You are here

Sunrace




 

Sun Race, coches solares, vehículos ultra ligeros, vehículos híbridos 



Final de la Sun Race en Sydney (Australia)


El primer vehículo solar Español, el Despertaferro, que participó en la Sun Race del 2000


La Sun Race es una carrera de demostración de otro tipo de movilidad





Sun Race es una carrera anual que se celebra entre las ciudades de Adelaida y Sydney vía Camberra y Melbourne de unos 2.300 km diseñada para poner a prueba nuevas tecnologías en vehículos solares. La competición tiene 8 etapas de 300 km en un programa de 11 días en los cuales la habilidad de los participantes y la resistencia de sus vehículos constituyen un espectáculo que atraviesa 4 capitales del sur de Australia pobladas por 10 millones de habitantes.

La Sun Race se ha convertido en un forum de iniciativas, inspiración e innovación protagonizado por equipos humanos multidisciplinares aficionados a la movilidad con energía solar. Este espectáculo de energía solar fue fundado en 1997 y actualmente es seguido a través de la televisión por unos 200 millones de espectadores en todo el mundo.

A diferencia de otras carreras solares como la World Solar Challenge, la Sun Race está más orientada a ser una carrera más amigable que competitiva y más divulgativa que tecnológica. De todas maneras, algunos de los vehículos electrosolares participantes han llegado a superar la media de los 100 km/h.
Participación española en el 2000

En la edición del año 2000 un equipo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Barcelona, patrocinado por la empresa Lease Plan y  con paneles fotovoltaicos de la empresa española ISOFOTON, construyó un vehículo solar de competición bautizado con el nombre de Despertaferro. Oficialmente fue presentado por vez primera el 20 de diciembre de 1999 en Barcelona.El proyecto lo realizó el Equip Mediterrani de la U.P.C., contando con la colaboración de Censolar y de otras empresas e instituciones.
Este vehículo, que costó alrededor de 125.000 euros, fue el trabajo de fin de carrera de un grupo de estudiantes de Ingeniería Industrial. El Despertaferro fue diseñado siguiendo las estrictas normativas australianas de competición para vehículos solares. Con sus 6 m de longitud y 8 m2 de placas solares conseguía una potencia de 5,5 kW y una velocidad máxima de 105 km/h. A lo largo de la carrera, el Despertaferro rodando sobre tres ruedas los 240 kg de peso del propio vehículo mantuvo una velocidad media de más de 50 km/h. El Equip Mediterrani, como se hicieron llamar este grupo de estudiantes, quedó en sexta posición de un total de 11 participantes al finalizar las 6 etapas que cubrían 1.890 km en aquella edición. Hoy este vehículo forma parte de la colección de medios de transporte del Museu de la Ciencia y la Técnica de Terrassa (Barcelona).