You are here

Los cuidados naturales de los árboles

La agricultura ecológica tiene como base no usar productos químicos de síntesis que no sólo dañan el medio ambiente sino también la salud humana. La naturaleza, está llena de plantas y animales que utilizan sus propios metabolitos para inhibir el crecimiento de otras especies, o evitar que se los coman. El uso de esas sustancias naturales para nuestra salud es algo que los seres humanos hemos aprendido a lo largo de nuestra historia. Pero también ha sido una constante para tratar a nuestros animales domésticos y las plantas de cultivo. Hoy la investigación práctica para la agricultura ecológica ha llevado a crear caldos de sustancias para prevenir y curar plagas. La editorial La Fertilidad de la Tierra, ya editó un libro extraordinario sobre el tema: Plantas que curan plantas. Ahora profundiza en la cuestión con un nuevo libro centrado en el cuidado de los árboles y especialmente los frutales.

zoom

Título: Los cuidados naturales de los árboles
Para tratar sin química los frutales y otros árboles
Autor: éric Petiot
Editorial: La Fertilidad de la Tierra
Estella, 2010

Éric Petiot, licenciado en Biología Vegetal y en etnofarmacología y bioquímica es todo un experto en extractos de plantas. Con sus observaciones e investigaciones ha llegado incluso a patentar tratamientos ecológicos para enfermedades como el chancro del plátano o la tiza del castaño. Por eso se le conoce también como el “médico de los árboles”. En este libro se ofrecen los remedios para prevenir enfermedades en los árboles aumentando sus defensas, detectando carencias, curando las heridas de la poda, etc. siempre con extractos de plantas. Es un libro pues para reencontrar la libertad de poder cuidar nuestros árboles sin necesidad de sustancias químicas sintéticas agresivas para el medio ambiente y nuestra salud.

La historia de tratar plantas con extractos vegetales no es nueva y por ello el libro se inicia con un repaso histórico ofreciendo ejemplos exitosos en diferentes épocas, como el jardinero de Versalles, que utilizó el tabaco en decocción para luchar contra las chinches del peral a mediados del siglo XVII. Pero también se nos advierte de la comercialización de los vegetales transgénicos impulsada por las multinacionales que pretenden hacernos creer que no hay más solución que ser esclavos de sus productos cuando en realidad la naturaleza nos ofrece libremente remedios mucho más eficaces y menos lesivos para la biosfera. A continuación el libro se adentra en la teoría de los preparados naturales ya sea con sustancias que fomentan la resistencia a determinados fenómenos, las fitoestimulantes o las repulsivas. Aunque una gran dilución de parásitos y usarla pulverizando una planta puede provocar la liberación de enzimas que desencadena por parte de la planta sustancias volátiles susceptibles de entorpecer el desarrollo de la plaga.

Un repaso esencial a la biología del árbol nos permite comprender los procesos o sistemas de defensa del árbol frente a las plagas. Porque hay determinadas condiciones ambientales, sequía, falta de nutrientes en la tierra, etc. que en realidad lo que hacen es romper las barreras biológicas que le permiten hacer frente al ataque de un insecto, un hongo, etc. Así por ejemplo, un aporte de sustancias antioxidantes (fenoles) y de oligoelementos como el hierro o el zinc, le permiten a la planta mantener a flote sus metabolitos secundarios para circunscribir mejor el ataque de las plagas sin comprometer el crecimiento del vegetal y su fructificación. Finalmente, el libro dedica su mayor parte al preparado de extractos vegetales para el cuidado de los árboles: extractos fermentados, infusiones de plantas, las diferentes familias de preparados (repulsivos, insecticidas, antioxidantes, bioestimulantes, etc…). En este sentido es un auténtico recetario o botiquín que podemos encontrar en la misma naturaleza en el que primero se esbozan las plantas que nos pueden ser más útiles por sus principios activos y luego ya propone diferentes fórmulas para combatir las diferentes enfermedades y los mejores tratamientos posibles.

Se trata de un libro eminentemente práctico y con una edición magnífica. Las imágenes de las plantas nos ayudan a reconocerlas. En definitiva, Los cuidados naturales de los árboles es como el vademécum para los agricultores ecológicos. Una herramienta imprescindible para mantener sanos los frutales y otros árboles del campo. Porque al fin y al cabo, una naturaleza con salud es una fuente inagotable de bienes para el progreso de la humanidad, no del progreso consumista, sino del progreso en armonía con nuestro planeta. Hay que felicitar la iniciativa de esta edición por parte de La Fertilidad de la Tierra, que por otra parte a través de su revista es una ventana abierta a esta necesaria “otra agricultura posible” con la que combatir la despiadada batalla de las corporaciones por imponer el imperio de los transgénicos, los productos fitosanitarios de síntesis o las semillas híbridas terminador.

actualizado: 
05/05/2010
parte de: