You are here

Deportivos eléctricos de altas prestaciones




 

Deportivos eléctricos de altas prestaciones


Un deportivo eléctrico del que sólo hay 3 unidades en todo el mundo


El Tesla Roadster, un coche eléctrico para la jetset americana.


Un bólido eléctrico de alta aceleración


El Venturi Fetish, sólo para "reyes ecológistas".


El Eliica, un coche eléctrico con 8 ruedas motores.



Julio, 2007. Se podría pensar que los vehículos eléctricos no disponen de las posibilidades para competir con los bólidos con motores térmicos. Un tópico que no tiene base, si consideramos que hoy por hoy en tierra, la máxima velocidad ha sido alcanzado por sistemas de transporte eléctricos convencionales (trenes de alta velocidad). California ha sido la cuna de muchos proyectos para avanzar en el impulso definitivo de los vehículos eléctricos. Ha habido fracasos, como el famoso EV1, pero continúan habiendo empresas comprometidas.

El tzero Li de AC Propulsion
Este es el caso de AC Propulsion Inc. una corporación de California fundada en 1992 para investigar, fabricar, y licenciar componente para la impulsión de vehículos eléctrico. Esta empresa ha estado en la vanguardia de vehículos experimentales de altas prestaciones. Entre estos destaca el autodeportivo tzero presentado en 1997. El tzero Li incorpora tecnología eléctrica de gran eficiencia que permite que un deportivo de dos plazas alcance de 0 a 100 km en 3,6 segundos con una autonomía de hasta 500 km.  

El tzero no está a la venta. Se desarrolló como un concept-car para demostrar que era posible desarrollar coches rápidos, eficientes y eléctricos. AC Propulsion construyó tres tzero del prototipo, pretendía ponerlo a la venta a mediados del 2003. Pero el plan de fabricación no se concretó.  Todavía  la fecha actual estos tres tzero funcionan y continúan encantando a los que los los conducen y se ofrecen a realizar demostraciones públicas en los diferentes show motors. . De todas maneras, el tzero Li ha dejado una buena estela ya que ha sido la base para el desarrollo de otro coche deportivo que sí va a comercializarse, el Tesla.


El Tesla Roadster
El Tesla Roadster acelera de 0 a 100 km en 4 segundos y una autonomía de  350 km con una sola carga de baterías. Tesla Motors mantiene que el Roadster estará disponible para la venta en los mercados selectos de Estados Unidos a partir del verano 2008 con una red comercial en (California, Chicago, New York, y Florida) con un precio base de unos 98.000 dólares (hay que avanzar entre 30 y 50 mil dólares de preserva). Los motores de Tesla son bajo licencia AC Propulsión.

Una de las claves tecnológicas del Tesla Roadster es la gestión energética de las baterías pero también el frenado regenerativo que convierte la energía cinética del vehículo en la energía química que se almacena en la batería. Así, las cosas hay que recordar que la eficacia de la conversión de la energía de la batería sobre la transmisión de la rueda es bastante buena (hasta del 80%). Unos algoritmos avanzados en el regulador del motor le dan el control completo del esfuerzo de torsión del motor para regular la frenada regeneradora.

Los creadores del Tesla Roadster defienden precisamente esta alta eficiencia de su motorización. En este sentido advierten que si uno pretende un coche de alta aceleración se a a encontrar que a parte de pagar cifras de alrededor 250.000 euros, como es el caso del Lamborghini Murcielago, el consumo es combustible no permite más de 10 km/litro, mientras que en el Tesla Roadster se consiguen nada menos que 54 km/litro contra. Además, mientras un vehículo con motor de explosión necesita revisiones periódicas cada 10.000 km, la empresa considera que bastará una revisión a los 160.000 km de neumáticos y frenos, aunque recomiendan una revisión preventiva cada 30.000 km o una vez al año. Otro aspecto interesante es la capacidad de carga de las baterías. Las baterías de Ion Litio que incorpora están preparadas para 500 ciclos de carga/descarga que asumiendo una media de 350 km de autonomía en conducción equilibrada puede permitir los 150.000 km sin problema. Cabe mencionar que las bterías de ión litio que incorpora son las mismas que se utilizan para alimentar los portátiles (las conocidas 18650, porque miden 18 mm de diámetro y 65 mm de altura)  pero interconectadas. Así el Tesla incorpora un pak de 6.800 baterías 18650 con un peso de 450 kg que aportan  375 voltios y almacenan 56 kWh capaces de aportar 200 kW de potencia. Aunque teniendo en cuenta que estas baterías pueden necesitar ser recargarse cuando el ciclo no esté completo, lo razonable sería pensar con una vida media para unos 100.000 km.

Wrightspeed X1 el bólido y la moto Killacycle
Finalmente, para que el que dude de las bondades de los motores eléctricos podríamos ver el prototipo montado sobre un chasis de carreras  Wrightspeed X1 el cual toma la motorización de AC Propulsión y una carrocería de bólido fabricada por una empresa líder de la Fórmula 1, la Ariel Motor Company. Este prototipo acelera de 0 a 100km/h en 2.9 seg, tendría una autonomía de 200 y una velocidad de 180 kmh (limitada electrónicamente) …En esta misma línea cabe mencionar la KillaCycle, una moto diseñada por Bill Dube y fabricada por la empresa A123Systems que ha ostenta  el récord del mundo de aceleración, de 0 a 100 km/h en 1,5 segundos ya que dispone de un sistema de baterías que le permite rendir 350 CV de potencia.

Venturi Fetish
En Europa Tesla no tiene intención de adentrarse. Sin embargo, la empresa monguesca Venturi ofrece también su Roadster exclusivo: el Fetish. Se trata de un vehículo deportivo eléctrico de 980 kg de peso realizado en fibra de carbono del que se fabricarán sólo 25 unidades y que alcanzará un precio de 297.000 euros. Tendrá una aceleración de 0 a 100km/h de 4.5 seg y 250 km de autonomía), Va equipado con un motor de 180 kW y 31 módulos de baterías de Ion Litio LIV-7 que pesan tan sólo 248 kg pero con capacidad para 2.000 ciclos de carga media y recorrer 250.000 km con un buena performance y capaz de alcanzar los 160 kmh. Está claro que no es más que una boutade, pero a veces son precisamente estas excentricidades las que permiten dar saltos tecnológicos para continuar avanzando en la movilidad con emisiones cero locales.

Eliico, el vehículo de 8 ruedas motorizadas.
Presentado por primera vez en el 2005, el Eliico acrónimo de Electric Lithium-Ion battery Car, es un vehículo de laboratorio salido del ingenio de Hiroshi Shimizu de la universidad japonesa de  Keio. La curiosidad de este concept car está en que dispone de 8 ruedas cada una de ellas equipada con un motor independiente aunque sincronizado de 60 kW. En cierto sentido es el mismo concepto que los bogies ferroviarios. La idea es que elimina muchas partes mecánicas relacionadas con la transmisión y aumenta su eficiencia al estar los motores accionando directamente sobre las ruedas. El motor, la caja de cambio, el cojinete de la rueda, y el sistema de frenos se integra en una sola unidad, y el adaptador de la suspensión se une a la cubierta externa del motor. En este vehículo se conducen las 8 ruedas a la vez de una forma muy sencilla en cualquier tipo de terreno.
Entre las bondades de este vehículo señalan que ostenta el récord de velocidad y que alcanzó los 370 km/h y acelera de 0 a 100 en 4 segundos. En su contra están su excesiva longitud: 5 metros y su peso, unos 2.400 kg. Sin embargo, para muchos japoneses constituye el símbolo del coche familiar del futuro, no contaminante y silencioso.

Que no se imponga la velocidad sino la eficiencia
Está claro que creemos que ni la velocidad ni el lujo deben guiar a la futura movilidad eléctrica y sería francamente lamentable que se tomara el mismo camino que en los coches con motores térmicos. La realidad de los coches convencionales es que a mayor desarrollo tecnológico más consumo y más “ilegales” respecto a la velocidad permitida. De todos estos modelos superexclusivos en los que se ha volcado la mejor tecnología deberíamos aprender para que la eficiencia en las baterías se incremente y se puedan fabricar coches eléctricos utilitarios capaces de competir con los de motor térmico. En cualquier caso, estos ejempos aquí descritos demuestran que si qusiéramos, el futuro podría ser ya presente.