You are here

Respirar con árboles

El árbol puede sevir como modelo para iniciarse, a través de la respiración, a tener acceso a las huellas que han dejado en nuestro cuerpo las emociones no resueltas en nuestro paseo por la Vida.

La autora del libro Respirar con árboles, Briggitte Hansmann durante la presentación del mismo en otoño 2013. Foto: Fundación Tierra.

Mediante la espiración, podemos disolver esas zonas densas y darles un apoyo y un centro de gravedad desde el cual puedan liberarse. La inspiración aporta energía y expansión. La vida misma es algo complejo pero si algún proceso bioquímico nos identifica a todos los seres vivos, es la respiración, sea o no con oxígeno. Nuestras células se nutren con la respiración y dado que nuestras emociones nos van dejando cristalizaciones energéticas en nuestro cuerpo la respiración consciente puede contribuir a disolverlas. Ésta es la idea que subyace en el libro Respirar con árboles. El poder de la respiración y la conexión de la naturaleza (Ediciones Urano) escrito por Brigitte Hansmann, que se adentra en este universo en el que el árbol es un metamodelo para nuestra existencia.

Utilizando la analogía del árbol, considerándolo, no como una forma sólida, sino como proceso dinámico, Brigitte Hansmann ha desarrollado una técnica sencilla que nos invita a aprender en su libro: respirar para disolver los nudos emocionales y empezar a habitar el cuerpo con conciencia. En este sentido, a lo largo de las páginas de Respirar con árboles, se nos describe toda la técnica. En realidad, es tan sencilla como acercarse a la naturaleza, pasear entre árboles y respirar de forma consciente. 

El movimiento de la respiración nos incita a un constante intercambio entre nuestra intimidad celular y el mundo que nos rodea. Cuando inspiramos es como si el mundo exterior nos diera todo su apoyo y cuando expiramos le entregamos nuestra esencia. Este contacto íntimo entre el mundo y nosotros, entre el dar y recibir, entre el oxigeno que tomamos de las plantas y el dióxido de carbono que liberamos que las plantas necesitan para producir el oxígeno que inspiramos, dibuja un círculo energético que nos permite responder con más consciencia respecto a lo que nos rodea. 

Según Brigitte Hansmann, "todo el cuerpo puede responder al movimiento de la respiración y, al hacerlo, se expande en todas las dimensiones. La clave para esta clase de respuesta está en la respiración. Debemos tomarnos nuestro tiempo para acabar de espirar y descansar hacia nuestro centro, el espacio delante de la columna”. Para ello la autora también organiza paseos por lugares emblemáticos de Catalunya con el objetivo de que mientras caminemos en el bosque, exploremos los patrones y hábitos que rigen nuestros movimientos en la vida y nuestras formas de estar en el mundo. A la vez nos impulsa a descubrir cómo usar la respiración para encontrar la mejor relación posible entre el cuerpo, el entorno y el propio ser interior. 

Respirar con árboles reconoce que la respiración de los árboles y la nuestra están intimamente relacionadas. Foto: Fundación Tierra.

La autora ya profundizó en el tema a partir de la divulgación del método DFA o Duggan/French Approach en el libro Con los pies en el suelo donde explora cómo hemos organizado nuestro cuerpo a partir de nuestra propia experiencia y cómo los contenidos emocionales y mentales, creencias sobre nosotros mismos y sobre la sociedad, patrones y modelos aprendidos han contribuido a configurarlo. El Duggan/French Approach (DFA ©) proporciona una manera de hacerse consciente de nuestros patrones de tensión y explorar los recursos que constituyen la flexibilidad, la respiración y la capacidad de elección en nuestras vidas. Este trabajo tiene sus raíces en los conceptos de la Dra. Ida P. Rolf, la creadora del Rolfing. «La gravedad es el terapeuta» dijo la Dra. Rolf, «Cuando el cuerpo funciona de manera apropiada, la fuerza de la gravedad puede fluir a través de él. Entonces, de forma espontánea, el cuerpo se cura a sí mismo.»

Respirar con árboles reconoce que la respiración de los árboles y la nuestra están intimamente relacionadas y por ello cuando caminamos por el bosque podemos aprender de nuestro ser. “Al caminar entre árboles –o desde dondequiera que te encuentres en este momento- concédeles unos pensamientos y sentimientos de gratitud y reconocimiento por la aportación que hacen a tu vida. Están aquí desde mucho antes que nosotros. En los diez mil años desde que empezamos a cultivar la tierra, hemos cortado más de una tercera parte de los bosques del planeta al que pertenecemos. De seguir así, cortaríamos nuestras propias raíces. Aunque la mayoría de nosotros no tenemos una influencia directa en la tala de los bosques, podemos ahora mismo tomar conciencia de cómo nuestras propias raíces en la histora de la vida se entrelaza con las de los árboles. Aunque las suyas parecen mantenerlos estáticos en un lugar y nosotros nos desplazamos de un sitio a otro, nuestros pies también se arraigan en el suelo."

Respirar con árboles es una guía práctica, accesible y rigurosa para descifrar los mensajes que nuestro cuerpo nos envía y entrar en contacto con la esencia de nuestro ser, de la mano de una persona que lleva más de 25 años trabajando con la técnica de los patrones somáticos. En 2004, Briggitte Hansmann, participó en la campaña Rotor baja al asfalto urbano organizada por la Fundación Tierra.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados

- La sabiduría de los árboles.

- La llamada de los árboles.

actualizado: 
15/10/2013
parte de: