You are here

Disfruta del coche compartido de Avancar

Soy socio del carsharing (coche comunitario o compartido) desde principios del 2009.  En aquel momento, por razones profesionales, escogí por convicción ecológica el carsharing. Catalunya Carsharing “Avancar” como se llamaba entonces estaba formada por un consorcio de entidades públicas y privadas del área de Barcelona donde estaba implantado el servicio. Así que hice mis números y advertí que este servicio era muy competitivo respecto a disponer de un coche en propiedad que usara una a dos veces por semana.

Uno de los vehiculos utilitarios de la flota de Avancar en Barcelona. Foto: Fundación Tierra.

A principios de 2012, la compañía norteamericana Zipcar, propietaria de servicios de carsharing con un volumen de 650.000 clientes repartidos en Reino Unido, Canadá y EE.UU, tomó el control de la firma barcelonesa Avancar, pionera en ofrecer carsharing en el área metropolitana de Barcelona desde 1999. A principios del 2013, la multinacional de alquiler de vehículos AVIS compró Zipcar. En el momento de la adquisición por parte de Zipcar de la firma Avancar, esta contaba con 6.000 clientes de Barcelona y área metropolitana y una nutrida flota de más de 120 vehículos.

¿Cómo funciona?
Para poder optar al servicio, el solicitante o Socio debe: tener al menos 21 años, ser titular de un carnet de conducir completo (no provisional) con una antigüedad mínima de 12 meses, conservar 6 puntos como mínimo en el carnet de conducir, no haber sido condenado por conducir bajo los efectos del alcohol en los 5 últimos años; no haber sido condenado por haber conducido sin seguro, no haber tenido más de dos accidentes en los 3 últimos años; y completar de forma precisa, veraz y en su totalidad el proceso de inscripción de Avancar y proporcionar toda la información y documentos requeridos en la solicitud.

Los socios de Avancar disponen de una nutrida flota de coches variados en diferentes parkings distribuidas por toda Barcelona y otras ciudades aledañas. De esta flota pueden reservar el coche aparcado que por su ubicación les quede o más cerca o más interesantes para lo que deban usaro. Luego basta con concectarse  a Internet o llamar por teléfono. Cada socio una vez forma parte del servicio dispone de una tarjeta magnética que, una vez realizada la reserva, permite abrir el vehículo y conducirlo con las llaves que se encuentran en su interior. Cada reserva incluye el carburante, asistencia de viaje  24/7, el seguro y el aparcamiento gratis donde se recoge.

La tarjeta magnética que usan los socios de Avancar con el sistema de apertura del coche ubicado en el parabrisas del mismo que permite abrirlo cuando se ha confirmado la reserva. Foto: Fundación Tierra.

El uso de un coche de Avancar, una vez uno es socio es muy sencillo. Basta con hacer la reserva por internet, por app o teléfono. A partir de este momento en la hora reservada gracias a la tarjeta magnética que tiene el socio se abre el vehículo. Dentro están las llaves y un libro de incidencias. Por tanto, es importante antes de poner el coche en marcha dentro del parking donde está situado, de darle la vuelta y observar posibles desperfectos para comprobar si ya han sido anotados en el libro de incidencias.

El vehículo reservado se ubica en el parking que haya escogido el usuario y debe devolverse al mismo en la hora convenida. Es importante ajustarse al horario puesto que pueden haber socios que lo estén esperando. Si uno debe ampliar el horario de uso antes debe contactar con la central de reservas para que valoren en el caso que la demora sea por un imprevisto (atasco, accidente, etc.) puedan gestionar una alternativa con el socio que pudiera haberlo reservado. Por tanto, es un funcionamiento muy sencillo. Para salir del parking hay una tarjeta y para poner combustible igualmente hay una tarjeta de la red de estaciones de servicio SOLRED. Los primeros 80 kilómetros están incluidos con el coste por hora que varía según el vehículo (entre 4 y 7 euros para coches utilitarios). También se pueden reservar furgonetas y minivans hasta nueve personas.

Ejemplo de una pequeña abolladura que habría que verificar antes de poner en marcha el Avancar (aunque probablemente ya existía) si estaba anotada en el libro de incidencias y sino comunicarlo al teléfono de atención al cliente. El único problema es que para este tipo de incidencias debe uno llamar al teléfono general y a veces es bien difícil. Foto: Fundación Tierra.

Una de las ventajas del carsharing es en las grandes ciudades que te ahorras el problema de aparcamiento. En España todavía no hay una flota de vehículos eléctricos como en París u otras ciudades europeas, pero esto llegará. De momento hay vehículos híbridos y pequeños, así como berlinas e incluso furgonetas.

Muchas veces no valoramos el coste real de poseer un coche propio pues los gastos no son periódicos pero son importantes: seguro, impuesto de circulación, mantenimiento, gasolina, aparcamiento, etc. En una flota compartida pagas una cuota anual que varía según si quieres a todo riesgo (variable según el plan) y luego por horas con el kilometraje incluido hasta 80 km.

Algunas ventajas
Cada Avancar elimina de las calles 13 vehículos particulares. Multiplícalo por los miles de coches de nuestra flota y verás que estamos hablando de una cifra realmente importante. Los socios de Avancar ahorran una media de 300 Eur al mes en comparación con los propietarios de un coche. Se ofrecen diferentes planes de servicio con lo que según la cuota anual el precio por kilómetraje adicional es algo menor.

En mi plan, pago 60 euros a todo riesgo y el coste por kilómetro adicional es de 0,25 euros con los 80 km iniciales incluidos. El uso de este servicio dentro de una gran metrópolis supone igualmente un ahorro importante en parkings. En mi caso, por ejemplo, en el año (2016) recorrí unos 3.200 km y he pagado sobre unos 1.100 euros al año, sólo en gasolina habría pagado unos 550 euros por los kilómetros recorridos.

Un ejemplo
Para ir a buscar un amigo al aeropuerto de Barcelona desde el centro de esta se tarda en horas de tráfico denso unos 35-40 minutos (unos 20 km). Si el pasajero a recoger digamos que lo tenemos que esperar unos 30 minutos respecto al horario de aterrizaje previsto más la vuelta esto supone digamos un máximo de 120 minutos (2 horas). Existen vehículos (coste 2017) de 4 euros por hora. Eso son unos 8 euros y 1,5 euros del parking aeroportuario. Ir a buscar esta persona con autobús son 6 euros y la vuelta otro tanto. O sea que sale claramente más ventajoso y sobretodo es más cómodo para el invitado, aunque hay que decir que el servicio del Aerobús en Barcelona es inmejorable.

Artículos relacionados:

- ¿Qué es el car sharing?

actualizado: 
24/11/2014