You are here

La rana no vacía el agua de la charca donde vive.





La rana no vacía el agua de la charca donde vive
Proverbio indio

Estudiamos a los animales no sólo para entender su intimidad sino también para comprender nuestro propio papel en el planeta. La zoología nos ha proporcionado datos inéditos sobre el comportamiento animal. La lucha por la supervivencia es a veces cruel, a veces insolente, a veces, simplemente, insulsa. Sin embargo, no hay un solo ejemplo en el reino animal de especie alguna que destruya su propio hábitat para saciar sus apetencias. Quizás la falta de racionalidad les impide gozar hasta el delirio de no importarnos el dolor de nuestros semejantes y mucho menos el languidecer de nuestro entorno. El ansia de dominación es lo que convierte a los hombres en vulgares primates. Al fin y al cabo éstos, los simios, como nosotros cuando enloquecen también destruyen. La racionalidad sólo puede evolucionar si somos capaces de liberarnos de la pasión por dominar a nuestros semejantes y a la naturaleza que nos rodea. La supervivencia de nuestra especie sólo puede garantizarse si no vaciamos el agua de la charca donde vivimos. Esto exige, tan solo sensatez, algo exclusivamente humano.



actualizado: 
26/02/2003
tags: