You are here

Reponer la Tierra




 

reponer la Tierra
 
 
 
Reponer la Tierra
Un repaso a las relaciones del ser humano con el planeta

José Luis Gallego
Prólogos de Rosa Regàs e Ignasi Carreras
Plaza y Janés
Debols!llo
Intermón Oxfam
Plaza Janés
Barcelona, 2002
 
 
 
Reponer la Tierra
Un repaso a las relaciones del ser humano con el planeta
 
Cada día los medios de comunicación nos transmiten noticias relativas al medio ambiente. Televisión, periódicos, revistas, en todas partes nos informan sobre acontecimientos que nos parecen sabidos. En realidad, asumimos que lo que podemos aprender ya nos lo dan estos medios. El cambio climático, las irregularidades meteorológicas de este verano en medio mundo o la reciente Cumbre de Johannesburgo son tan sólo la punta del iceberg medioambiental, o sea, auténticos desconocidos.

Quienes desean saber más sobre cualquier tema y consideran que la información sobre medio ambiente que aparece en prensa, radio o televisión viene dada en cuentagotas, recurren a las revistas especializadas o a otros canales no asequibles para la mayoría. Además, tanto con los medios comunes como con los especializados uno acaba teniendo la impresión de que ofrecen información poco comprensible o, en todo caso, que presuponen conocimientos que no todos tenemos.

Hay libros que acaban siendo como amigos. Reponer la tierra se ha escrito para que todos seamos capaces de comprender lo más básico sobre el medio ambiente. Podríamos destacar muchos aspectos, reproducir muchos datos para que este libro llegue a tus manos. Lo importante es que disponemos de muchos recursos fáciles para conservar nuestro medio natural.

Cuando abrimos el grifo para ducharnos o fregar los platos, no somos conscientes del privilegio que supone disponer de toda el agua que necesitamos. Ni se nos ocurre pensar que cada año 12 millones de personas mueren por no poder acceder a un agua potable en condiciones. Sin duda alguna, urge desarrollar sistemas de potabilización del agua y erradicar los monocultivos intensivos, pero también urge adoptar medidas que nos hagan reducir el gasto innesario de agua. Es un pequeño gesto, a nuestro alcance, pues sólo requiere del esfuerzo individual. Te has parado a pensar qué uso podrías darle al agua fría que fluye en la ducha hasta que sale la caliente? Es muy fácil, pon el cabezal del teléfono dentro de un cubo y utiliza este agua para regar las plantas de tu casa.

Del cambio climático se ha informado mucho en estos últimos meses. De la necesidad de reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, de la urgencia de ratificar el protocolo de Kioto, de las movilizaciones y protestas alrededor del mundoCon este alud de datos quizá se haya conseguido despertar la denominada conciencia ecológica de algunos escépticos. Estados Unidos, desde luego, ni siquiera se encuentra entre estos escépticos. Indiferente al progresivo calentamiento del planeta, el país más poderoso del mundo se ha propuesto comprar su derecho a seguir contaminando. De qué forma? Adquiriendo los cupos de CO2 que se adjudicaron en Kioto a los países en vías de desarrollo.

Ante todo esto, y puesto que muchos pocos hacen un mucho prefiere la bicicleta o el transporte público a tu coche, y reclama la certificación forestal sostenible de los muebles que compres. Reponer la tierra está en tus manos.


 
actualizado: 
02/06/2002
parte de: