You are here

Manual de Turismo Sostenible




 

 




Manual del Turismo Sostenible



Mónica Pérez de las Heras
Ediciones Mundi-Prensa
Madrid, 2004




Manual del Turismo Sostenible
Por un turismo social, económico y ambientalmente responsable


Cámara en mano, la autora de este libro, ha recorrido los cinco continentes a la caza de las experiencias de turismo sostenible, en otras palabras, de un forma de turismo consecuente con los factores sociales, económicos y ecológicos para que esta actividad no altere ni el entorno natural ni cultural. No podemos pasar por alto que este libro es el resultado del éxito conseguido por La Guía del Ecoturismo de la misma periodista Mónica Pérez de las Heras. Ante esta inusitado interés del público por el tema parecía inevitable dar un paso más y ofrecer una perspectiva más conceptual sobre el turismo sostenible. Tal como reconoce en su prólogo la obra, hasta una alienígena que súbitamente aterrizara en la Tierra no podría imaginar que los humanos podamos practicar un turismo que causa profundas transformaciones no sólo en el patrimonio natural y cultural sino también en los hábitos de los autóctonos del lugar. En definitiva, una verdadera perversión impropia del vocablo “turismo”.

Por su definición el turista sólo podría ser sostenible o simplemente no ser. Porque el turista es un espectador, un observador que desea ampliar nuevos conocimientos desde una vivencia personal placentera. Una vivencia que deja de ser rica cuando viene marcada por la prepotencia y la actitud de conquista. Algunas zonas llamadas turísticas parecen más bien territorios conquistados no sólo por el cemento y el asfalto sino por poblaciones ajenas al espacio que las acoge pues sus intereses se centran tan sólo en el sol, la arena y el sexo.

El turismo supone ya una importante fuente de impacto ambiental en muchas áreas del planeta, tanto por la transformación territorial tanto del litoral como de la montañas, como por los efectos de la masificación temporal o exceso de visitantes. La pérdida de biodiversidad, el cambio climático, el debilitamiento de la capa de ozono, la desertificación, la destrucción de ecosistemas, la extinción de plantas y animales son realidades ambientales a las cuales contribuye el actual modelo de turismo. Resulta paradójico que para disfrutar se cause tanto daño ambiental, aunque a menudo no seamos conscientes del mismo. Sin duda, la gota que colma la cuestión es el exceso de visitantes y especialmente su concentración en el tiempo. La llamada capacidad de carga  de un sistema, o sea “el máximo número de personas que pueden visitar un lugar al mismo tiempo, sin causar daños físicos, económicos, socioculturales o ambientales, así como un inaceptable descenso de la satisfacción de los visitantes” es un factor clave en la planificación de una estrategia de turismo sostenible.

La realidad final es que la existencia de los diferentes sectores turísticos se aborda en la tercera parte del libro aportando los criterios necesarios de sostenibilidad para cada uno de ellos, desde el turismo de sol y playa al turismo rural pasando por el turismo deportivo. También se analiza la sostenibilidad aplicado a los alojamientos turísticos tanto los hoteleros como los extrahoteleros. Un hotel sostenible es aquel que ahorra agua y energía, reduce sus emisiones en el uso de combustibles fósiles, minimiza los ruidos, gestiona adecuadamente los residuos y las aguas grises y negras para que no generen contaminación, pero que también hace consciente al cliente de la excepcionalidad de su visita. También se aportan criterios para que todos los agentes turísticos, des de los operadores hasta los sistemas de transportes sean de reducido impacto ambiental en su  actividad.

La administración, de cada vez más países, es consciente de la necesidad de intervenir sobre el modelo masivo si se desea ser competitivo. Por ello se otorgan ayudas directas o de tipo financiero para que se transformen instalaciones, diseños y realidades en proyectos ambientalmente respetuosos. El capítulo final está dedicado al turismo sostenible en España para así ilustrar de forma fehaciente este emergente modo de ver que viajar, ir de vacaciones en nuestro país.

Es evidente que la insostenibilidad en el sector de los viajes está más que implantada. Prueba de ello es que sea más barato y, por tanto, se promueva que para viajar desde España a África, Asia, etc. se obligue primero a viajar a París o Londres y luego rehacer el trayecto (sobrevolando España) con destino al continente africano...

El Manual de Turismo Sostenible es una fuente de información para las personas del sector que en el mundo emplea a 255 millones de trabajadores, pero también para los cerca de mil millones de humanos que hacemos de “turistas” y que deberíamos ser protagonistas de una nueva visión o manera de relacionarnos con el entorno y las culturas nativas. Es por ello que esta obra es una invitación abierta, escrita de forma entendedora y rigurosa, para que seamos protagonistas de una nueva forma de comportamiento turístico. Si continuamos con el actual modelo masificado y degradador del turismo convencional quizás no podremos ser turistas nunca en la Luna o en Marte. Hoy ya no es posible escalar uno de los picos de más de 8.000 metros sin encontrarse con centenares de toneladas de basura acumuladas tras las múltiples expediciones insostenibles que siguieron a la conquista en 1953 del Everest. En el siglo XXI el turismo debe dejar la conquista de nuevos espacios si queremos que estos sobrevivan al futuro.