You are here

Pastel solar con pulpas vegetales

Mayo, 2013.- Una de las características de la autoproducción de licuados vegetales no es sólo que podemos tener un recurso alimentario a mejor precio, sino que lo podemos aderezar a nuestro gusto. 

Seguro que si uno es un amante de alguna bebida vegetal encontrará en cada marca que la produce y envasa un sabor diferente. En parte, esto es el resultado de la materia prima empleada, o sea el fruto seco, la harina de la misma o la variedad empleada. Por ejemplo, en la bebida de arroz no es lo mismo utilizar un arroz convencional de agricultura ecológica, que un arroz rojo salvaje o negro salvaje. Esta facilidad para escoger la materia prima de nuestro licuado vegetal es el que proprociona la Chufamix, pero también la de decidir según nuestra creatividad y gustos nuestra fórmula de endulzado o de saborizarla.

La preparación de un licuado vegetal nos deja unas pulpas que podemos convertir en una rica tarta empleando nuestra imaginación. En la foto de la izquierda, almendras antes de ser convertidas en leche de almendra junto a una pulpa triturada de muesli y algunos de los elementos para preparar la tarta. A la derecha la nuez maya o Ramón que es un aderezo singular en cualquier tarta.

La Chufamix tiene como característica que el resultado del proceso es la obtención de una pulpa residual que es la que se ha extraído y diluído en el agua gracias a la acción mecánica de la batidora (que no va con la Chufamix). Esta pulpa residual sigue manteniendo un valor nutritivo alto. Existen múltiples posibilidades para emplearla en recetas de repostería. Hemos comentado aquí alguna receta y el fabricante de la Chufamix dispone de un recetario completo también. 

Sin embargo, al equipo de Fundación Tierra nos gusta experimentar la ecología práctica. La sinergía entre el uso de la pulpa de la Chufamix y emplear el calor solar para su procesado convertiéndola en croquetas o pastel es total. A parte de la cocina solar parabólica, el horno solar también es muy adecuado para el procesado de la pulpa procedente de la Chufamix. Así que hemos elaborado con dos horas y media de buen sol en un horno solar, un cake a base de pulpa de almendra y de muesli, restos de nuestros licuados caseros con la Chufamix. Lo curioso, además, de estas pulpas vegetales es que dado que tienen un contenido de humedad importante requieren un tiempo más largo de cocción, por lo que los ingenios solares son idóneos para continuar ahorrando energía y también dinero. Te proponemos que uses un horno solar como el SolarOven, o la cocina solar parabólica con una olla, como la AlSol 1.4, para hacer tus bizcochos solares, -son los dispositivos que más nos han gustado al equipo de Terra de todos los modelos que hemos testado.

La elaboración de licuados vegetales con la Chufamix requiere tan sólo los ingredientes y disponer de una batidora, -que no va incluída.

 

Los consejos para tartas solares de pulpa Chufamix

Convertir la pulpa de nuestros licuados vegetales en repostería nos permite valorizar nutritivamente un recurso y, a la vez, practicar en el arte culinario sin riesgos. Y es que las tartas de pulpa Chufamix muy difícilmente no quedan sabrosas o llegan a quemarse. 

- Utilizar 2 raciones de pulpa o más, pero que sumen las aportaciones de ingredientes básicos, algo así como de 300 a 400 g secos, -aproximadamente la cantidad necessaria para preparar 2 litros de leche de avellanas o almendras.
- Utilizar 4 huevos de gallinas camperas o ecológicas
- Azucar mascabado, -como base le otorga un sabor diferente a la tarta (entre 180 y 220 g según gustos)
- Otros aderezos complementarios, por ejemplo la nuez maya o Ramón (Brosimum alicastrum), la malta en polvo o el cacao en polvo: unas 4 cucharas soperas grandes de estos complementos pueden darle un toque especial a nuestra tarta solar de pulpa Chufamix. La nuez maya no es muy conocida en nuestro país, pero otorga un sabor nuevo a la tarta que elaboremos.

La tarta de pulpa Chufamix colocada ya en el horno solar precalentado a 130 ºC y lista para ser horneada con energía limpia durante dos horas y media.

En fin, os animamos a experimentar con la imaginación para buscar nuevos sabores a vuestros licuados vegetales y, a continuación, elaborar tartas solares con las pulpas resultantes.  

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

> Licuados vegetales caseros

> Tarta de Santiago solar con restos de Chufamix

> Si te apetece comprarte una Chufamix o un horno solar, visita nuestra ecotienda. Recuerda que todos los beneficios de la ecotienda revierten en los proyectos de Fundación Tierra, así que: gracias por adelantado.