You are here

Quien no sepa aprovechar tres mil años de historia






Quien no sepa aprovechar tres mil años de historia vivirá para siempre en las tinieblas.
Goethe

Tinieblas debían existir en la Tierra hace más de 3.600 millones de años antes de que apareciera la vida. Simples células engendraron más tarde una galaxia de seres que hoy sólo podemos reconocer por los fósiles enterrados en las entrañas rocosas. La historia del planeta Tierra es un compendio de todo tipo de estrategias para sobrevivir, pero también de evoluciones fatales que fracasaron. El éxito aparente de unos es la extinción de muchos. El oxígeno que nos da vida hoy fue la causa del mayor holocausto planetario. Pero la vida aprende de cada vivencia. El aire puro de hoy ayer fue un residuo venenoso. En los últimos tres milenios la civilización humana ha pasado de cazar y recolectar a crear plantas para comer y a generar animales para su gozo. Algunos hemos pasado de una esperanza de vida de menos de treinta años a más de setenta. En un solo domingo podemos tener tanta información como en mil años de historia. Aprender de la experiencia vital no sólo de nuestra especie sino del conjunto vivo al cual pertenecemos nos hace más humanos y nos convierte en más responsables. La responsabilidad racional sólo es comparable al sentimiento del amor por lo que somos y por la entidad que nos mantiene vivos.