You are here

Ecoesferas: bolas llenas de vida




Portada del website español de Eco-Sphere

Hay modelos de 10 cm de diámetro (0,5 litros) hasta 35 cm de diámetro, éste último es un recipiente de 20 litros que alberga cerca de 200 camarones en su interior. Igualmente, los precios oscilan entre los 100 y los 1.800 euros.


Bolas llenas de vida
Jugar al creador

La ecosfera original (Ecosferas®) es fruto de una investigacion espacial de la NASA y es el primer ecosistema totalmente cerrado; un mundo en miniatura completo y autosuficiente integrado en una bola de cristal. El ecosistema lo forman los camarones, agua de mar filtrada, algas, bacterias, la gorgonia y gravilla. Este tipo de camarones fueron escogidos porque no muestran conducta agresiva entre sí. La gorgonia, la gravilla y el cristal ofrecen superficie al ecosistema. Dichas superficies actúan como areas donde los organismos pueden depositarse. La gorgonia es un material sin vida que se corta a mano individualmente para cada ecosfera.

No requiere unos cuidados especiales según el manual pues basta con una exposición de luz de menos de 12 horas y una temperatura ambiente de entre 15 y 30 ºC. Sin embargo, la realidad demuestra que este mundo en miniatura supuestamente equilibrado también puede irse al garete. En cualquier caso, sin duda es un nuevo tipo de mascota, más perfeccionada que un acuario tradicional, pero también menos participativa. La moda de las ecosferas ha llegado incluso a los espacios culturales como lo demuestra la exposición de las mismas en diversos centros.

Una ecosfera, según sus promotores, es mucho más que una innovación científica; se trata asimismo de un trabajo artístico. Un tesoro viviente para tener o para regalar a alguien especial. Aseguan que cada ecosfera se crea artesanalmente para conseguir una meditada estética que puede decorar cualquier ambiente, ya sea nuestro hogar, una oficina, una sala de espera o un local. En cualquier caso las ecosferas nos acercan al don divino de la creación y por tanto nos alejan más de la humildad por reconocer que es la naturaleza quien controla nuestra supervivencia aunque pensemos que puntualmente podamos expoliarla para nuestro beneficio inmediato.

Eco-Sphere
http://www.ecosferas.com/