You are here

Sayonara Sushi

El eurodiputado Raül Romeva es uno de los que más trabaja en el Parlamento según reza a estadística de este organismo. Habitualmente, su actividad se puede seguir a través de su blog, aunque también en informes técnicos y ensayos publicados por diferentes editoriales. Sin embargo, como reconoce este político, parte de su misión es rendir cuenta de su actividad a la sociedad a la cual representa. Así que por una vez ha escogido otro registro documental, la novela. En Sayonara Sushi, la denuncia humanitaria y ecológica está en manos de una periodista de ficción, Paula Ramos, conocida por el apelativo de “Sushi” personaje que vivirá un sinfín de aventuras que le cambiarán la vida investigando la inmigración ilegal y la sobrepesca del atún rojo en el Mediterráneo.

zoom

Portada del libro publicado por Random House Mondadori.

Existe una versión en castellano y otra en lengua catalana.

Como reconoce el propio autor, Raül Romeva, su libro es una advertencia sobre los problemas de la sobrepesca en el Mediterráneo. El problema no es nuevo y se calcula que para el 2048 no habrá recursos pesqueros disponibles de seguir la tendencia actual. Probablemente, hay suficientes informes de denuncia sobre este problema, pero ponerlos en la trama de una novela permite que un público más amplio se percate de ellos. De hecho, Sayonara Sushi empezó siendo una recopilación de artículos a modo de "un ensayo periodístico". Sin embargo, amigos y conocidos vinculados al mundo editorial le aconsejaron que lo convirtiera en una novela. Esto le dió la oportunidad por un lado de camuflar algunos de los elementos y personajes que en realidad forman parte de su propia experiencia como parlamentario y por otro no tener que estar sujeto a la exactitud que obliga un ensayo pero manteniendo el mismo tono de veracidad. En una escena que tiene lugar en un restaurante de Malta, Raül Romeva homenajea claramente a los biólogos marinos Sebastián Losada y Sergi Tudela, de Greenpeace y World Wildlife Fund respectivamente, que son los responsables de las campañas de ambas organizaciones para detener la pesca del atún rojo. 

Con este libro de ficción Raül Romeva inicia su andadura literaria. Sayonara Sushi tiene la relevancia de novelar la realidad. Este es un valor esencial en esta novela puesto que su función, a parte de entretener es concienciar. Pero el texto desde la primera página atrapa al lector ya que el propio personaje de la periodista Paula Ramos se hace muy cercano. A lo largo de los diálogos y las situaciones van apareciendo elementos de la actualidad como el de la radiación de Fukushima que se entronca con un hermano de la periodista que regresa de Tokio después de un mes del accidente nuclear.

Raül Romeva advierte que buena parte de la problemática relacionada con la pesca que sirve de nudo de la novela tiene que ver con que los actores en el problema hacen de árbitros y jugadores a la vez, por lo que son arte y parte y manipulan a conveniencia la realidad. El autor nos recuerda que mientras los científicos recomendaban no sobrepasar la captura de 15.000 toneladas de atún rojo la realidad es que se pescan hasta 60.000 toneladas, hecho que ha puesto en jaque la supervivencia de este pescado en el Mediterráneo. Y el destino mayoritario de la carne del atún rojo es abastecer el mercado japonés amante del pescado crudo en forma de sushi. De ahí que ya sea con yenes o dólares el dinero que se mueve para impedir las capturas es millonario.

La periodista que protagoniza la novela se embarcará en el Rainbow Warrior, buque insignia de Greenpeace, desde el que vivirá en primera línea las conexiones entre el poder económico y la político hasta adentrarse en los riesgos que conlleva el periodismo de investigación.

Consecuente con la propia denuncia que impregna Sayonara Sushi, Raül Romeva reconoce que hace años que no come atún rojo y que el sushi se puede hacer con otros pescados.

Lo recuerda en palabras de la propia protagonista:

"-¿Quiere decir eso que nunca más podré volver a comer sushi?

-No necesariamente. El sushi se puede hacer con muchas otras especies. Claro que el de atún es el más apreciado. Piensa que en el mercado de Tokio se han llegada a pagar trescientos mil euros por un bicho de trescientos cincuenta kilos!. A lo japoneses se les ha ido la olla. Y a nosotros también. La idea es recuperar la especie para volver a comer en el futuro. Es urgente controlar mucho mejor la pesca ilegal para evitar su extinción."

El eurodiputado Raül Romeva dedicando un libro de Sayonara Sushi a una lectora el día de su presentación en Barcelona (26 de marzo 2012). Foto: Fundación Tierra.

El libro se publica en castellano y catalán y sin duda es una novela primeriza, pero que augura que el eurodiputado volverá a utilizar este género. De hecho, reconoce que ya trabaja en otra novela dado que merced a la ayuda de una pléyade de amigos escritores que le han animado a adentrarse en el oficio de la ficción.

actualizado: 
30/03/2012
parte de: