You are here

Think city




 

Think City


Think car, un vehículo eléctrico de calidad presentado el otono de 1998


Think car 2002 fue la última generación que se vendió.


El Think car vehículo eléctrico de 3 puertas que se vendió en 14 países





El Think City se trata de un vehículo de 3 m de longitud y un peso de 940 kg incluidas las baterías. El peso máximo desplazable és de 190 kg que equivale a unas dos personas. El motor eléctrico de 30 kW es asíncorono y refrigerado por agua está alimentado por baterías de niquel-cadmio permite una velocidad máxima de 90 km/h y una autonomía de 85 km. Tiene un volúmen útil de 12,4 pies cúbicos gracias a que el motor va montado sobre el eje delanterolo que permite emplear este vehículo con la doble finalidad de coche de ciudad y a la vez de pequeña furgoneta para entrega de paquetería gracias al diseño de su portón trasero para un maletero de 350 litros de capacidad. La estructura es de aluminio y la carrocería es de un plástico especial (no necesita ser pintado) que soporta las extremas condiciones de seguridad que se imponen a los vehículos en Estados Unidos.
Las baterías de NiCd se recargan en unos 5 -6 horas con una corriente de 220 V entre 10 y 16 amperios
El Think City es un vehículo eléctrico diseñado en Noruega y certificado para su circulación en Europa que se empezó a comercializar a finales del año 1998. Posteriormente, Ford adquirió la compañía Pivco Industries en Aurskog (Noruega) hacia finales de 1999. A mediados del 2002 Ford decidió no importar este vehículo a los Estados Unidos para el programa de vehículos de Emisión Cero, con lo cual dejó en una situación delicada la fábrica noruega que fue adquirida por la suiza Kamkorp a mediados del 2003. El Think City dejó de fabricarse a finales de marzo del 2002 y se había vendido para servicios públicos y personas privadas en el Reino Unida, Dinamarca, Noruega, Alemania, etc.
La planta noruega empleaba a cerca de 120 personas y podía asumir una producción de 500 vehículos. El gobierno noruego ha invertido importantes cantidades para salvar este proyecto de coche no contaminante que además tiene muchos admiradores. A principios del 2004 se inició un rediseño tecnológico para dotarle de mayor autonomía (ver Think Car 2005).