You are here

Que garantiza el etiquetaje FSC




Que garantiza el etiquetaje FSC


El etiquetaje FSC es una certificación doble ya que se certifica la gestión del bosque y el proceso de seguimiento de la madera certificada


Tablones de madera FSC convenientemente marcados para su identificación







El etiquetaje propiedad del Consejo de Administración Forestal (FSC) es una doble certificación. Por una parte, se certifica la gestión forestal de un bosque. Se lleva a cabo una inspección de ésta para comprobar el cumplimiento los Principios y Criterios de buena gestión acordados por el FSC, que contemplan aspectos económicos, ambientales y sociales. Esto significa que se garantiza el respeto el medio ambiente (cortas selectivas, mantenimiento de la biodiversidad) y que la explotación del bosque debe resultar rentable a la población de la zona (facilitando su integración en el proyecto de forma igualitaria, tanto entre sexos como entre razas) y a todas las partes implicadas en la explotación: trabajadores, propietarios y comercio local. En caso de superar la auditoría, el bosque se considera certificado FSC, por lo que la madera que se extraiga de él lleva la correspondiente certificación.

El etiquetaje FSC es una certificación doble ya que se certifica la gestión del bosque y el proceso de seguimiento de la madera certificada. Sin embargo, se debe controlar que después del proceso de producción, la madera que llegue a las manos del consumidor (en forma de tablero, cama, cepillo, etc.) es la misma que ha salido del bosque gestionado bajo los principios y criterios del FSC. Por eso, en segundo lugar, y mediante la cadena de custodia, se verifica el seguimiento de la madera certificada original desde el bosque hasta nuestras manos, hasta el consumidor. Esto incluye los proveedores, los fabricantes y los detallistas, así que aserraderos, carpinterías, mueblerías y demás transformadores de la madera también deben certificarse.