La experiencia fluviofeliz

parte de: 
actualizado: 
30/06/2011
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter

Uno puede preguntarse para que leer un libro que se basa esencialmente en una experiencia que se puede vivir de verdad. La experiencia de la fluviofelicidad es una opción disponible para quien esté interesado. Su impulsor, el autor del libro La experiencia Fluviofeliz. Una Nueva Cultura del Agua y de la Vida, es Francisco Javier Martínez Gil. El libro como tal aprovecha la corriente fluviofeliz para regalarnos “un pequeño discurso sobre los ríos y sobre lo que son, una expresión sublime de la naturaleza y una gran singularidad cósmica de la Tierra, y en especial sobre lo que representan para el ser humano en la dimensión simbólica y emocional”.

zoom

Título: La experiencia fluviofeliz.
Autor: Javier Martínez Gil
Editorial: Fundación Nueva Cultura del Agua
Lugar de edición: Zaragoza, 2010.
Páginas: 125 págs; 210 x 150 mm + CD audio
PVP: 15.00€

No es un libro para especialistas, sino para estimular sentimientos a favor de la belleza y el disfrute y de la revolución de la bondad. Y a la vez es un libro “práctico porque va a las esencias mismas de la vida y de los problemas, y no a sus expresiones. En cierto modo trata de "hacer un análisis de lo que está aconteciendo con el ser humano, más que con el agua”. Por eso es un libro que “habla de la emoción que surge en nuestra relación íntima con los ríos”.

Cualquiera que tenga un poco de sensibilidad hacia la protección de la naturaleza en su sentido más amplio encontrará en el libro La experiencia Fluviofeliz unas páginas que atesoran el bagaje cultural y emocional atesorado en una vida entera por su autor. Que el libro es un regalo no sólo para los ojos sino también para los oídos queda patente cuando uno escucha el CD que incluye con poesías y canciones de otros "enamorados del agua" en cuyas letras y músicas los ríos son protagonistas.

El autor, Javier Martínez Gil, es doctor en hidrología y está retirado de sus labores docentes, pero su inquietud humanística continúa fluyendo. A mediados de los noventa sorprendió al mundo con un mensaje y una filosofía hoy internacionalmente reconocida “Una Nueva Cultura del Agua”. Ahora esta cultura la cultiva desde algo más sorprendente la fluviofelicidad: Una Nueva Cultura de la Vida. Una cultura, una fuente de luz para el conocimiento humano, en la que los ríos son el medio donde experimentar un nuevo sentido del progreso y el bienestar, porqué este catedrático emérito cree firmemente que “la ciencia sin corazón corre el riesgo de acabar en una sinrazón, en un instrumento del gran poder organizado, en dominación y en barbarie, o en simple entretenimiento personal”.

La Experiencia Fluviofeliz es un libro para vivir sus palabras, desde la tranquilidad, “la prisa es una enfermedad peligrosa, incompatible con la armonía necesaria para alcanzar un mínimo nivel de sosiego interior que necesita del silencio y la calma”. Cuando uno inicia su lectura puede tener la sensación de sumergirse en la intimidad del agua porqué esta no es más que la “materialización de un concepto de la pureza y de la vida que vence a la muerte; su ciclo natural es la metáfora del eterno retorno”. La moraleja de libro es clara, si todavía tienes dudas déjate llevar por la corriente del río con una piragua acompañado de otros fluviofelices. La filosofía vital de la fluviofelicidad es que esta nos “suele ofrecer mucha más libertad de la que nos atrevemos a vivir, y más felicidad de la que nos atrevemos a disfrutar y exigir”.

 

Un libro que habla de la emoción que surge en nuestra relación íntima con los ríos. Foto: Javier Martínez

La Experiencia Fluviofeliz va más allá de la narración y las reflexiones contenidas en sus páginas ya que vienen complementadas con las emociones que brotan de las poesías y canciones de autor que se incluyen en el CD. Cuando uno termina el libro (con CD degustado) se siente pletórico. Eso sucede cuando convergen una galaxia de emociones como es el caso de este: las reflexiones del autor, algunas imágenes fotográficas de exquisita belleza, los testimonios de quienes han acompañado el sueño del autor, etc. 

Este libro es el menú degustación de un "chef del agua" e incita a atreverse con el menú vital de saltar al río y dejarse llevar por una experiencia diseñada desde el corazón por alguien que ha dado su vida por los ríos de este país. Javier Martínez Gil reconoce que “hoy pese a que la bondad es mayoritaria, la maldad gobernada por la codicia lo rige todo, por eso hay que organizar la bondad... tarea en la que están las gentes de la fluviofelicidad”. Con este libro, el lector termina convencido sobre la necesidad de que “nos urge crear ilusiones colectivas en las que creer”. La fluviofelicidad es una de ellas, sin duda.