You are here

La situación del mundo 2007




 

 


La situación del mundo

Título original: The State the world 2007
Autor: Worldwatch Institute
Editorial: Icaria Editorial • CIP-FUHEM
Año de publicación: 2007

VERSIÓN EN LENGUA CATALANA:
Edición publicada por Angle editorial y UNESCOCAT con la colaboración de la Fundació Caixa Sabadell, Fundació Sa Nostra y la Generalitat de Catalunya




La situación del mundo 2007
Nuestro futuro urbano

Las investigaciones del Worldwatch Institute se han centrado en esta edición en el ámbito urbano. Su informe se publica en diecisiete lenguas de todo el mundo y está presente en veinticinco países. En lengua castellana la edición corre a cargo del  Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM), en coedición con Icaria. Esta edición incluye dos capítulos exclusivos que abordan, respectivamente y desde la perspectiva del caso español, los costes sociales y ecológicos de la edificabilidad y los retos energéticos que plantean nuestras ciudades.

Para mediados del año 2008 cerca de 3.200 millones de humanos, o sea la mitad de la población mundial vivirá en ciudades. El Worldwatch Institute en este informe advierte que aunque las ciudades sólo ocupan el 0,4% de la superficie terrestre, son responsables de la mayor parte de las emisiones de carbono, lo que las convierte en un elemento clave para mitigar la crisis del clima. En la actualidad, cada año se añaden más de 60 millones de habitantes (aproximadamente la población de Francia), a las ciudades y suburbios en crecimiento, mayoritariamente en asentamientos urbanos pobres en los países en desarrollo.

El proceso urbanizador, caótico y sin planificar, está provocando graves daños a la salud humana y a la calidad del medio ambiente, contribuyendo a la inestabilidad social, ecológica y económica de muchos países. De los 3.000 millones de habitantes urbanos actuales, 1.000 millones viven en barriadas marginales, donde las personas carecen de servicios básicos como agua potable, vivienda estable o un aseo en las proximidades. Se calcula que cada año mueren 1,6 millones de habitantes urbanos a causa de esta carencia de agua potable y de saneamiento.

Es preciso que los políticos hagan frente a la ‘urbanización de la pobreza’, aumentando las inversiones en educación, sanidad e infraestructuras.”  Se estima que las ayudas destinadas a zonas urbanas entre 1970 y 2000 han ascendido a unos 60.000 millones de dólares –tan sólo el 4% del total de 1,5 billones de dólares destinados a ayuda al desarrollo en todo mundo.

La Situación del Mundo 2007 describe también el trabajo pionero de organizaciones vecinales y gobiernos locales a la hora de establecer estrategias innovadoras para luchar contra la pobreza y la degradación ambiental, superando en ocasiones los esfuerzos del gobierno nacional correspondiente. “La tarea de salvar las ciudades modernas podría parecer desesperada –de no ser porque de hecho ya se está llevando a cabo,” afirma el presidente del Worldwatch Institute, Christopher Flavin. “Necesidades primarias como la alimentación y la energía están siendo cubiertas de manera creciente por pioneros urbanos dentro de la propia ciudad.”

Destacamos algunos de los muchos ejemplos citados en el informe, de ciudades que están liderando el cambio hacia un futuro sostenible:

• En Karachi, Pakistán, el Proyecto Piloto Orangi ha dotado de una red de alcantarillado de calidad a cientos de miles de viviendas pobres en asentamientos informales. Los vecinos han logrado rebajar el coste de la instalación a la quinta parte de lo que les habría cobrado la empresa oficial de aguas y de saneamiento, haciéndose cargo ellos mismos de la infraestructura que conecta sus casas con la red general.

• Tras largos años de guerra civil, la población en expansión de Freetown, en Sierra Leona, ha conseguido cubrir gran parte de sus necesidades de alimentos a través de la agricultura urbana.

• En Rizhao, China, un programa gubernamental ha permitido instalar calentadores solares de agua en el 99% de los hogares y la mayor parte de las señales de tráfico y el alumbrado público funcionan con placas solares, disminuyendo las emisiones de carbono y la contaminación de la ciudad.

• En Bogotá, Colombia, las mejoras introducidas al célebre sistema de transporte rápido en autobús de Curitiba (Brasil) para crear el TransMilenio, han contribuido a reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad de vida, sirviendo de ejemplo para otros proyectos similares en Europa, América del Norte y Asia.

Las ciudades de todo el mundo están empezando a tomarse en serio el cambio climático, en muchos casos debido a la amenaza directa que supone para ellas. De las 33 ciudades que se prevé tendrán más de 8 millones de habitantes para 2015, al menos 21 son ciudades costeras que tendrán que tomar medidas para afrontar el aumento del nivel del mar producido por el cambio climático.

Más de 300 ciudades de Estados Unidos –con más de 51 millones de habitantes- se han sumado a la iniciativa de Alcaldes de Estados Unidos para la Protección del Clima, comprometiéndose a reducir sus emisiones y presionando al gobierno federal para conseguir una política nacional para el clima. Chicago, por ejemplo, ha llegado a un acuerdo con una compañía privada para que en 2010 el 20% del consumo eléctrico municipal proceda de energías renovables, y aspira a convertirse en “la ciudad de América más respetuosa con el medio ambiente.” Para no ser menos, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha anunciado recientemente planes para convertir a esta ciudad en líder nacional en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

No existe un código de “buenas prácticas” que permita a todas las ciudades solucionar sus problemas ambientales y de pobreza, por lo que La Situación del Mundo 2007 se centra en aspectos en los que el liderazgo urbano puede reportar enormes beneficios para el desarrollo humano y del planeta. Merece mención el abastecimiento de agua y de saneamiento a la población urbana pobre, el fomento de la agricultura urbana y la mejora del transporte público. Además, el informe aconseja que se destinen más recursos para la recogida de información sobre temas urbanos, de manera que administraciones municipales, nacionales e internacionales  puedan evaluar mejor las prioridades del desarrollo.

 “Una ciudad es un sueño colectivo. Es vital alentar ese sueño” señala Jaime Lerner, ex-gobernador de Paraná, Brasil, y ex-alcalde de Curitiba, en su prólogo al informe. “Es en las ciudades donde podemos lograr mayores progresos hacia un planeta más pacífico y equilibrado, para que podamos contemplar el mundo urbano con optimismo, en lugar de temor”.

Principales tendencias de un mundo en proceso de urbanización

• La población urbana del mundo se ha multiplicado casi por cuatro en la segunda mitad del siglo XX, pasando de 732 millones de habitantes en 1952 a más de 3.200 millones en 2006. (pg. 51)
• África tiene actualmente 350 millones de habitantes urbanos, más que la población de Canadá y de Estados Unidos sumadas. Se prevé que la población urbana de Asia y de África se duplique en los próximos años, alcanzando aproximadamente los 3.400 millones de personas para 2030. (pg. 52).
• El crecimiento de la población urbana en países de renta baja y media representará la mayor parte del aumento neto de población mundial en las próximas décadas -el 88% del crecimiento entre 2000 y 2030. (pg. 52)

Facilitar agua limpia y saneamiento

• Alrededor de la mitad de la población de las ciudades de África y de Asia no tiene agua ni saneamiento en cantidad y calidad suficiente. (pg. 82)
• Un millón o más de niños muere todos los años de enfermedades relacionadas con la falta de saneamiento y de suministro adecuado de agua y cientos de millones padecen enfermedades, sufrimiento y malestar por esta misma causa. (pg. 82)
• Organizaciones no gubernamentales y de las comunidades locales de las barriadas marginales de Bombay y de Pune, en la India, han diseñado, construido y gestionan más de 500 módulos de aseos públicos más seguros, más limpios y más baratos que las instalaciones convencionales. (pg. 99)

Cultivar en las ciudades

• Se estima que unos 800 millones de personas en el mundo practican la agricultura urbana. (pg. 118)
• Los consumidores urbanos pagan hasta un 30% más por los alimentos que los habitantes de las zonas rurales. En algunos casos, las familias urbanas pobres emplean en comer entre un 60 y un 80% de sus ingresos. (pg. 119 y 121)
• Diversos estudios han demostrado que en los mercados tradicionales la gente conversa, intercambia saludos y se relaciona socialmente 10 veces más que en los supermercados. (pg. 124)
• Entre 3,5 y 4,5 millones de hectáreas de tierras en todo el mundo se riegan con aguas residuales, utilizadas en la producción de más de la mitad del abastecimiento urbano de verduras en varias ciudades asiáticas y africanas.  (pg. 125)

Hacia un transporte urbano más ecológico

• Los desplazamientos urbanos en coche consumen por término medio el doble de energía que el autobús, 3,7 veces más que un tren ligero o un tranvía y 6,6 veces más que un tren urbano eléctrico.  (pg. 157)
• En EEUU el uso de transporte público aumentó un 4% durante el primer trimestre de 2006 con respecto al año anterior. (pg. 170)
• En EEUU los votantes de 33 estados aprobaron entre 2000 y 2005 el 70% de las iniciativas legislativas populares sobre  transporte, generando más de 70.000 millones de dólares de inversiones –gran parte para transporte público. (pg. 177)
• En Delhi la contaminación disminuyó un 39% tras la adopción de una medida que obligaba a los autobuses a utilizar gas natural, a raíz de una demanda contra el gobierno de la India. En 2006 circulaban por las calles de Delhi unos 80.000 vehículos alimentados con gas natural, incluyendo todos los autobuses públicos y minitaxis. (pg. 159).

Proporcionar energía a las ciudades

• Se calcula que casi la quinta parte de los 1.600 millones de personas que carecen de electricidad y de otros servicios modernos de energía en el mundo vive en las ciudades. (pg. 191)
• A nivel mundial, los edificios representan más del 40% del consumo total de energía. (pg. 192)
• En la actualidad China lidera al mundo en la fabricación y utilización de sistemas térmicos solares y Shanghai es un semillero de empresas de energía solar. (pg. 199) Unos 250.000 chinos trabajan en la industria de energía solar. (pg. 202)
• Unas 650 administraciones locales participan en todo el mundo en la campaña Ciudades por la Protección del Clima, de ICLEI-Gobiernos Locales por la Sustentabilidad. (pg. 207)

Reducir en las ciudades los desastres naturales

•  El número de personas afectadas por desastres naturales se ha disparado de 177 millones de media anual a finales de la década de 1980 a 270 millones desde 2001, un incremento de más del 50%. (pg. 223)
• De las 10 ciudades más pobladas del mundo, 8 están edificadas sobre fallas que pueden sufrir terremotos o en sus proximidades y 6 son muy vulnerables a mareas de tempestad. (pg. 226)
• Las pérdidas económicas ocasionadas por desastres naturales en todo el mundo en la década de los noventa podrían haberse reducido en 280.000 millones de dólares con una inversión estimada en 40.000 millones de dólares en medidas preventivas. (p. 239)
• En los países de renta baja y media sólo del 1 al 3% de las familias están aseguradas contra los desastres naturales, comparado con el 30% en los países ricos. (p. 242)

Nuevos rumbos para la sanidad urbana

• Las zonas urbanas de los países pobres padecen con frecuencia lo peor de ambos mundos, soportando la doble carga de las enfermedades infecciosas asociadas a la pobreza extrema y las llamadas “enfermedades de la modernidad”. (pg. 258)
• Se estima que la contaminación urbana mata a 800.000 personas cada año, aproximadamente la mitad en China. (pg. 261)
• Los accidentes de tráfico producen unos 1,2 millones de muertos y hasta 50 millones de heridos todos los años. (pg. 261)
• Desde Perú a la India, escuchar a la población más pobre ha contribuido a mejorar la salud humana y el estado del medio ambiente en el ámbito local. (pg. 267)

Fortalecer las economías locales

• Emilia Romagna, al norte de Italia, cuenta con más de 15.000 cooperativas, que representan más de la tercera parte del PIB de la región. (pg. 292)
• A finales de 2004 un total de 3.164 instituciones de microcrédito habían prestado servicios a más de 92 millones de clientes, cerca del 84% mujeres. (pg. 294)
• Hay más de 157 millones de miembros de cooperativas de crédito en todo el mundo, repartidos por 92 países. (pg. 297)
• Las ventas de productos de comercio justo aumentaron un 56% entre 1997 y 2004, alcanzando las 125.596 toneladas. (pg. 300)

Luchar contra la pobreza y la injusticia medioambiental en las ciudades

• Los gobiernos se han esforzado durante décadas en frenar el proceso de urbanización y detener el crecimiento de las ciudades. Según un estudio realizado en 2005 en 164 países, el 70% intenta ralentizar la migración rural a zonas urbanas. (pg. 321)
• Durante las últimas dos décadas han surgido federaciones de organizaciones de base de pobres urbanos. Shack/Slum Dwellers International, que agrupa a varias federaciones de chabolistas, se extiende actualmente por más de una docena de países de América, Asia y África. (pg. 326)
• El presupuesto participativo, desarrollado inicialmente en Porto Alegre (Brasil) en 1988 para involucrar a la población urbana pobre en la asignación de fondos de los presupuestos municipales, se había extendido en 2006 a unos 200-250 ayuntamientos de Brasil y ha sido adoptado por ciudades de todo el mundo. (pg. 328)
• Entre 2000 y 2006, el número de municipios con presupuestos participativos ha aumentado de 200 a unos 1.200. (pg. 329)


Comentario elaborado por el Centro de Investigación para la Paz (CIP-FUHEM)