You are here

Las últimas horas de la vieja luz del sol

Thom Hartmann es uno de los divulgadores ambientales más reputados en Estados Unidos y participó como experto en el documental La hora 11 de Leonardo DiCaprio. Su obra es extensa pero Las últimas horas de la vieja luz del sol es considerada por muchos expertos mundiales como una obra imprescindible en el pensamiento ecológico del siglo XXI.

zoom

Título original: The last hours of ancient sunlight (2004)
Autor: Thom Hartmann
Editorial: Icaria Editorial - Fundación Tierra
Barcelona, 2011.

Hartmann aborda con simplicidad y claridad admirables las trascendentes ideas que transmite. Advierte que la crisis actual tiene una historia que se remonta ya a miles de años y que no es más que el resultado de un viejo karma que agria todos los intentos por poner armonía no sólo entre las relaciones humanas sino también con nuestro entorno biosférico. Si la profética Rachel Carson, con su obra Primavera Silenciosa nos puso frente al problema del envenenamiento químico y responsable de buena parte de las enfermedades modernas, Las últimas horas de la vieja luz del sol es un llamamiento a la responsabilidad personal para ayudar a cambiar la conciencia colectiva y alimentar el motor de la experiencia humana porque “hemos nacido con un conocimiento y un respeto innatos hacia lo divino en toda la creación, y nuestros instintos más básicos son la compasión y el amor”.

El libro empieza con una descripción del estado del mundo en la actualidad: el crecimiento demográfico, el agotamiento de los recursos y el modo en que, en el proceso, hemos “tirado piedras a nuestro propio tejado”. Advierte que en este escenario, es de vital importancia una nueva percepción de un factor en el que pocos han reparado: la fuente de energía que consumimos para obtener comida y combustible (energías fósiles y nuclear), y la evidencia de que estamos realmente agotándola y afectando al clima planetario. La segunda parte del libro explica por qué nos hemos metido en este lío. Entender este porqué es la llave para abrir la puerta a nuevas soluciones que ya han demostrado ser viables. En la última parte, reflexiona sobre los nuevos conocimientos adquiridos y qué podemos hacer con ellos. El libro trata en última instancia de esperanza, y ofrece soluciones específicas para un futuro más prometedor, con más sentido y más dichoso.

El carácter vivo del universo y la conexión entre todas las cosas es el redescubrimiento al que Hartmann nos invita para enfrentarnos a nuestro destino antes que sea demasiado tarde. Ciertamente vivimos en una sociedad gobernada por corporaciones que con todas sus fuerzas intentan distanciarnos de cualquier práctica que nos acerque a la divinidad propia en la que se expresa la naturaleza. Las últimas horas de la vieja luz del sol nos alienta a que cuando “vemos la insensatez esencial del estilo de vida dominador wétiko, y cuando entiendan esto suficientes personas, daremos media vuelta y desandaremos el camino destructivo por el que ahora transita la humanidad”. Y defiende con convicción que “las ideas son la fuerza más poderosa del mundo humano: todo lo hecho por el hombre ha tenido su origen en ideas. Nuestra cultura es una idea –la idea de la dominación- y puede descubrir, o recordar, la idea de la cooperación que marcó la vida de los seres humanos durante millones de años”.

zoom

Thom Hartmann.

Salirse del salvaje combate que está librando la humanidad consigo mismo es esencial. Las últimas horas de la vieja luz del sol defiende la importancia del valor de la cooperación, del compartir, de la solidaridad no sólo entre los seres humanos, también con el resto de los seres vivos. Expandir las ideas de este libro es algo que puede contribuir a acelerar el cambio radical que debemos realizar para salir de una sociedad basada en el consumo y la sobreexplotación planetaria, hacia otra más desmaterializada.

Hartmann nos recuerda que “si usted comparte estas ideas con una persona cada mes, y cada una a su vez hace lo propio, puede propagarse por el mundo una rápida y profunda multiplicación de esta perspectiva. Si hacemos la operación matemática partiendo de ese patrón –de una persona al mes–, vemos que en menos de tres años todos los seres humanos vivos –más de seis mil millones- pueden oír el mensaje, tener la visión y percibir la posibilidad de una vida mejor”. En definitiva, un libro que aúna ecología y conciencia planetaria para asumir el gran compromiso hacia un futuro sostenible. Cuando lo termines, quizás te apetezca comprar un nuevo ejemplar para regalar a una persona amiga.

Este libro puede adquirirse en cualquier librería ya que Icaria Editorial distribuye por todo el país.

-----------------------------------------

Artículos relacionados (extractos del libro)

- La perspectiva de las culturas viejas

- El gran olvido

 

La presentación de la edición en castellano se realizó 16 de junio de 2011, a las 19:00 en la sala de actos de Fundación Tierra (Avinyó, 44 -08002- Barcelona).

 

actualizado: 
20/05/2011
parte de: