You are here

Naturaleza muerta (Sanxia haoren/Still Life)




 

 


El paisaje en obras de la ciudad de Fengjie afectada por la presa de las Tres Gargantes es el escenario de la película.




Un minero y una enfermera recorren la ciudad en demolición de Fengjie buscando cada uno recuperar un pasado que está hundiéndose.


ficha técnica
NATURALEZA MUERTA

Título original: Sanxia haoren/Still Life
Dirección: Jia Zhang-ke
Artistas: Zhao Tao, Han Sanming
Guión: Sun Jianmin, Guan Na
Montaje: Khung Jinlei
Música: Lim Giong
Nacionalidad: China
Año: 2006
Género: Documental dramatizado
Duración: 108 minutos
Distribuye: Golem
Estreno el 24 de agosto 2007



NATURALEZA MUERTA (Sanxia haoren/Still Life)
Hundidos en la presa de las Tres Gargantas

Naturaleza muerta es un viaje privilegiado a una de las zonas de China que más se ha transformado debido al proyecto faraónico de la presa de las Tres Gargantas. En este viaje escénico son, sin embargo, las personas quienes le dan vida frente a la epopeya de la demolición y reubicación de centenares de miles de habitantes. Entre una climatología lluviosa y de un calor sofocante uno va entrando poco a poco no tanto en la trama en sí sino en la esencia de una transformación paisajística y humana.

El argumento de la narración es bien simple. Un minero, Sanming y una enfermera, Shen Hong vuelven a la ciudad de Fengjie que está quedando sumergida por el agua de la presa. Mientras Sanming busca a su mujer que le dejó hace 16 años, la enfermera quiere encontrarse con su marido al que no ve de hace 2 años. Con esta sinopsis simple, sin embargo, el director Jia Zhang-ke nos narra una historia mucho más compleja tejida con una exquisita sensibilidad a pesar del drama de fondo en el que viven todos los personajes.

Desde el momento de la llegada a Fengjie navegando por el río Yangtsé en un barco que más bien es como un autobús abarrotado de huamnos no pararán de sucederse los acontecimientos. Un film que nos ilustra sobre una China en transformación pero que a la vez agita los instintos básicos de los supervivientes. Desde los magos que intentan atracar a los todavía incautos que van llegando hasta lo complejo de conseguir información sobre el pasado aún siendo relativamente reciente. Las relaciones de familia, el esclavismo enmascarado, la corrupción administrativa, el machismo galopante bajo la influencia de una televisión que incita a la bravocunería pasando por el sentido de solidaridad entre los trabajadores conforma el universo inquietante de Naturaleza Muerta. En contraste, la dulzura que los dos protagonistas, cada cual en su ambiente, aportan a todo lo que acontece a su alrededor. En realidad, el título original de la película, Sanxia Haoren, que se traduciría como la buena gente de las Tres Gargantas describe la bondad en un mundo que se ahoga..

La vida de los personajes que transcurre en la pantalla va calando como la llúvia casi permanente bajo un cielo blanquecino en el que el sol es  anecdótico. Sanming recuerda que pagó hace 16 años por su mujer 3.000 yuans (1 yuan = 0,10 euros). Cuando la encuentra para reanudar la relación interrumpida deberá pagar 30.000 por liberarla de quien la tiene trabajando en su barco. La ventaja para el minero es que podrá trabajar nuevamente en las minas de carbón ganando 200 yuans al día mientras que formando parte de los equipos de demolición en Fengjie sólo cobra 50. Pero también advierte que a diario "en la mina sabes cuando entras pero no si vas a salir".

Por su parte Shen Hong se mueve en otro ambiente algo menos sórdido mientras busca a su marido con la ayuda de un amigo de aquel que participa en unas excavaciones arqueológicas antes no queden sumergidas bajo las aguas. Pero no por ello es un mundo menos asfixiante en el que especialmente el calor es angustiante. La permanente botella de plástico de agua de la que no se desprende la enfermera  y que va intentando rellenar en la primera vasija de agua potable que encuentra nos lo recuerda. Un puente se ilumina por designio de un mandamás sin nombre pero que lleva impreso en su rostro la ambición corrupta del dinero fácil.

Un mundo que nos podría parecer lejano, casi exótico pero que se nos parecerá casi como real de la mano del teléfono móvil que llevan todos los personajes. Un aparato que sirve tanto para darse cuenta del engaño conyugal como de descubrir la muerte entre los escombros. Escombros que están por todas partes en una ciudad donde la demolición es la actividad principal y donde buscarse un cobijo cada vez que la morada es pintada con “demolición aprobada” forma parte de lo cotidiano. Así el viejo hostalero vemos como al perder su hostal se reubica bajo el arco de un puente rehabilitado como vivienda. En fin, todo un símbolo de una naturaleza muerta no sólo por el paisaje herido sino por unos humanos que aceptan el destino con la más pura resignación zen.

Sin embargo, la película aporta una visión optimista como la mirada final de Sanming sobre la ciudad que abandona acompañado de su antigua esposa y de los hermanos de esta camino de la provincia de Shanxi de donde había partido. El director lo expresa con claridad: “entré en esta ciudad condenada con mi cámara. Fui testigo de demoliciones y explosiones. Entre el ruido infernal y el polvo que estaba por todas partes, empecé a sentir que la vida podía florecer con colores brillantes incluso en un lugar tan lleno de desesperación”.

Es una película más que recomendable tanto por la humanidad que traspúa como porque en el fondo es un documento histórico de un país lejano en distancia pero a la vez tan cercano en la medida que concentra más del 60 % de la fabricación de todo lo que llevamos encina ya sea ropa, microeléctronica, juguetes, alimentos, etc. Es una mirada ciertamente al malestar espiritual y emocional de la China moderna que en el fondo todos contribuimos a que se crezca. Y mientras China se desarrolla todos nos acercamos a la miseria material y anímica de esta insostenibilidad galopante en la que vivimos los terrícolas.   


Curiosidades...

La película fue rodada íntegramente en la vieja ciudad de Fengjie con una antiguedad de más de dos mil años. Sin embargo, debido a las obras de la presa de las Tres Gargantas va quedando sumergida. La película transcurre cuando la altura de la presa llegaba a los 153 m de altura de los 175 que tendrá en el 2009 cuando se inaugure. Poco a poco, en el transcurso de la filmación la ciudad va sucumbiendo ante los piquetes de demolición.  El actor Han Sanming, nacido en el 1971,  trabajaba como minero hasta el 2000 momento en que fue descubierto por Jia Zhang-ke y que le convirtió en su actor talismán.

La presa de las Tres Gargantas del Yangtsé fue imaginada por Sun Yat-sen, el padre de la China actual.. Encargó estudios a diversos ingenieros a principios del siglo XX. Poco tiempo después del nacimiento de la República Popular China, Mao Zedong se interesó por el proyecto de las Tres Gargantas y se desplazó personalmente a la zona. Fueron necesarias cuatro décadas para estudiar y realizar el proyecto de ingeniería. En abril de 1992, el Congreso Popular Nacional aprobó la construcción de la presa de las Tres Gargantas en el río Yangtsé, y la obra empezó oficialmente en 1993. Dividida en tres fases, se calculó que la construcción tardaría 17 años. Actualmente ya ha comenzado la Fase III y se espera que el proyecto esté terminado en 2009.

El proyecto comprende una presa de gravedad realizada en hormigón, un canal de desagüe, una central eléctrica al final de la presa, cinco esclusas de navegación permanente y un ascensor para barcos más pequeños. La construcción se divide en tres partes principales: la presa en sí, la central eléctrica y la estructura para la navegación. La presa tiene 3.035 metros de ancho y una altura de 185 metros. La central eléctrica dispondrá de 26 generadores. La capacidad será de 18.200 MW y generará un total de 84,7 TWh al año cuando estén todos los generadores instalados (en el 2007 había 16 sólo de 700 MW cada uno).

La presa de las Tres Gargantas es el mayor proyecto hidroeléctrico del mundo. Han desaparecido bajo las aguas un gran número de ciudades con más de mil años de antigüedad además de unos mil pueblos. Se estima que el número de personas desplazadas por la obra alcance los 1,2 millones. El Proyecto de Reasentamiento está dirigido a los desplazados de la zona invadida por las aguas. La presa no es más que la punta del iceberg de la transformación que ha afectado al río Yangtsé que ha visto como su fauna autóctona iba desapareciendo.