You are here

Glup, una aventura sin desperdicio




 

 
Glup
Glup, image 1
Glup image 2
 
 
 
ficha técnica:
título

Título original:Glup, una aventura sin desperdicio
Dirección:Aitor Arregi, Iñigo Berasategui
Guión:José Antonio Vitoria
Actores:Animación 3D
Nacionalidad:Española
Año:2004
Género:Infantil
Duración:70 minutos
Sitio oficial de Glup

 
 
 

Glup, una aventura sin desperdicio

Sobrevivir en el vertedero

 

 En un momento en que nuestra sociedad consumista produce alrededor de 1, 7 kg/habitante de basuras, nadie queda a salvo de este problema ecológico. Sin embargo, por arte de magia cada noche nuestras basuras desaparecen misteriosamente de las calles. En un 60 % van destino de los vertederos controlados, un 30 % a incineración y tan sólo un 10 % se reciclan. Glup, una aventura sin desperdicio es una película situado en un mundo mágico cuyo habitat es un vertedero. Una ciudad de basuras, donde todos los objetos son los deshechos propios de un vertedero, pero que en este caso tienen vida propia y son los protagonistas. El vertedero regentada por Don Bater, un inodoro, que vive acobardado por lo que el Gran Horno Incinerador pueda hacerle. Ante esta realidad el malo de la película sólo quiere aplacar la furia de éste,. Su misión es proporcionarle toda la basura que la incineradora le pida. Es por ello que no va a permitir que fenómenos como el reciclaje prosperen. El reciclaje hace soñar a la basura con una vida mejor. Esto supondría el fin de la comida para su amo, y por ende, su propio fin.

Aunque pueda sonar a fantasía, desgraciadamente esta es la realidad a la cual se enfrenta la gestión real de los residuos. Los vertederos son molestos y precisan de grandes espacios alejados de poblaciones. Las incineradoras, a pesar de la contaminación que pueden causar en forma de dioxinas ocupan poco espacio y pueden venderse por inevitables mientras la producción de residuos aumenta año tras año. En contra partida, el reciclaje, la reutilitzación y la recuperación nos enseñan que lo que llamamos basura es en realidad materiales que pueden ser útiles para nuevos usos. Sin embargo, el reciclaje requiere de un esfuerzo de la población para seleccionar y separar las diferentes fracciones de la basura. Por su parte, la mayor parte de los gobiernos todavía no han comprendido la gravedad de la baja tasa de reciclaje y de no tomar medidas que lo incentiven de forma contundente.

Glup es, por tanto, una película con una filosofía ecológica. Don Bater representará, el derroche, la inutilidad, el consumo y el caos. Frente a él están nuestros héroes, cuya filosofía es la del reciclaje, la utilidad y el equilibrio ecológico. Este conflicto entre destrucción y conservación del medio ambiente, tan evidente en nuestra vida diaria contribuirá sin duda a que el público se sienta cerca de los mensajes ecológicos que se transmiten en el film.

Alicia, la protagonista humana de esta animación en 3D se subleva cuando su padre tira su vieja radio al camión de la basura. A partir de este momento, la aventura está servida y no le falta ninguno de los elementos para que los pequeños se entretengan sino que también los adultos se lo pasaran bien. Los números musicales por las calles del basurero al más puro estilo de West Side Story no tienen desperdicio. El ambiente de esta ciudad-basurero es una recreación de los bajos fondos de las ciudades que aparecen en el cine negro, al estilo de Chinatown, etc. Será, por tanto, un ámbito peligroso y propicio a la aventura. Aventuras en las que los tres protagonistas,- Glup (la gabardina detective), Benson, su otro ayudante (un viejo sillón de orejas) y Alicia (la chica amnésica) - tendrán que "sacar de apuros" a los habitantes de la ciudad – basurero. Su salvación es el reciclaje y contra este luchan los malos encabezados por Don Bater. Se agradece que la película adopte el más puro estilo de los antihéroes del cine negro. Su protagonista, Glup no se las da de salvador de la "humanidad". Por su parte los malos como el Horno Incinerador, el Rollo y desatascador o Don Bater simulan a la perfección la tensión real en la que vivimos donde la incineración se vende como la tecnología salvadora en contra del beneficioso reciclaje.

Un film de animación 3D made in Spain cuyo arte como obra cinematográfica es indiscutible. La banda sonora con raps, blues interpretada por artistas diversos entre los que se colaron incluso los de OT2 como Ainhoa que intrepreta dos canciones. Glup ha tenido un presupuesto de 1,2 millones de euros y ha sido posible gracias al trabajo de 25 personas. Ojalá en nuestro mundo real sepamos detener la ambición de extender la basura hasta cubrir todo el planeta y nazca defenitivamente la nueva idea de reducir el consumo y aplicar las 3 R (reciclaje, recuperación y reutilización) sin más dilación.

 

 

 


Curiosidades...

Comprar, usar y tirar; ésta es la máxima de un mundo en el que los objetos no duran más de lo que canta un gallo. Las tiendas se vacían y los vertederos se llenan. Alicia es testigo de primera mano de este lamentable fenómeno, ya que sus padres, se desprenden despreocupadamente de objetos con sólo unos pocos meses de "vida". Pero no todo está perdido mientras haya gente como Tomás, un viejo chatarrero amigo de Alicia, quien la inicia en el valioso arte del reciclaje. De la mano de Tomás, nuestra protagonista aprende el verdadero valor de las cosas, llegando incluso a arreglar una vieja radio con sus propias manos. Las cosas se complican cuando la madre de Alicia decide echar a la basura la radio reciclada de su hija y sustituirla por otra nueva, más sofisticada pero menos personal.
La película ha sido patrocinada por la empresa basca gasista Naturcorp Multiservicios y la Caja de Ahorros Kutxa.
 

 


 
actualizado: 
04/04/2004
parte de: