantenerse sentado con estabilidad y teniendo en cuenta las medidas necesarias de seguridad de cada una de las opciones. En el mercado existen diversas soluciones para que la bicicleta sea un buen vehículo para llevar a la guardería infantil o al colegio a los niños pequeños. Recordemos que el acompañamiento de los niños al cole es una de las actividades que más atascos provoca a primera hora y de vuelta a casa hacia las 5 de la tarde en las ciudades. El acompañamiento en coche nos puede dar la sensación que es la mejor forma de evitar que los pequeños sean víctimas de un accidente de tráfico por despiste u otras causas. No hay duda que hasta cierta edad precisan de ser acompañados y ahí es donde la bicicleta es una opción más segura y más ecológica que el coche para llevarlos a la guardería infantil o al cole.

Nuestro país, que ofrece un clima ideal para ir en bicicleta y la mayor parte de las ciudades están sobre terrenos más o menos llanos, resulta insólito que el transporte de niños en bicicleta sea tan poco considerado e incluso en la mente de muchos como un peligro. Sin duda hay que cambiar estos tópicos puesto que la situación climática global y en concreto la insolidaridad española con el efecto invernadero debería permitir el despegue de esta modalidad de transporte familiar.


Sillitas delanteras y traseras
Las sillitas son uno de los accesorios que permiten convertir la bicicleta en un buen vehículo para el transporte escolar familiar. Las diferentes soluciones del mercado varían según las necesidades y convicciones de los padres. La opción más extendida como accesorio para la bicicleta es la sillita trasera anclada sobre el portabultos. El casco es obligatorio cuando se lleva niños en sillitas. Son varias las empresas que fabrican cascos para niños pero no todas ellas ofrecen modelos homologados (CE, Snell, ANSI), por tanto, es bueno comprobar este dato antes de adquirir uno.

La opción menos conocida son las sillas infantiles delanteras aptas para niños de entre +/- 6 meses a +/- 3 años (en otras palabras hasta un máximo de 15-17 kg, aunque la homologación de norma DIN es hasta 15 kg). En esta opción la sillita se coloca directamente en el manillar de su bicicleta o por medio del adaptador (incluido). Aunque también existen algunas que se anclan a la barra del cuadro, entre sillín y manillar. La ventaja de este sistema es que los padres tienen en todo momento el pequeño a la vista. El inconveniente es que limita nuestra capacidad de movimiento y/o de giro, sobre todo en bicicletas que no permiten una posición erguida, los manillares son estrechos y no suficientemente anchos. Para la máxima comodidad y seguridad estas sillitas delanteras tienen cinturón de seguridad y protectores de pie, todo ajustable para que se adapten al crecimiento. Para prevenir un golpe en caso de un frenazo brusco la silla está dotada de un "volante flexible" que evita que su hijo golpee con el manillar. También se da como opción un protector contra el viento. En España se distribuyen las GMG directamente del fabricante holandés. Sin embargo, entre las más conocidas y distribuidas están las del fabricante Bellelli el cual también fabrica sillas traseras.

Las sillas traseras son las más extendidas. Algo importante al escoger el tipo de sillita trasera es que debe disponer del cinturón de seguridad y de un respaldo lo suficientemente alto como para brindar soporte a la cabeza del niño así como reposapiés y protección lateral que eviten contratiempos ante los ladeos. Las protecciones básicas de una sillita para bicicletas es que su diseño debe evitar que pueda tocar ni las ruedas ni chocar contra objetos exteriores que pueda dar. A su vez, la posición retrasada de los estribos de los pies evita que estos puedan llegar a contactar con los pedales. Los estribos deben ser fáciles de graduar y resistentes, ya que deben permitir que el bebé pueda ponerse incluso de pie y no cedan. Es también recomendable que el asiento incluya también elementos reflectantes en la parte posterior así como una dispositivo para fijar una luz de forma opcional. La posición trasera no nos da visibilidad sobre lo que hace el niño o niña por lo que es importante que vaya bien atado y con casco. La silla debe ser instalada por una persona experimentada de la tienda de bicicletas.en este caso, las sillitas traseras, La homologación es hasta 22 Kg, si la sillita va anclada sobre el portaequipajes, aunque las hay que se homologan para 25 kg. En general, cualquier sillita homologada por TUV o bajo la norma DIN cumple con estos estándares de seguridad que hemos mencionado.

Recomendaciones importantes cuando se llevan sillitas ya sea delante o atrás es que la bicicleta tenga un buen caballete para que no se pueda caer la bici al apearnos de la misma. Nosotros recomendamos caballete central de doble pie y un muelle estabilizador, esto permite que la bicicleta se mantenga sola de pie sin que se gire el manillar, y de esta manera colocar y sacar al niño sin pensar en la bicicleta, Aunque lo aconsejable es que mientras uno aguante la bicicleta, otra persona coloque o baje al pequeño/a.  También es importante tener en cuenta que los cinturones deben utilizarse adecuadamente y nunca se debe dejar al niño sólo con el cinturón puesto, ya que la bicicleta podría volcarse y caer sobre él.

Cuando se circula con una sillita es importante recordar que la capacidad de maniobrar se reduce debido al peso adicional que llevamos y que un movimiento brusco del niño puede afectarnos a nuestro equilibrio. El peso del niño transportado en una silla varía la frenada y el equilibrio del ciclista. La conducción de la bicicleta llevando sillita precisa, por tanto, de una maniobrabilidad más dulce tanto en las frenadas como en los giros.

El Reglamento General de Circulación vigente permite el transporte de niños en una sillita homologada en la bicicleta hasta los 7 años.


Niños/as y bicicletas plegables
Las bicicletas plegables también pueden llevar sillas para niños si la rueda es de 20 pulgadas. Para bicicletas de ruedas más pequeñas la opción de la sillita aunque posible en algunos casos no es recomendable por la escasa estabilidad. Algunos forofos de la bicicleta plegable han desarrollado soluciones para poder llevar a un niño/a en su plegable. Este es el caso de la solución para las bicicletas Brompton desarrollada por ITChair que, aunque no está homologado, es el resultado de que tras estas bicicletas hay un importante número de usuarios pero también de entusiastas para los que esta mítica bicicleta plegable es más que un vehículo de transporte urbano.

Triciclos para transportar niños/as
Estas bicicletas son esencialmente una respuesta a poder llevar más de un niño en bicicleta. La solución está muy extendida en los países nórdicos y es casi excepcional en nuestro país. Lógicamente no son bicicletas baratas y además necesitan algo más de espacio para guardarlas. Cuando no se usan ya para el transporte de niños pueden ser útiles para el transporte de la compra, bultos, etc.

Los triciclos todos ellos incorporan la plataforma sobre la cual va el carrito delante. La bicicleta con carro de transporte delantero debe estar dotada de una tecnología sofisticada en lo que respecta a la dirección. Otro aspecto clave en las bicicletas de transporte de calidad para transportar niños es que la plataforma de soporte se mueve con la dirección. En algunas marcas, además las ruedas se mueven independientemente igual que en un coche lo que le da más maniobrabilidad al triciclo. En contrapartida sobre el espacio central de carga hay algo menos de espacio. Esta es la opción del fabricante danés Nihola con su modelo Cigar Familiar equipado con 5 -7 velocidades de cambio interno, freno de estacionamiento en las ruedas delanteras y que indiscutiblemente es líder en este mercado. Este fabricante también ofrece una versión para transportar hasta 6 niños.

Sin embargo, el “Mercedes” de los triciclos para el transporte de niños tanto por su diseño y equipamiento como elevada calidad es el Kangaroo de la empresa danesa Winther. El marco de toda la estructura se construye de aluminio 7005 lo que le confiere un peso adecuado al conjunto (39 kg) y una alta resistente. El sistema de conducción es muy suave porqué incorpora suspensión independiente en las ruedas delanteras lo que reduce al mínimo la fricción del balanceo. Este triciclo además se equipa con cambio interno de 5 o 7 velocidades y con frenos hidráulicos de gran alcance en las ruedas delanteras a la vez que un freno de contrapedal en las ruedas traseras. También dispone de un freno de estacionamiento en las ruedas delanteras. La concha de carga es amplia y permite llevar de forma muy cómoda a dos niños de hasta 1,5 m de altura. Está homologada para llevar hasta 100 kg, pero hay que advertir que más allá de los 60 kg de una pareja de niños/as en la concha de carga requiere de una buena forma física por parte de los padres. Como accesorio dispone de una sillita para bebés de más de 9 meses y hasta 9 kg para colocar dentro de la estructura carenada.

Coche para bebés sobre bicicleta


El concepto más revolucionario en el transporte para niños es el que ha desarrollado la empresa también danesa Triobike. Este producto en realidad se compone de un carrito para el transporte de niños independiente y de una bicicleta diseñada para que en menos de 20 segundos se acople al carrito y el conjunto se convierta en un triciclo para transportar niños (un 3 en 1 revolucionario). La solución de Triobike tiene como extrema utilidad que los progenitores pueden llevar a los hijos a la escuela en bicicleta sin contaminar pero con la ventaja que tras dejarlos en la misma pueden desmontar el carro y dejarlo aparcado en la escuela como cualquier otro cochecito para recogerlo al regreso y de esta forma uno puede irse al trabajo o a sus menesteres con una bicicleta convencional equipada con un cambio de 7 marchas. La solución de este invento se basa en un soporte patentado que acopla el carrito a la bicicleta tras quitarle a esta la rueda delantera en un santiamén. El carrito ha sido diseñado igualmente para que pueda ser arrastrado como un cochecito para niños sin necesidad de la bicicleta. La concha o cochecito es amplio, confortable, y cumple con las más estrictas medidas de seguridad. Dispone como accesorio de capota para casos de lluvia. La concha de carga al ser espaciosa y cómoda permite que los pequeños puedan tener una visión frontal como en los triciclos convencionales. La opción del conjunto es algo más cara que un triciclo convencional, pero Triobike en realidad son tres elementos en uno. Es precisamente esta multi tarea que ofrece la solución de Triobike lo que la convierte en la mejor opción para transportar niños/as y, lógicamente,  mucho mejor que los coches familiares a los que alargan la carrocería para compaginar la carga de bultos y pasajeros según convenga pero que no pueden reducirse de tamaño en el garaje como sucede con Triobike una vez desmontada en bicicleta + cochecito. El invento de Triobike está poco divulgado, pero la Fundación Tierra ha adquirido un conjunto para llevar a cabo una campaña para promocionar que los niños/as sean llevados en bicicleta al cole por sus familias.

Remolques o carritos (trailers)
Los remolques y semirremolques para transportar niños/as en contra de lo que ocurre en toda Europa están legalmente prohibidos en España. De todas maneras, las organizaciones ciclistas como CONBICI están librando una batalla legal para que nuestro país no sea una isla que impida el uso de carritos para llevar niños como alternativa al coche. Los carros para llevar niños que se venden actualmente están destinados más bien al ocio y para circular fuera de las carreteras oficiales. Tienen un buen nivel de seguridad y permiten que el niño vaya menos rígido que en la sillita.

Fabricantes de bicicletas para transportar niños o accesorios:
Triobike
Winther - Kangaroo
Nihola   
Bakkfiets  
Deredding
Onderwaterfiets



Espaibici colabora en esta sección