You are here

José Saramago publicará con “papel amigo de los bosques”




El premio Nobel de Literatura José Saramago publicará con “papel amigo de los bosques”


Un nuevo escritor comprometido con el papel amigo de los bosques y








Diciembre, 2005. José Saramago (Azinhaga; Portugal, 1922), premio Nobel de Literatura 1998, es un escritor prolífico como demuestran sus más de 35 libros entre poesía, narrativa, teatro y ensayos. Su última obra La intermitencia de la muerte (2005) plantea a modo de cuento filosófico lo que sucedería si en un país de pronto la gente viviera eternamente. Aunque ha recibido críticas por  sus opiniones, siempre ha estado comprometido con sus convicciones a pesar de las represalias. En 1992 se peleó con el gobierno de su país, Portugal, cuando este le censuró su obra El Evangelio según Jesucristo en la que criticaba duramente a la Iglesia católica. Saramago es un comunista rebelde como reconoce “somos lo que somos, no tenemos por qué entrar en una falsa cosmética; los problemas del mundo se arreglan con una distribución más equitativa de la renta”. Más allá de sus convicciones espirituales, como no creyente está convencido que cuando llegue su hora entrará en la nada y se disolverá en los átomos y ya está. Pero también está persuadido que “el arte no es capaz de cambiar el mundo y que por tanto el escritor no puede adoptar una postura mesiánica”. En este sentido, Saramago se compromete pero no pone ninguna esperanza. A pesar de ello, está abierto al dolor del mundo y su vida diaria es precisamente una constante lucha por un mundo mejor como bien testimonia su compañera, la española Pilar del Río.

Un escritor comprometido
La penúltima lucha en la que se ha implicado José Saramago es contra la desforestación del planeta. Saramago, ha suscrito que su obra literaria sea impresa en papel que no suponga una destrucción de los bosques primarios del planeta. Saramago se suma a la iniciativa, como ya han hecho otros escritores como Isabel Allende, José Luis Sampedro, Günter Grass o J.K. Rowling , de Greenpleace de El Papel Amigo de los Bosques. Este compromiso significa que el escritor ha trasladado a todos sus editores mundiales que publiquen su obra con papel la madera del cual no se haya extraído destruyendo la biodiversidad de los bosques y garantizando que no signifique la extinción de los ecosistemas forestales. Greenpeace, reconoce que ya se ha perdido más del 80 % de los bosques primarios y que frente a este azote sólo es posible cambiar la tendencia concienciado sobre el origen de la madera que llega a nuestras manos. Una de las pocas garantías a nivel mundial para certificar que la madera procede de bosques que han sido talados de forma sostenible es la que ofrece el Forest Stewardship Council (FSC).

Actualmente, algunos fabricantes ofrecen papel certificado FSC el cual garantiza que “los libros no están matando el bosque”. La industria papelera, pero también el consumidor deben exigir que no puede publicarse literatura y otros libros a base de extinguir los bosques. El papel reciclado y el papel con el sello FSC son algunas de las alternativas en este ámbito. Pero el sello FSC también está presente en los productos de madera, desde ventanas, hasta mobiliario pasando por pequeñas utilidades. El sello FSC se reconoce fácilmente y además incorpora el número de la certificación. Actualmente, todavía son pocos los fabricantes que ofrecen productos papeleros FSC. Sin embargo, es precisamente el compromiso de personas con proyección pública como el escritor Saramago que puede sensibilizar a la población. En cualquier caso, la vitalidad del premio Nobel es contagiosa y como sus obras, ahora puede que el papel impreso nos transmita también un necesario mensaje ambiental. En cualquier caso, una buena noticia para el FSC y un nuevo éxito de la campaña de Greenpeace.

15 libros Amigos de los bosques en el 2005
Gracias al decidido apoyo de Saramago a la campaña Libros amigos de los bosques, actualmente, las ediciones española (Alfaguara), la brasileña (Cia. das Letras), la portuguesa (Caminho),  la italiana (Einaudi), la francesa (Le Seuil) y la catalana (Edicions 62) han utilizado papel que no procede de la destrucción de bosques primarios.

En España (2005), el proyecto Libros Amigos de los Bosques ha conseguido hasta la fecha que se impriman 15 títulos en “papel amigo de los bosques”, con un total de 700.000 ejemplares impresos,  y un listado de autores que están demandado a sus editoriales que sus libros se impriman en este papel.

El FSC ha certificado hasta la fecha 67 millones de hectáreas de bosques y plantaciones en más de 77 países. A pesar de la existencia de varios sistemas de certificación en el mercado, el FSC es el único sistema de certificación de ámbito global y de amplia aceptación por un amplio abanico de agentes sociales, económicos y ambientales.