You are here

Revoques, muros de barro y normas para construir con paja

En la antigüedad, las primeras casas y ciudades se construyeron con tierra cruda. Hoy, para levantar nuestros hogares empleamos materiales que requieren de procesos de fabricación complejos y que no son fáciles de reciclar. Incluso, en algunas ocasiones incorporan elementos tóxicos.

Frente a esta realidad han surgido muchas iniciativas para promover la bioconstrucción o una forma de habitar basada en la simplicidad tecnológica i arquitectónica.  Entre estas opciones está la bioconstrucción con tierra cruda o barro. Aunque a menudo podemos pensar que el cemento, el metal, le vidrio o la madera son los materiales constructivos dominantes, lo cierto es que entre un tercio y la mitad de la población mundial vive en casas de tierra.

Cuando hablamos de tierra en realidad nos estamos refiriendo a los diferentes tipos que se clasifican por lo que se conoce como granulometría, y a partir de esta definimos tipos como arcilla, limo o arena con las que podemos preparar el barro o la tierra cruda como material con el que no sólo se pueden levantar paredes sino también elaborar los revocos protectores y decorativos o los suelos.

Títulos publicados hasta 2015 en la colección Icaria-Bioarquitectura.

La construcción con tierra no es asignatura en las escuelas de arquitectura, pero sin embargo, muchos arquitectos han experimentado con ella y han compartido este conocimiento. Actualmente, entre la arquitectura con tierra también se incluiría materiales como las balas de paja, la cal y la madera. Existen algunos libros al respecto. A continuación comentamos algunos.

Dado que la construcción con tierra es un conocimiento poco divulgado, el colectivo Bioarquitectura Mediterrània (BAM) junto con la editorial Icaria está promoviendo la colección de libros Icaria- Bioarquitectura, formada por obras técnicas, pero profusamente ilustradas con imágenes color, todas ellas, obrass muy prácticas que describen de modo fiable no sólo las proporciones más adecuadas de las preparaciones, sino también las características plásticas idóneas, o la utilización de los posibles estabilizantes de la tierra (desde la paja o la cal, al cemento, etc.).

Portada del libro publicado en la colección Icaria-Bioarquitectura.

El primer libro de esta colección Revoques de Barro. Mezclas, aplicaciones y tratamientos (Bioarquitectura, 1)), su autor, el arquitecto alemán, Gernot Minke desarrolla todos los secretos para realizar revoques con un material práctico, económico y saludable para las personas, sustentable para el medio ambiente y al alcance de todos. Es por tanto una obra, imprescindible para quienes eligen la construcción natural, decoradores, arquitectos y constructores. En este pequeño manual se detallan las mezclas, los aditivos, los refuerzos, las pinturas, las impermeabilizaciones y las reparaciones. Destacamos de la misma que está ampliamente ilustrada con lo cual puede considerarse como una guía paso a paso para preparar el tipo de barro que se usará para proteger o decorar en la construcción con tierra.

Los revoques con arcilla tienen como principal ventaja que utilizan un material de baja intensidad energética (tan sólo hay que recolectar y preparar con la granulometría adecuada la tierra), saludable para quien lo trabajan, pues su contacto con la piel no la daña, y sobretodo porqué una vez aplicado permite que la vivienda sea transpirable (es decir el muro de barro permite la difusión de la humedad sin causar los problemas que se observan en el cemento) y actúa como un regulador térmico precisamente por que absorbe y suelta humedad fácilmente con lo que permite crear espacios vitales agradables. Todo ello sin perjuicio de que es un material flexible y de belleza elegante cuando el revoque es el adecuado.

Portada del libro publicado en la colección Icaria-Bioarquitectura.

Otro libro de la colección imprescindible es Muros de Barro (Bioarquitectura, 3), donde el mismo autor, Gernot Minke, describe e ilustra los diferentes sistemas tradicionales y modernos de muros de barro, incluyendo sistemas antisísmicos. Asimismo, explica detalladamente la producción, la preparación de mezclas de barro y los componentes de construcción de los muros, exponiendo las ventajas y desventajas de cada solución.

No es un libro escrito sólo para arquitectos, ingenieros y contratistas, sino que se presenta como una guía para todas aquellas personas sensibles y que piensan convertirse en autoconstructores de su propio hogar con técnicas de bioconstrucción. La edificación con tierra insta pues a crear muros de mayor grosor que con los materiales artificiales con lo cual mejoramos su capacidad de inercia térmica, o sea de almacenar el calor y cederlo posteriormente. Hay criterios tales como que la proporción ideal para la construcción con tierra es mezclar un 65 % de arena con un 18 % de limos y un 20 % de arcilla. Estas proporciones pueden variar si pretendemos levantar un tapial o construir un adobe. Los muros de barro permiten pues atenuar los cambios de temperatura externos y por tanto, crean un ambiente interior más agradable. En los climas donde las oscilaciones extremas de temperatura entre el día y la noche son importantes, los muros de barro son ideales. De hecho, en la mayor parte del centro de la península ibérica, muchas de las viviendas se han construido históricamente con adobe o tapial (tierra aprisionada).

Otro libro, de este prolífico arquitecto alemán, promotor de la bioconstrucción que ya comentamos y recordamos es su Manual de Construcción con Tierra, donde Minke compendía sus estudios orientados a las múltiples aplicaciones de la tierra como material de construcción, que es utilizada en casi todos los climas cálido-secos y templados del mundo como material predominante desde los inicios de la civilización y hasta la actualidad, ya que un tercio de la humanidad vive en viviendas de tierra.

Tanto  Revoques de Barro como Muros de Barro son libros eminentemente prácticos y por ser tan específicos en su temática constituyen obras imprescindibles para los amantes y profesionales de la bioarquitectura. El uso de estos materiales naturales nos permite construir con un producto inerte que no se incendia, no se pudre, ni es susceptible de ser atacado por insectos. Un material por tanto que nos permite integrar nuestros hogares de una forma más armónica en el medio natural.

La construcción con tierra, más allá de las posibilidades que ofrece no sólo para profesionales sino también para aficionados, ha ido evolucionando hasta que actualmente uno puede conseguir la licencia municipal para construir su hogar con tierra (siempre que el proyecto vaya firmado por un arquitecto colegiado). Esto ha sido posible porque la bioconstrucción ha pasado de ser una “arquitectura de experimentación” a ser un arquitectura alternativa y por tanto fundamentada en los mismos principios que garantizan la seguridad y fiabilidad que hay detrás de esta ciencia.

Portada del libro publicado en la colección Icaria-Bioarquitectura.

Un ejemplo de la evolución pragmática de la arquitectura con tierra es el libro también publicado por Icaria Editorial junto con el BAM titulado: Reglas profesionales de construcción con paja (Bioarquitectura, 4) impulsado por la Red de construcción con paja y el Réseau français de la construction en paille. La construcción con balas de paja es una forma de arquitectura con tierra ya que los revoques tanto exteriores como interiores con tierra son imprescindibles.

La obra detalla en su primera parte las propiedades de las balas de paja, las técnicas constructivas y las relaciones entre los diversos apartados: sub-bases, carpinterías, revestimientos, equipos técnicos, etc.  La segunda parte contiene numerosos documentos prácticos: un cuaderno de las cargas para la utilización de las balas de paja, un inventario de procedimientos y fichas de control de calidad, métodos de cálculo, etc. Estas reglas profesionales se dirigen a los albañiles, constructores, arquitectos, contratistas y artesanos interesados en las prácticas de bioconstrucción. Son a la vez un guía para los constructores, un apoyo para los formadores y una garantía para los aseguradores.

Este libro de reglas profesionales conocidas como las normas cp 2012, que ha publicado Icaria Editorial se basa en la segunda edición publicada inicialmente en francés y que es fruto de experiencias recogidas por los formadores, técnicos y constructores de edificios aislados de paja. La revisión del texto ha permitido una mejor legibilidad y claridad; aporta sobre todo precisiones técnicas y una metodología de cálculo de la difusión del vapor de agua.

Por tanto es un libro imprescindible en la medida que facilita que esta forma de arquitectura con tierra se implante como una arquitectura alternativa realista y que no puede ser rechazada por falta de estándares técnicos.

Artículo elaborado por la redacción de terra.org

actualizado: 
14/03/2016
parte de: