You are here

Tarta de Santiago solar con restos de Chufamix

Disfrutamos de una mañana soleada a la vez que vamos atendiendo la oficina de la Fundación Tierra. La oportunidad de un día soleado nos inivita a aprovechar la pulpa -resultante de la leche de almendra  que nos preparamos ayer por la tarde con la Chufamix- para convertirla en una magnífica y de fácil elaboración tarta de Santiago. Eso sí, la clave es que nos proponemos hornearla con la cocina solar parabólica que tenemos en la terraza de la sede puesto que no tenemos cocina convencional. Así que el objetivo es hornear al sol una tarta de santiago aprovechando la pulpa restante de una leche de almendra que habíamos preparado en la chufamix el día anterior. ¡Aquí no desaprovechamos nada!

Preparando una tarta de Santiago con el horno solar y los restos de una leche de almendras elaborada con la Chufamix.

Para elaborar esta receta tomamos un molde de 20 - 25 cm de diámetro enmantequillado y espolvoreado de harina. Hemos tomado uno de silicona pero se puede utilizar cualquier molde de horno que resista el calor. Como receta para transformar nuestra pulpa de almendra hemos escogido elaborar una dulce tarta de santiago que no fermenta ni dobla en volumen con el calor, -tipo bizcocho. Por este motivo no necesitamos utilizar un recipiente alto. Nos basta un molde con paredes de unos 3 cm de alto. 

Antes de nada, colocamos la cocina solar parabólica en posición, o sea orientada al sol, con una cazuela negra tapada. Tomamos como recipiente para hornear una cazuela negra de 36 cm con tapa de vidrio (por aquello de ver el proceso de elaboración) y que además dispone de espacio suficiente para el molde de la tarta. En la base de la olla colocamos un alambre retorcido para elevar el molde y que este no repose directamente sobre la base de la cazuela. De este modo se pueda producir la convección de aire caliente por toda la olla que contendrá nuestra tarta. Si pusiéramos directamente el molde sobre la base de la cazuela, se quemaría toda la base de la tarta. Para seguir el proceso también introducimos un termómetro de horno con el fin de tener una referencia de la temperatura que alcanzará.

Los ingredientes que hemos empleado para preparar nuestra tarta de Santiago solar son: 

- 250 g de almendra picada, que es la pulpa restante de la leche elaborada en la Chufamix.
- 250 g de azúcar
- 5 huevos de gallinas camperas y ecológicos
- 1 cucharadita de café de rayadura de limón
- ½ cucharadita de café de canela

La preparación es realmente sencilla porque basta con mezclar todos los ingredientes e incorporarlos con cuidado en el molde. Mientras, hemos estado mezclando los ingredientes, la pulpa de almendra picada, los huevos y el azúcar con los aderezos. Una vez bien homogeneizado todos los ingredientes dado que hemos dejado la cazuela en la cocina solar orientada para que se fuera calentando, -cual horno, estamos listos para su elaboración. 

La elaboración de la tarta de Santiago en la cocina solar parabólica y el resultado final.

La elaboración de la tarta de Santiago en la cocina solar parabólica y el resultado final.

Comprobamos la temperatura dentro de la cazuela de la cocina solar parabólica. La tenemos perfectamente orientada al sol desde hace 30 minutos y ha alcanzado una temperatura de 170º, suficiente para cocer nuestra masa. Introducimos el molde dentro y cerramos la cazuela con cuidado. Ahora debemos mantenerla dentro de la cazuela unos 50 minutos para que queda completamente cocida. Cada veinte minutos reorientamos la parábola hacia el sol para ir siguiendo su trayectoria y no perder temperatura dentro de la cazuela. 

Mientras la tarta se va cociendo poco a poco gracias a la energía solar, seguimos con nuestros quehaceres de oficina. Entretenidos con el trabajo se nos pasan 20 minutos sin orientar, y cuando nos acercamos a la parabóla de nuestra cocina para reorientarla, descubrimos que el lateral de la tarta... ¡se está quemando!. El efecto de la concentración de los rayos solares a través de la tapa de cristal sin la reorientación adecuada de la cocina parabólica nos ha provocado una mancha negra en la masa de la tarta. Rápidamente la reorientamos, y nos convencemos de que esto no hubiera ocurrido con una tapa negra convencional, que es el utensilio que le corresponde (la de vidrio era puramente para visualizarlo de cara a documentarla. La tarta se sigue cociendo hasta alcanzar los 50 minutos de cocción totales. Pasado este tiempo, sacamos el molde de la cocina solar, lo dejamos reposar 10 minutos y desmoldamos. ¡La receta ha quedado perfecta! Con esta elaboración nos hemos ahorrado cerca de 2.000 Wh que, aunque en dinero no son más de 50 céntimos de euro, sí que hemos evitado casi 1 kg de emisiones de CO2.

Con el fin de dejar nuestra tarta de Santigao Solar como en la receta convencional, puedes hemos elaborado una figura con papel de la famosa cruz y al espolvorearla con azúcar glas por encima queda la "marca".

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

Licuados vegetales caseros

> Pastel solar con pulpas vegetales

Cómprate una Chufamix en la ecotienda de Terra