You are here

La historia de las soluciones

Noviembre, 2013.- Una vez más la artista y activista Annie Leonard nos invita a 10 minutos de gozo con La historia de las soluciones, para animarnos a asumir que ha llegado el momento de dejar los lamentos y adoptar soluciones. Disponemos de soluciones para atajar la actual crisis ambiental, social y personal. No hay que inventarlas, tan  sólo hay que ponerlas en práctica y sumar esfuerzos en la misma dirección. Pero no valen todas las soluciones, que hay muchas. Annie Leonard nos impulsa a adoptar sólo aquéllas que cumplan con unos objectivos (en inglés esta palabra es GOAL). Y adoptando "goal" como acrónimo, nos propone que cualquier solución que adoptemos debe cumplir con 4 características irrenunciables:

G  (Gives) que dé más poder a las personas y se los quite a las corporaciones para construir democracia.

O (Open your eyes) que permita abrir los ojos a las personas a la verdad de que, una vez se han satisfecho las necesidades básicas, es suficiente, ya que la felicidad y el bienestar no proviene de comprar más cosas sino de la comunidad, de la salud y de dar sentido a la vida.

A (Accounts) tener en cuenta todas las consecuencias, incluyendo las que afectan al conjunto de la población del planeta. En otras palabras, internalizar los costes en vez de externalizarlos como hacemos habitualmente en nuestros negocios.

L (Lessens) disminuir la enorme brecha de la riqueza entre los que ni siquiera pueden satisfacer sus necesidades básicas y los que consumen mucho más de lo que les corresponde.

Entre estas soluciones está el consumo colaborativo o cooperativo, compartir (sharing) que nos permite, no sólo racionalizar los bienes, sino también ahorrar recursos en su producción y crear sentido de comunidad. En definitiva, una apuesta como la que pretende la economía compartida que propone  Guillermo O. Vetcher en su libro "De ahora en adelante".

La reflexión que nos propone La historia de las soluciones viene marcada por un mensaje positivo que termina de una forma contundente: no tiene sentido dedicar inteligencia a resolver cómo alargar la vida de la batería de un móvil, cuando los problemas del planeta se nos amontonan y escapan a nuestro control. No debemos trabajar para el más, sino para el mejor. No se trata de cambiar unas pocas normas del juego, sino de que entre todos cambiemos el juego entero. Cada vez hay más personas dispuestas a sumar, pero que nuestras soluciones cumplan con el GOAL.

Subtítulos del video La historia de las soluciones a cargo de El Correo del Sol

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

- La historia de las cosas (con comentarios didácticos)

- La historia del cambio 

- La falsa solución del comercio de carbono