You are here

La buena onda

Del mismo modo que acudimos al médico para hacernos chequeos periódicos y cuidar nuestra salud, deberíamos tomar conciencia de cómo puede afectarnos dormir sobre una corriente de agua subterránea. En el libro La buena onda, Pere León nos da las claves para crear espacios saludables y disfrutar de una vida sana y feliz. Nuestra salud depende del lugar en el que vivimos, del latido de la tierra a traés de las ondas electromagnéticas y de las propias ondas que generan las actividades de telecomunicaciones.

Portada del libro de Pere León subtitulado como claves para crear espacios saludables y disfrutar de una vida sana y feliz.

Con estas frases se nos invita a la lectura de un libro que tiene la voluntad de ser útil y de aportar salud, como afirma Àlex Rovira. Pere León, arquitecto y geobiólogo, nos explica de forma sencilla y amena, de dónde provienen las ondas electromagnéticas y sus posibles efectos sobre nuestra salud, al tiempo que nos ofrece útiles consejos y pequeños trucos para prevenirlos, algunos tan fáciles de llevar a cabo que pueden aplicarse incluso antes de terminar de leer el libro.

Vivimos rodeados de ondas. Algunas provienen de la tierra y otras son generadas por la incesante actividad humana. La exposición durante varias horas al día a estas ondas puede debilitar nuestro sistema inmunológico y tiene efectos sobre nuestra salud, algunos inmediatos, como el insomnio, los dolores de cabeza o las alteraciones del sistema nervioso. Y otros a largo plazo como ciertos tipos de cánceres, enfermedades autoinmunes o enfermedades degenerativas. Por eso, es importante que tomemos medidas cuanto antes, sobre todo en el lugar donde trabajamos o dormimos, -o sea los lugares llamados de «alta permanencia».

El libro es fruto de la propia experiencia de Àlex Rovira, que empezó a padecer dolencias diversas hasta que, por azar, se encontró con el autor, un geobiológo que le realizó una diagnosis de la geopatía de su casa y dada la gravedad de la misma le invitó a buscar una nueva morada. Lo cierto es que cada vez más dedicamos tiempo a cuidar nuestra salud, ya sea visitando preventivamente un médico o, lo que es mejor, adoptamos una buena dieta, hacemos deporte, etc. Sin embargo, no pensamos que nuestro planeta también tiene su propia vida y que ésta, a veces, entra en conflicto con nuestro bienestar. Conocer estas fuerzas geobiológicas nos puede ser útil para prevenir enfermedades y, en definitiva gozar, de una mayor calidad de vida.

Una página de muestra del libro de La buena onda.

La buena onda es un libro de divulgación básica sobre la historia, los conceptos y las técnicas que usan los geobiólogos. Por tanto es una obra de lectura fácil que, sin entrar en tecnicismos, nos facilitará tomar conciencia de cómo podemos convivir mejor con las fuerzas y movimientos telúricos del planeta. En este convivir ahora también se han añadido los efectos de las tecnologías de síntesis humana, como son las ondas electromagnéticas, -ya sean de instalaciones eléctricas o de telecomunicaciones. Esta convivencia es otro de los otro aspectos de los que aborda la obra de Pere León y, cómo en el resto de los capítulos, lo hace con ejemplos sencillos, comentando casos en los que ha intervenido y las propuestas que ha formulado para solucionar los problemas de las geopatías, ya fueran de origen natural o artificial.

Hay consejos muy sencillos que podemos adoptar y que pueden minimizar o incluso evitar geopatías. Uno de ellos es desenchufar la televisión durante la noche pues no siempre se queda totalmente apagada si lo hacemos sólo con el mando a distancia. El objetivo de expertos en geobiología como Pere León, es contribuir a crear espacios "bióticos", o sea, aptos para llevar una vida sana o, lo que es lo mismo, crear buenos lugares para vivir.  Recordemos que para descansar bien tenemos que dormir en unas determinadas condiciones, que no siempre coiniciden con nuestras elecciones personales, estéticas y/o aparentemente funcionales.En La buena onda se recopila una buena colección de consejos basados en la experiencia práctica del autor como geobiólogo. Y aunque existen otros libros más específicos e incluso técnicos sobre el tema, éste tiene la habilidad de ser una buena introducción para saber cómo funciona la geobiología y desvelar el misterio de las buenas y las malas ondas.

actualizado: 
18/05/2013
parte de: