You are here

Citroen, vehículos eléctricos: berlingo y saxo




 

Citroën, vehículos eléctricos: Berlingo y Saxo


Furgoneta Berlingo eléctrica de Citroën


Saxo eléctrico, coche utilitario fabricado por Citroën






Septiembre, 2003. La Berlingo eléctrica como furgoneta y el Saxo eléctrico como utilitario fueron desarrollados por el fabricante de automóviles francés Citroën como respuesta al impulso que algunas ciudades francesas intentan dar a la movilidad sostenible.  

La furgoneta Berlingo eléctrico posee un motor eléctrico de corriente continua y excitación independiente, con una potencia nominal de 15,5 kW, potencia máxima de 28 kW de 1.600 a 5.500 r.p.m., por máximo de 180 Nm de 0 a 1.600 r.p.m., 4 cv de potencia fiscal y refrigerado por aire impulsado.

Alcanza una velocidad máxima de 95 km/h, acelera de 0 a 50 km/h en 8,4 segundos y posee una autonomía de 95 km en ciclo CEN. La tensión nominal es de 162 V gracias a 27 monobloques de cadmio-níquel de 6 V-100 Ah, recargables mediante conexión a la red doméstica de 220 V–16 A, en un tiempo máximo de 9 horas, y la posibilidad de realizar una carga rápida (20 km de autonomía por cada 10 minutos de carga).

Sus dimensiones son 4,108 x 1,719 1,801 m, disponiendo de un volumen útil de 3 m3 y plazas para 2 pasajeros. El peso en vacío es de 1.466 kg y puede transportar una carga útil de 500 kg. Su precio no era nada competitivo (en noviembre de 2002 era de unos 28.000 euros, incluyendo un IVA del 16 % y el impuesto de matriculación del 12 %). En España fue distribuido hasta finales del 2003 en un único punto de venta.

El Citroën Saxo Eléctrico, por su parte es un coche utilitario para vivir de forma diferente la movilidad urbana. Tiene una potencia máxima de 20 kW de 1.600 a 5.500 rpm que le permite una autonomía de 75 km y 91 km/h de velocidad máxima. La aceleración entre 0 y 50 km/h es tan sólo de 8,3 segundos.

Es un vehículo silencioso por lo que viene equipado con un repetidor sonoro pexterior accionado por un pulsador para anunciar su presencia a peatones y ciclistas. Disponible en versión de 3 puertas con 4 plazas.

La carga se efectúa con toda sencillez con una toma de corriente de 220 voltios (16 A) con un tiempo de recarga de 7 horas. Dispone de un recuperador de frenada que convierte esta acción en un generador de energía que se almacena en las 20 baterías monobloques de Níquel Cadmio de 6 V -100 A montados en serie repartidos entre las partes delantera y trasera del coche. Se calcula que la vida útil de estas baterías es de unos 100.000 km. Tenía un precio matriculado de aproximadamente unos 28.300 euros (PVP del año 2002). Tampoco se distribuye en España a partir de finales del 2003.