You are here

Venturi Eclectic, vehículo autónomo electrosolar




 

Venturi Eclectic, vehículo autónomo electrosolar




El Eclectic de Venturi puede parecer un carruaje principesco, pero con energía solar.











Octubre, 2006. Así lo presenta el fabricante monaguesco Venturi asegurando que abre una nueva era en el campo de la movilidad. Eclectic se ha diseñado para la movilidad urbana con un bajo consumo energético y motor eléctrico que lo convierte en un vehículo cero emisión. Se trata de un coche de 3 plazas que incorpora una cubierta de 2,5 m2 de células fotovoltaicas además de disponer de un sistema para ser recargado directamente por un microaerogenerador eólico. Como vehículo electro-solar mientras está aparcado recibe la energía solar que utiliza para recargar las baterías de níquel metal hidruro de última generación refrigeradas NIV-7. Con la carga solar sólo puede recorrer 7 km en un día soleado. Sin embargo, a las baterías recargables les basta 5 horas de electricidad en una toma estándar de 16 A para que a plena carga puede recorrer 50 km a un máximo de 50 km/h (puesto que lleva un limitador electrónico de velocidad).
 
Lógicamente el diseño de este coche ha priorizado la integración de las células fotovoltaicas en la cubierta traslúcida y al ser totalmente abierto pues puede tener sus limitaciones en determinadas condiciones climatológicas. Eclectic seguro que no puede pasar inadvertido en medio del tráfico. La posición central que ocupa el conductor ofrece la visión panorámica excepcional y deja un espacio considerable los pasajeros que lleva detrás. Uno puede tener la impresión de ver en el diseño de esta carlinga al de una carroza principesca cuyos caballos son la energía solar.  

Su diseñador Sacha Lakic describe su creación como: "un automóvil moderno, autónomo e inteligente, que la energía que lo impulsa puede extraerse de su entorno y que su aspecto quiere reflejar este acercamiento a una nueva movilidad sin contaminar localmente. Su silueta puede recordar a ciertos coches-icono tales como el rover lunar, el Mini Moke de Austin o el Citroen Mehari, aunque por su tecnología es claramente un coche del futuro".

Ya se ha iniciado la producción de la preserie de 20 vehículos para su homologación y se espera lanzar una versión limitada de 200 coches para junio 2007 con un precio aproximado de 24.000 euros antes de impuestos. El fabricante cree que tanto en Japón como California donde las restricciones a la movilidad con combustibles fósiles están implantadas pueden encontrar un hueco de mercado. Este mismo fabricante dispone de otro vehículo conceptual electrosolar: el Astrolab