You are here

Todo aquello que encuentra la belleza y no la mira






Todo aquello que encuentra la belleza y no la mira pronto será pobre.
Proverbio africano

¿Quién no quiere ser rico? Rico como sinónimo de comodidades, de abundancia y de placeres. Riqueza como dominio de la libertad, como fuerza vital, como felicidad absoluta. Creemos que la riqueza puede comprarse o conquistarse, que luchando contra todo la podremos enamorar.
La riqueza no se obtiene con el dinero ni mucho menos con la cantidad. La riqueza es una actitud vital del espíritu humano. Somos ricos por el simple hecho de estar vivos. Somos ricos por ser capaces de razonar y coordinar nuestros movimientos corporales con armonía. Somos ricos cuando somos libres, cuando dejamos invadir nuestros sentidos por el amor.
La riqueza de la Madre Tierra está en su belleza. En el aura oxigenada que la rodea, en la fluidez de los mares y oceános que la bañan, en el resplandor verde que tapiza la tierra.
Somos ricos cuando vivimos en armonía con nuestro entorno. Porque la belleza de nuestros paisajes de la cual el ser humano forma parte es nuestro verdadero patrimonio.
La conquista para luchar contra la naturaleza para someterla nos convierte en verdugos de nuestra sombra.