You are here

El twike, triciclo electrico




 

Twike, triciclo eléctrico


El Twike, un vehículo con una estética singular


Cabina donde se aprecia el sistema de pedaleo con el que asistir al motor eléctrico.


La cabina del Twike parece inspirada en la de una avioneta


El Twike dejó de fabricarse pero es una leyenda en los vehículos eléctricos.


Septiembre, 2003.   El Twike es un vehículo híbrido que combina la tecnología de las bicicletas reclinadas con un motor eléctrico. Fue presentado en la Feria de Vehículos Innovadoras de Vancouver de 1986, aunque tuvieron que pasar unos 10 años para que el Twike fuera puesto en el mercado en 1996. Es un vehículo urbano para transportar dos pasajeros (unos 170 kg) que tiene un peso de unos 250 kg (sin las baterías) y es capaz de alcanzar los 85 km/h. Para ello dispone de un motor eléctrico asíncrono de 3 kW que ayuda al sistema de pedaleo y que permite la recuperación de energía en el frenado. Se han vendido más de 500 unidades entre Suiza, Alemania, Canadá. En 1998 diversos de estos vehículos participaron en el Twike Challenge 98 que consistió en recorrer los 10.000 km que separan el trayecto de ida y vuelta entre Berna (Suiza) y el Cabo Norte (Noruega) con un gasto energético mínimo de unos 5 kwh por 100 kilómetros recorridos.

El chasis es de aluminio y la carrocería de fibra de carbono (Luran®S) mide de largo 2650 mm, una altura de 1200 mm y un ancho de 1200 mm. El sistema de baterías va controlado por un ordenador que analiza la temperatura y estado de la carga. Los expertos consideran que este control de las baterías es el en el que se ha inspirado el Toyota Prius en su motor híbrido. El pack de baterías a plena carga de cada unidad es de 405 volts (V). El sistema convertidor eléctrico de corriente continua a alterna (inversor) es de 5 Kilowatt (KW) y se puede cargar en unas 2 horas en un enfuche convencional con una corriente de 10 Ah.

El Twike, puede considerarse un coche eléctrico que combinaba la fuerza de un motor eléctrico con pedales y cuya principal característica es que la dirección se controlaba con una pequeña palanca en el centro del puesto de conducción como si se tratara de un joystick. Esta es una idea que la marca Mercedes ha introducido en algunos de sus prototipos. Este vehículo suizo de diseño se venden, actualmente, de segunda mano por un precio que oscila entre los 10.000 euros y los 18.000 euros.
Dos ruedan en la parte posterior y una rueda adentro el frente caracterizan este vehículo que va cubierto con su carcasa plástica. La transmisión, las baterías, y el motor va dispuesto en la parte trasera del vehículo. Como vehículo híbrido uno tiene que ir equipado para resguardarse del frío, aunque con el esfuerzo del pedaleo se obtiene suficiente energía para incluso a bajas temperaturas no pasar frío. Además la carrocería protege de las inclemencias del tiempo y el viento.

Existen diversas asociaciones y clubs tanto en Suiza, Alemania como Canadá que ofrecen desde tours hasta la venta de unidades de twike y que recopilan los recursos existentes en la red sobre este vehículo.