Tierra, la película de nuestro planeta

parte de: 
actualizado: 
08/03/2008
compartir: 
  • Facebook
  • Twitter


Cartel de la película "Tierra. La película de nuestro planeta"







Algunos de los fotogramas de la película


ficha técnica
Tierra

Título original: Love Earth
Dirección y guión: Alastair Fothergill y Mark Linfield
Productores: Alix Tidmarsh y Sophokles Tasioulis
Narración: Patrick Stewart
Música Original:  George Fenton
Fotografía: Andrew Anderson, Doug Anderson, Doug Allan, Paul Atkins, Barrie Britton, Richard Burton, Simon Carroll, Rod Clarke, Martyn Colbeck, Justin Evans, Wade Fairley, Ted Giffords, Mike Holding, Michael Kelem, Simon King, Toshihiro Muta, Justin Maguire, Didier Noiret, Andrew Penniket, Rick Rosenthal, Adam Ravetch, Tim Shepherd, Andrew Shillabeer, Peter Scoones, Warwick Sloss, Paul Stewart, Gavin Thurston, Jeff Turner, Nick Turner, John Waters
Género: Documental
Duración 98 min.
Países: Reino Unido y Alemania
Año: 2007
Estreno en España: 26 octubre 2007
Edición Especial en DVD: 17 de marzo 2008
Distribución: Cameo
Más información: www.loveearth.com



Tierra, la película de nuestro planeta
 
La Vida es bella: emocionarse para actuar

Déjate impresionar por la fuerza de la belleza y la magia de un planeta filmado como jamás se había hecho hasta ahora. Con este mensaje Tierra pretende ser un documental de impacto. Su director, Alastair Fothergill y el equipo de la Unidad de Historia Natural de la productora inglesa de televisión BBC que, por cierto, celebra este año su 50º aniversario, han hecho un trabajo excelente. Por otro lado, un documental de estas características no puede funcionar sin una banda sonora de excepción, compuesta en este caso por George Fenton e interpretada por la Orquestra Filarmónica de Berlín bajo la batuta de Simon Ratle. Con estos ingredientes, podemos imaginar que el documental no puede defraudar.
Alastair Fothergill ya tuvo un notable éxito de público con Deep Blue - La película del planeta azul sobre la vida marina. Con Tierra se han empleado a fondo en recursos fílmicos innovadores para conseguir tomas antes jamás filmadas. Por ello, es evidente que cualquier persona sensible con la naturaleza sabrá valorar esta impresionante aportación del séptimo arte, una llamada poética a conservar nuestro entorno. No es un film para sacudir las consciencias, aunque puede que ante la belleza de la Vida que nos rodea quizás pensemos que para sobrevivir como civilización hay que cambiar nuestro estilo de vida. Dadas las actuales dinámicas del cambio climático puede que de los osos polares, -elevados en esta película a símbolo de una especie que lucha por vivir en el mismo planeta que los humanos-, pronto sólo tengamos de ellos los documentales. En cualquier caso, Tierra responde a la voluntad de mostrar la belleza de la vida, como expresa su director: "la verdadera dimensión de Tierra es realmente sobrecogedora. Nadie en la historia del cine ha reunido tanto tiempo, recursos y talento en un único documental”. El espectáculo está garantizado.

Un viaje de polo Norte a polo Sur como guión de la película del llamado "lucky planet", la Tierra como "planeta afortunado" por haber recibido el impacto del asteroide que desplazó el eje de rotación terrestre e inició el ritmo de las estaciones. Las imágenes de este documental no las has visto nunca, las técnicas de grabación son de una calidad excepcional, no hay ni una única escena que no valga la pena admirar. El narrador comienza la película planteando "Es hora de parar para hacer balance de lo que tenemos y lo que podemos perder", y después de 98 minutos de elaboradísimo balance visual con argumentos animales y vegetales impresionantes y maravillosos, -alucinantes las imágenes del gran tiburón blanco, bellísimas las aves del paraíso, emocionantes los saltos de las crías de pato mandarín, sobrecogedor el periplo del oso polar-, concluye "si vamos a seguir conviviendo con todas estas especies y queremos que nuestros hijos puedan verlo, ahora más que nunca está en nuestras manos". Un film relleno de motivos genialmente plasmados para decidirnos a cuidar de una vez por todas nuestro planeta.

El argumento contado por su director

Hace cinco mil millones de años, un enorme asteroide chocó contra el joven planeta Tierra. El impacto fue tan tremendo que hizo que todo el planeta se ladeara un ángulo de veintitrés grados y medio. Pero lejos de ser una catástrofe, este accidente cósmico fue crucial para la creación de la vida y el mundo tal y como lo conocemos hoy en día. Sin la inclinación de la Tierra, no tendríamos una variedad tan espectacular de paisajes, ni extremos de frío y calor. No existirían las estaciones y, lo que es más importante, no se darían las condiciones perfectas para la vida. Cuando el equipo del largometraje Tierra partió para contar la historia de nuestro planeta, tomó al Sol como guía. El viaje comienza cerca del Polo Norte, con 24 horas de oscuridad durante el invierno. El Sol sólo aparece por primera vez sobre el horizonte en marzo.

Aquí es donde encontramos a la primera protagonista del documental: una osa polar que ha pasado el invierno bajo la nieve. Las avanzadas técnicas de rodaje captan el momento en que sus oseznos se aventuran por primera vez bajo la luz del día. Los oseznos sólo quieren jugar pero su madre tiene otras cosas de las que preocuparse. En muy poco tiempo, encontrar alimento será una cuestión de vida o muerte.

Nada más comenzar nuestro recorrido aprendemos que el Sol puede ser tanto una bendición como un castigo. Mientras que su calor es bienvenido, también empieza a fundir el paisaje en el que los osos polares han creado su hogar. Vemos al oso luchar mientras el hielo se funde bajo sus garras...

Abandonando las heladas tierras árticas, viajamos hacia el sur, deteniéndonos para disfrutar de la visión de tres millones de caribúes en Canadá. Los más de tres mil km. que recorren en busca de pastos frescos suponen la migración terrestre más larga sobre la Tierra. Pero las vastas manadas no viajan solas. Hambrientos lobos las acechan a lo largo de todo el camino. Observamos desde el aire cómo colaboran los lobos para separar a una cría de su madre. ¿Cómo acabará la persecución?

Para llegar hasta los primeros árboles de nuestro planeta debemos desplazarnos todavía más hacia el sur. A 2.000 km. del Polo Norte, los raquíticos arbustos marcan la “línea arbórea” de nuestro planeta – el punto más septentrional en el que pueden crecer los árboles. Aquí comienza la Taiga – el bosque de coníferas más importante del mundo. Esta solitaria masa arbórea se extiende sin interrupción por el hemisferio norte, con un tercio del número total de árboles existentes sobre la Tierra. En primavera, tras el deshielo, el oxígeno de todo el mundo aumenta gracias a estos árboles. Durante gran parte del año es un paraíso cubierto por la nieve, rara vez contaminado por las huellas. Los animales que viven en ella, como el solitario lince, son auténticos espíritus silvestres.

A 2.400 km. del Polo Norte hay suficiente luz solar como para sustentar bosques de hoja ancha con campanillas, ruiseñores, zorros y ciervos. En primavera podemos ver como los polluelos de pato mandarín dan sus primeros y valientes saltos desde su nido, en lo alto de las copas de los árboles. Y en invierno, – cuando los árboles de hoja caduca pierden su follaje –, alcanzamos a ver al felino más raro del mundo. Un leopardo de Amur y su cachorro sobreviven a bajísimas temperaturas.

Continuamos nuestro recorrido hacia el ecuador. Aquí el Sol brilla 12 horas todos los días. Cuando llueve bastante, hay vida en abundancia. Las selvas tropicales cubren sólo un tres por ciento de nuestro planeta, pero son el hogar de más de la mitad de toda su flora y fauna. Sólo en Papúa Nueva Guinea existen 42 especies diferentes de aves del paraíso, con una extraordinaria variedad de divertidas exhibiciones para el apareamiento.

No obstante, no todas las zonas del ecuador son igual de acogedoras. En el Kalahari, el Sol cae de plano sobre el árido desierto. Aquí encontramos a una madre elefanta con su cría recién nacida que se desplazan con su familia en busca del paraíso del delta del Okavango. Tras días de marcha en busca de agua y alimento, los elefantes encuentran un pequeño abrevadero. Pero deben compartir la preciada agua con una manada de leones. ¿Cuánto durará su precaria tregua?

El sol también rige la vida en los océanos. Es aquí donde nos adentramos en la etapa final de nuestro viaje. En las aguas tropicales cercanas al Ecuador nos encontramos con una ballena jorobada y su cría recién nacida. Cuando el ballenato alcanza los cinco meses de edad, esta familia de dos miembros parte hacia la migración de mayor duración de cualquier mamífero marino: más de 6.000 km. desde los trópicos hasta el extremo más meridional de nuestro planeta. Seguimos a las ballenas en su encuentro con algunos de los espectáculos más impresionantes de los océanos, y vemos cómo se forman violentas tormentas sobre los mares tropicales.

Tierra muestra algunos de los paisajes más asombrosos de este planeta, desde las cadenas montañosas más destacadas hasta los mayores saltos de agua y los desiertos más áridos. Y también muestra a algunos de los animales más increíbles, cuyas vidas se encuentran en precario equilibrio. Con el comienzo del cambio en el ritmo de las estaciones, su lucha por la supervivencia se hace cada vez más dura.

Y la vida en la Tierra continúa. Una historia que se repite miles de millones de veces al día, 365 días al año, al tiempo que la Tierra va cambiando de estación, con todos los seres vivos plegados ante el poder del Sol. Ningún documental había captado nunca el alcance épico del drama de todo un planeta, narrándolo con la conmovedora y reconfortante intimidad de animales reales como protagonistas. Hasta ahora.


Curiosidades...
La Edición Especial en DVD se ofrece con 2 discos, una que contiene la película y otro en el que se recoge el making off y entrevistas al director, los productores y el músico. Dado el contenido de los mismos esta edición es altamente recomendable.

Para disponer de este excepcional documental fueron necesarios cinco años de producción filmando en 200 localizaciones en 26 países durante 4.500 horas sobre el terreno con más de 40 equipos de especialistas y un presupuesto de 47 millones de dólares.. El resultado ha sido obtener imágenes con técnicas de filmación empleadas por primera vez en el planeta y en concreto:

• Aparición de los osos polares, Kong Karls Land, Noruega – La BBC fue la primera en obtener la autorización del Gobierno noruego para acceder a esta zona de cubiles de osos polares - nadie había estado allí en 25 años.
• Oso polar cazando sobre el hielo marino en Svalbard, Noruega – Con la tecnología cineflex (aérea), fue la primera vez en captarse una perspectiva única de los osos polares sorteando el hielo marino – imposible de filmar desde tierra.
• Lobos a la caza del caribú – Territorios del Noroeste, Canadá – Primera caza completa filmada desde el aire con tecnología cineflex.
• Aves del paraíso, Highlands Occidentales, Papúa Nueva Guinea – Los bajos niveles de luz a los que estos pájaros realizan sus exhibiciones en las selvas tropicales de Papúa Nueva Guinea había frenado anteriormente a los realizadores de cine – las funciones con bajo nivel de luz de la nueva tecnología HD permitieron al equipo de Tierra filmarlas en todo detalle.
• Cerezos en flor y el cambio de las hojas – No se utilizó CGI en el rodaje de Tierra – todo se hizo mediante la vanguardista fotografía de lapso de tiempo.
• Las primeras imágenes aéreas de alta calidad del Himalaya – El avión de reconocimiento del Ejército Nepalés hizo posible el rodaje
• Acceso único a la cadena montañosa del Karakórum, en Pakistán – La cadena cuenta con el mayor número de picos más altos del mundo que cualquier otra parte del planeta
• Los Tepuis en Venezuela – Las aisladas cimas planas que inspiraron el Mundo Perdido de Conan Doyle.
• La primera vez que se han utilizado cámaras de súper-alta velocidad fuera de un estudio – Tierra adaptó y adecuó las cámaras de alta velocidad utilizadas en las pruebas de choque para automóviles y balística al trabajo sobre el terreno. Estas cámaras hicieron posibles las secuencias del ataque del tiburón y la caza del guepardo.

Localizaciones

Península Antártica; Argentina; Isla Banks, Canadá; Valle de Danum, Borneo; Valle del Everest, Nepal; Gabón, Golfo de México; Himalaya, Nepal; Japón; Desierto del Kalahari, Botswana; Valle de Kali Gandaki, Nepal; Karakórum, Pakistán; Bosque Kibale, Uganda; Laponia, Suecia; Territorios del Noroeste, Canadá; Delta del Okavango, Botswana; Costa del Pacífico, California, EE.UU.; Rurutu, Polinesia Francesa; Desierto del Sáhara, Níger; Isla Seal, Sudáfrica; Svalbard, Noruega; Reino Unido; Venezuela; Vermont, EE.UU.; Vladivostok, Siberia; Highlands Occidentales, Papúa Nueva Guinea.