You are here

Mooncup, la copa vaginal

Compresas, tampones y salvaslips de usar y tirar se han convertido en algo imprescindible de la higiene moderna durante la menstruación. Las mujeres de hoy pueden utilizar más de cinco mil compresas y tampones en su etapa fértil. Es evidente que la higiene femenina íntima se ha convertido en un negocio como lo demuestra la agresiva publicidad de las marcas más poderosas. Las compresas contienen celulosa y fibras de algodón que se blanquean para dar sensación de pureza e higiene. Sin embargo, esto comporta el uso de sustancias contaminantes cloradas y plásticos derivados del petróleo. Los tampones deben ser usados con precaución para evitar el llamado shock tóxico o infecciones vaginales.

Una alternativa a compresas y tampones de celulosa. Ayuda a la higiene femenina
La copa vaginal o menstrual gana adeptas y hay ya varios fabricantes, pero sin lugar a dudas, Mooncup es la de mejor calidad y diseño. Mooncup®  procede del Reino Unido y está hecha de suave silicona, sin ningún aditivo, y que se caracteriza por su diseño en forma de campana invertida. Esta forma de copa permite recoger el flujo menstrual sin pérdidas ni malos olores, ya que se adapta de forma perfecta a las paredes vaginales. Por su composición a base de silicona natural, Mooncup puede tener una larga duración y basta con lavarla para poder ser usada nuevamente. Probablemente, puede ser interesante disponer de dos unidades, para de esta forma (en casos donde no dispongamos de posibilidad de lavar con calidad e intimidad) disponer de otra ya preparada limpia y lista para su uso. La silicona natural de la copa vaginal Mooncup no es alérgica, es suave y no molesta. Tampoco se nota, no se mueve, es segura en actividades deportivas y que exigen gran movilidad del cuerpo. No puede causar pérdidas puesto que se adapta a la perfección al cuello del útero. Es tan fácil de manejar como un tampón y está exenta de la posibilidad del síndrome tóxico. 

Los modelos de la copa menstrual de Mooncup

Higiene íntima saludable para mujeres comprometidas
Dado que nuestra sociedad facilita las alternativas de usar y tirar, no es fácil integrar productos que requieren de cambios en el comportamiento personal. La copa menstrual se pone de manera similar a un tampón, pero al extraerla hay que lavarla. Esto requiere disponer de un espacio íntimo no siempre disponible y sobretodo que la mujer comprenda el significado íntimo del contacto con su menstruación. Sin duda, la copa vaginal permite un contacto más íntimo con este momento del ciclo hormonal femenino. Los restos menstruales son limpios como nuestra sangre. Pero en la educación de la mujer no siempre se ofrece la necesaria naturalidad a esta actividad de su biología. Sólo hay que ver el documental La Luna en tí para darse cuenta. 

La Mooncup tiene una capacidad de 28 gr aproximadamente, o sea la tercera parte del flujo producido en un período menstrual, por lo que es probable que se deba vaciar con menos frecuencia que la que se cambiaría una compresa o tampón. Dado que Mooncup es reutilizable, la mujer se puede liberar de la dependencia de llevar compresas o tampones de recambio a todas partes. La copa menstrual contribuye a preservar el medio ambiente de residuos que precisan de un tratamiento especial.

Aunque la copa vaginal para muchas usuarias se ha convertido en su única alternativa, puede que algunos estilos de vida o situaciones puedan aconsejar un uso parcial. En este caso, la copa vaginal Mooncup debería combinarse con compresas y tampones fabricados con algodón ecológico y celulosa sin blanquear, sin perfumes ni plásticos irritantes de difícil reciclado. Los tampones ecológicos, a parte de contener algodón 100 % ecológico y sin fibras artificiales, son libres de cloro y el aplicador es de cartón.

Los modelos de Mooncup
Modelo A. para mujeres que han dado a luz por vía vaginal, o tienen más de 30 años
Modelo B. para mujeres que todavía no han dado a luz vaginalmente y son menores de 30 años.

Razones para usar la copa vaginal
-Funcional: Una vez colocada permite recoger el flujo menstrual sin pérdidas ni malos olores, ya que se adapta de forma perfecta a las paredes vaginales.
-Capacidad: Mooncup es capaz de contener hasta 28 gr de líquido, aproximadamente la tercera parte del flujo producido en un período menstrual.
-Ecología: Mooncup no contiene geles absorbentes o desodorantes ni blanqueadores.
-Saludable: No interfiere con el delicado entorno vaginal ni existe riesgo de padecer el síndrome tóxico por estafilococos característico de los tampones.
-Garantías: Su suave superficie contribuye a que las membranas mucosas de tu pared vaginal lleven a cabo sus funciones básicas de limpieza y protección.
Mooncup no absorbe tus defensas naturales ni deja fibras en tu pared vaginal.
-Usabilidad: Mooncup se limpia tras finalizar un ciclo de la misma forma que los productos para bebés: mediante líquidos esterilizadores, mediante ebullición, o simplemente con un detergente dérmico.
-Producto europeo: Mooncup se fabrica en el Reino Unido.

¿Por qué utilizar Mooncup?
Debemos insistir. Los productos y la forma actual de entender la higiene femenina se basan en productos de usar y tirar que generan un importante problema ambiental. En su mayoría, además contienen productos tóxicos para el medio ambiente e incluso para ciertas personas con sensibilidad química.
Si valoras las cuestiones ambientales y te preocupas para no contaminar tu cuerpo con sustancias que pueden causar problemas de alergias y hormonales, en Mooncup tienes una alternativa de un producto que no contiene geles absorbentes o desodorantes ni blanqueadores por lo que no interfiere con el delicado entorno vaginal ni causan alergia. Mooncup no absorbe tus defensas naturales ni deja fibras en tu pared vaginal.
Finalmente, señalamos la durabilidad de Mooncup ya que se limpia tras finalizar el ciclo. Hay quien la hierve, pero en realidad basta con lavarla con un detergente dérmico.

Con estas ilustraciones puedes ver lo fácil que es de colocar.

Colocarla
Para empezar, lávate bien las manos. Limpia bien la copa, si es la primera vez o hace días que no la usas. Se puede lavar con un detergente ecológico. Para colocarla se busca una posición cómoda, la ideal es con las rodillas dobladas adoptando una posición de semi cuclillas.
Junta los bordes de la copa y después pliégala de nuevo sujetándola con el índice y el pulgar. El borde curvado debe estar apartado de la palma de tu mano.
Introduce la copa empezando por el borde curvado y siguiendo el ángulo natural de tu vagina, es decir, inclinado hacia la región lumbar. No debes soltar la copa hasta que esté en su lugar para que no se despliegue. Cuando esté en su sitio, comprueba que se ha abierto correctamente pasando un dedo por los lados de la copa.
Si se coloca bien la persona no debenotar nada, y aunque quede cerca de la salida al exterior, no debe molestar al sentarse, andar…

Con estas ilustraciones entenderás mejor los pasos para extraerla fácilmente.

Preguntas frecuentes

¿Es fácil de usar?
Insertada de forma correcta, Mooncup es tan cómoda que te olvidarás de que existe. Como cualquier novedad, su uso requiere una mínima práctica hasta encontrar el ángulo y posición adecuadas para ti. Tras ello, su uso es muy simple. Basta con que la vacíes, enjuagues y seques, y ya está lista para su uso. Puedes llevar Mooncup durante la noche o a la hora de practicar deportes (incluso natación).
 
Cuando una no está del todo convencida
Es natural que, en un principio, la idea de utilizar este producto no te resulte atractiva. Posiblemente pienses que es engorroso, incómodo o poco higiénico. De hecho, la mayoría de las mujeres hemos crecido en una época en la que no existía ninguna alternativa a los productos de higiene femenina desechables. Los productos desechables han contribuido también a la forma en que muchas mujeres asumen el período o la menstruación. También es cierto que muchas mujeres no tienen una idea agradable de la menstruación. Insistimos en recomendar el maravilloso documental La luna en tí.
En cualquier caso, siempre resulta un reto experimentar con nuevas ideas, en especial si sus ventajas son tan importantes como es el caso de la copa menstrual que es imposible ignorarlas. Sin duda, la mejor forma de convencerte es probándola tu misma.

¿Que experiencia tenéis de otras usuarias?
Cuesta un poco cogerle la práctica, pero una vez bien colocada tendrás la sensación que no llevas nada. Eso sí, para el vaciado y la limpieza hace falta un lugar limpio, con agua corriente y no tener prisa. Por eso una opción es utilizarla los días que una sabe muy bien dónde estará y qué condiciones hay para poderse cambiar; de no ser así puedes utilizar compresas ecológicas. La copa no se nota, pero impresiona un poco la primera colocación. Debes estar relajada y no tener prisa.
Si eres una mujer con una regla muy abundante debes aprender cada cuanto debes cambiarte, pero siempre aguantará más que un tampón o una compresa. Si la copa se ha introducido correctamente, es muy cómoda y no debe notarse. Si se nota, quiere decir que no se ha insertado la copa correctamente en la vagina. En ese caso, hay que quitársela y probar de nuevo.

Un consejo para las usuarias
Una posibilidad cómoda puede ser tener dos copas para poder ponerte una limpia si no puedes lavar en condiciones la usada. Podría ser que en lo primeros días tuvieras que complementar la copa con un salvaslip. Pero si la copa está bien puesta es muy difícil que pierda.

Trabajo creativo en torno a la copa vaginal.

¿Se puede perder la copa en mi interior?
No, la copa queda fijada en las paredes de la vagina. Piensa que la entrada al útero desde la vagina es tan pequeña como la punta de un lápiz. Así que es imposible que la copa pase por allí. De todos modos, no se debe introducir demasiado adentro, ya que el conducto es más estrecho en la parte de abajo y queda mejor ajustada la copa evitando pérdidas, y además es más cómoda de retirar.

¿La copa se mueve? ¿Se puede caer?
No. Gracias a los músculos de la vagina, la copa no se mueve ni se cae, si está bien puesta. Si notas que se mueve o tienes la sensación de que sale es que no la has puesto bien. También es cierto que por razones diversas en algún día del período algunas mujeres rechazan no sólo la copa sino también los tampones. En este caso, recurre a las compresas.
 
¿Duele ponerse o llevar puesta la copa?
Aunque hay terminaciones nerviosas en la abertura vaginal, no es doloroso el ponerse ni llevar puesta una copa menstrual.
Eso sí, es importante estar muy relajada y conocer un poco tu cuerpo. Prueba hasta que quede bien puesta la copa y no la notes. Si después de varios intentos notas molestia, mejor que no insistas más y lo dejes para otro momento.

¿Cómo sé cuándo es hora de cambiar la copa?
Depende del flujo, pero se recomienda cambiarla por lo menos 3 o 4 veces al día para evitar la formación de bacterias. Cuando se tiene la ocasión de disponer de un aseo limpio puede ser el momento para cambiarla, pero si se aprecia que no vas a llenar la copa te esperas. Algunas mujeres llevan una botellita de agua y en cualquier lugar íntimo poder aclarar su Mooncup, luego la secan con papel higiénico, y algunas simplemente la vacían y la vuelven a introducir.

¿Puedo usar la copa durante la noche?
Sí, pero es recomendable que te la pongas antes de acostarte y la cambies al levantarte. Muchas mujeres por razones higiénicas prefieren usar  las compresas ultra para la noche de más regla. 

¿Dónde se puede comprar la copa vaginal Mooncup?
Lo puedes hacer directamente en la página oficial del Reino Unido de Mooncup, en las tiendas online en ESPAÑA o en tiendas a pie de calle de las afiliadas que existen actualmente en nuestro país. Recuerda que es un producto para casi toda tu vida fértil.

Un vídeo interesante en tono humorístico

Artículo complementario:

- La copa vaginal se impone al tampón

Artículo elaborado por la redacción de terra.org con imágenes de Mooncup y propias.

actualizado: 
23/07/2015
parte de: