You are here

Himalaya, l'enfance d'un chef




 

 
El cineasta Eric Valli, profundo conocedor de la región del Dolpo nos ofrece una peculiar aventura en esta recóndita región del Tibet

La tradicional caravana de yaks es la excusa para adentrarse en las costumbres y la humanidad de los pueblos del Dolpo


ficha técnica
Himalaya

Título original: Himalaya, l'enfance d'un chef
Dirección: Eric Valli
Guión: N. Azoulai, O. Dazat, L. Gardel, J.C. Guillebaud y E. Valli
Fotografía: J. de Trégomain
Música: Bruno Coulais
Actores: Thilen Lhondup, Gurgon Kyat, Lhakpa Tsamchoe, Karma Wangel, Karma Tensing
Nacionalidad: Francia-Nepal-Reino Unido-Suiza
Año: 1999; estreno en España: 2006
Género: Drama-Aventuras
Duración: 108
Distribución: Karma Films



Himalaya, la infancia de un jefe
Aventura humana en las cumbres del mundo

Que estamos colonizados culturalmente por la industria americana no lo duda nadie a estas alturas. Se estrenan películas sensacionales como Planète Blanche y veremos cuando nos llegan acá. Lo que pasa es que no siempre nos ponen las evidencias en bandeja. Uno de los filmes más celebrados de los últimos tiempos del cine francés que fue rodada en 1999 llega a nuestro país seis años más tarde lo cual nos muestra lo mal que está la cultura europea en lo que a distribución de cine propio. Himalaya, la infancia de un jefe es el relato de historias humanas reales, sinceras, sin efectos especiales, con actores no profesionales y procedentes del propio mundo en el que viven: el Dolpo, una de las regiones del planeta situadas a mayor altitud (entre 4.000 y 5.500 m).

La película podría haber sido un documental etnográfico de un mundo cultural amenazado pero se convirtió en un relato donde el enfrentamiento generacional, el amor y la experiencia vital de un pueblo sirven a una historia universal con  celos, tensión, lucha por el poder y orgullo, pero también comprensión, pasión y generosidad. El propio director, Eric Valli, define su película como un "western tibetano", aunque podríamos también definirlo como un road movie a caballo de una caravana de yaks atravesando paisajes de infarto. Quizás lo más destacable de una película siempre es el trabajo de interpretación de los actores. En Himalaya  los  intérpretes no podían ser más sinceros puesto que se interpretan a ellos mismos. En realidad esta película es una recreación de varias historias reales de este pueblo. Son las vivencias  de dos personajes reales: el conductor de caravanas de yaks y jefe Tinlé y Norbou, un lama, pintor y que nunca había salido de su monasterio. Ambos, amigos de Valli y que los conoció durante su estancia en el Dolpo, una de las regiones más aisladas del  universo tibetano todavía inviolado, son los verdaderos protagonistas de un reto sobrehumano que cambiará el porvernir del valle entero.

La historia es el conflicto planteado cuando un accidente arrebata la vida del hijo del jefe del pueblo Tinlé. A partir de este momento este se niega que el encargado de dirigir la caravana anual de yaks para intercambiar la sal por cereales en los pueblos de las llanuras la asuma Karma, el más calificado del pueblo, pero que el viejo jefe le achaca la muerte de su hijo puesto que pertenece a la familia rival. Karma se enfrentará a las tradiciones y avanza la salida de una parte de la caravana. Tinlé será fiel a las costumbres y contará con la ayuda de su hijo Norbou, lama que nunca ha salido de su monasterio además de la viuda de Karma, Pema y su su hijo Passang quien debería ser en el futuro jefe del pueblo. Así pues tras estos ingredientes dramáticos podremos descubrir el vasto universo cultural de este pueblo situado en la cima del planeta.

La conservación de la naturaleza va intrínsecamente acompañada de la preservación de los culturas que la pueblan. Nuestro planeta afectado por la globalización  y mestizaje cultural está perdiendo uno de sus mayores patrimonios como especie. Himalaya, tiene la virtud de ser una aventura que combina la esencia de la vida de los hombres del "país de nive", sus debilidades, su belleza y su humanidad. Como reconocía el lama pintor Norbou a Eric Valli, "teníamos que hacer esta película como testimonio, antes de que la tradición se funda como la nieve al sol".

No es la primera de lo que podríamos calificar películas etnográficas alertando sobre la importancia de las tradiciones culturales. Hay títulos como La Selva Esmeralda, o Nanouk el esquimal por citar sólo unos ejemplos. Sin embargo, Himalaya, l'enfance d'un chef es la primera que en que una cultura se autointerpreta recreando no sólo sus corazones sino el universo cultural generado en el vasto paisaje que los envuelve.

Uno no se puede escapar a la fuerza de las imágenes de la película ni tampoco a la pasión de cada uno de los personajes. Sin duda es una película épica y que no podemos sino celebrar que todavía queden seres humanos como Eric Valli que aprovechando el privilegio de haber sido uno de los pocos occidentales que entabló amistad con los habitantes del Dolpo les convenciera para que su vida pudiera ser compartida a través del séptimo arte por muchos más humanos preocupados ante la pérdida del patrimonio cultural que nos acecha. Los rostros sin maquillar de Tinlé, Karma, Norbou, Pena, Passang y todos los demás habitantes del pueblo constituyen la mejor expresión y homenaje a un mundo amenazado. Ojalá permanezcan en la realidad y no debamos echar mano de una película para que en el futuro podamos explicar la vida en el techo del mundo.

Curiosidades...
Eric Valli antes que cineasta ha sido un residente del Himalaya y, por tanto, profundo conocedor de la región del Dolpo donde entabló amistad con los personajes y les acompañó en sus tradicionales caravanas de yaks transportando la sal que intercambían por cereales. Antes de rodar este film Valli había ejercido como fotógrafo en revistas de prestigio como National Geographic, Geo, Life y París Match, a la vez que ha  escrito varios libros sobre el Himalaya.  Esta película, producida por Jacques Perrin,  se  considera una de las mayores aventuras del cine francés. Un equipo de 20 profesionales estuvieron 32 semanas a 5.000 m de altura, recorrieron 1.400 km a pie, transportaron 2 tonelades de material con 200 porteadores, atravesaron 21 puertos de montaña y soportaron temperaturas extremas desde + 30° a – 40°C. En el año 2000 recibió dos galardones del prestigioso premio Cesar tanto por la fotografía como por la banda sonora. Eric Valli estrenó en Francia en marzo del 2006 su nueva película La pista, ambientada en el desierto de Namibia (África) y que cuenta con actores profesionales y destinada a público familiar que distribuye Gaumont Columbia Tristar Films.




actualizado: 
06/04/2006
parte de: