You are here

Manual práctico del huerto ecológico

Hay cuestiones como, por ejemplo, si un libro es interesante, que se contestan por si solas con sólo ver quién lo ha escrito y quién lo publica. Manual práctico del huerto ecológico lo firma una de las personas que mejor conoce la agricultura ecológica, por los años que ha dedicado a su estudio, y lo publica precisamente La Fertilidad de la Tierra, editores de las revistas y libros más comprometidos con la agricultura sin venenos. Es evidente que de este tándem sólo podía salir un libro excelente.

 

Portada del manual de Mariano Bueno.

Mariano Bueno ya escribió El huerto familiar ecológico hace más de un lustro y se convirtió en un bestseller, y ahora este excelente comunicador aúna su experiencia y su capacidad pedagógica forjada en sus números cursillos impartidos por todo el país, lo que nos lleva a que Manual práctico del huerto ecológico se convierta otra vez en un bestseller.

 

Como en otras obras de Mariano Bueno –caso del libro Cómo hacer un buen compost–, el autor no sólo escribe a modo de quien pareciera que está dando una clase magistral, sino que también lo ilustra con su experiencia a modo de un impresionante despliegue fotográfico. La calidad de la ilustración que acompaña al Manual práctico del huerto ecológico es remarcable. Tampoco puede evitar el autor su pasión y convicción por el tema. Esto lleva implícito que el libro no sólo recopila las técnicas básicas para poner en marcha un huerto familiar, un huerto escolar o un huerto urbano, sino que describe también sus aprendizajes vivenciales.

 

Por ello, esta extensa guía práctica se estructura en cinco partes. En la primera se detalla lo que necesitamos saber para poner en marcha un huerto. En la segunda se adentra en las técnicas básicas que deberemos conocer para mantener nuestro huerto. En la tercera nos describe los cultivos más frecuentes. En la cuarta, Mariano Bueno, geobiólogo y persona de amplios conocimientos humanistas, nos ilustra sobre las fuerzas que inciden sobre el huerto desde el clima, pero también desde el cosmos y las energías sutiles. Y, finalmente, resume cómo evolucionará nuestro huerto a lo largo de todo un año, para que no tengamos dudas sobre lo que deberemos hacer desde la práctica cotidiana.

 

Una página del manual de Mariano Bueno.

 

Un anexo remata el libro, con diversas experiencias y algunos consejos para montar huertos urbanos y huertos escolares. “En el huerto ecológico, el verdadero aprendizaje surge como resultado de la práctica cotidiana, a través de continuas pruebas y ensayos, a veces con errores, casi siempre con gratificantes aciertos”. Ésta es, pues, la filosofía del libro que, sin embargo –gracias a ser el compendio de la experiencia de muchos años por parte del autor–, nos permitirá no sólo poder gozar de obtener alimentos frescos y saludables que podremos recoger cada mañana para llevar a la mesa, sino también disfrutar de una experiencia que, además, fomenta una sana relación con la naturaleza.

 

Como reconoce el propio Bueno: “el huerto nos regala un esplendor de hortalizas, frutos, flores, sabores, colores; nos da la oportunidad de realizar tareas creativas, de experimentar y descubrir nuevas cosas, de hacer sano ejercicio, de comer alimentos saludables, de regalar excedentes a familiares y amigos, de respirar aire fresco, de percibir con nitidez el paso de las estaciones… en pocas palabras: de disfrutar de la vida”. Manual del huerto ecológico nos sumerge en el mundo del cultivo, ya sea en una pequeña parcela frente a nuestra vivienda o incluso en una terraza. La agenda o cuaderno de campo con el manejo de calendarios de siembra, apoyado de las tablas de cultivos e incluso de un calendario lunar, nos permite prever las labores, establecer la época y las fechas idóneas para planificar las labores del huerto.

 

Aspecto de la edición del libro.

Y para que no quedemos desasistidos, más allá de la bibliografía, también nos aporta direcciones útiles para el cultivo de nuestras hortalizas, ya sea para adquirir semillas, herramientas y productos para ayudar a mantener la fertilidad de la tierra, o para protegerla con técnicas biológicas de las plagas.

 

En definitiva, una obra que, incluso no teniendo posibilidad alguna de poder cultivar un huertecillo urbano, nos permitirá soñar y, quizás, incluso pensar en el modo de poder aficionarnos, ni que sea empezando por una bandeja de cultivo tipo horturbà o con un microhuerto de germinados en nuestra cocina. En cualquier caso, un mundo más sostenible sólo lo conseguiremos si nos acercamos a la naturaleza y mantenemos una relación más armoniosa con la tierra que nos proporciona el alimento, en definitiva, la vida. Con la llamada revolución verde y la proliferación de pesticidas y fertilizantes derivados del petróleo, nos hemos olvidado que no hay nada tan sagrado como comer sin venenos, puesto que al fin y al cabo los alimentos son nuestra mejor fuente de salud.

 

Manual del huerto ecológico es también una llamada a tomar consciencia sobre la importancia de cultivar con criterios ecológicos. Cultivando nuestras propias hortalizas sin químicos entendemos que otro estilo de vida es posible y, así, una vez más por otro camino, pero no por eso menos necesario, nos sumergimos en la suficiencia, la sostenibilidad y la simplicidad vital. Un libro para disfrutar y que, como decíamos al principio, es el fruto de la unión de un maestro con unos editores comprometidos que han conseguido un libro de una gran belleza estética, por lo que los contenidos magistrales son también un verdadero regalo a la sensibilidad artística.

 

actualizado: 
09/04/2009
parte de: