You are here

Pasos hacia un mundo sostenible

Adoptar un estilo de vida sostenible requiere incluir patrones de comportamiento en nuestra vida que más allá de nuestras necesidades personales, motivaciones y condicionantes sociales, conllevan la mejora del bienestar y la salud de las personas y el entorno en el presente y el futuro próximo. A raíz del documental Mañana, publicamos los cinco pasos necesarios para avanzar hacia la sostenibilidad que sugiere este film.

Alimentación: más comida orgánica y menos carne

POR QUÉ?
La agricultura industrial es la principal causante de la destrucción ecológica del planeta por dos razones: la extinción de miles de especies animales por la destrucción de sus hábitats y la contaminación de plaguicidas y el hundimiento de millones de personas practicantes de la agricultura familiar. La agricultura industrial provoca el agotamiento de los recursos hídricos y tiene efectos considerables en el calentamiento global. Sólo la ganadería es causante del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Cada año, 65 mil millones de animales son criados en condiciones intolerables para ser sacrificados poco después.

La alimentación del ganado industrial conlleva que millones de hectáreas de bosques sean taladas para plantar cultivos transgénicos como la soja y el maíz (granos que usan para preparar el pienso animal), contaminando así la tierra por el exceso de pesticidas y fertilizantes. Muchas personas y especies animales del mundo rural son expulsadas de sus lugares de origen por esta actividad. Unas pocas corporaciones multinacionales controlan la gran mayoría de los recursos de procesado de la comida animal, mientras que los grandes comercializadores de la venta al por menor controlan los procesos de producción, distribución y, por consiguiente, los precios de mercado. En algunos países el alimento para el ganado compite con los cultivos para alimentar los seres humanos. La agricultura y ganadería industrial es una actividad sin entrañas.

Las experiencias de agricultura ecológica que implican no sólo a las agricultores sino también a los consumidores son cada vez más numerosas. Es la formula para compartir un estilo más saludable de alimentación y agricultura.

¿CÓMO?
- Aplica los principios de la permacultura en tu comunidad.
- Familiarízate con la agroecología.
- Crea clubs y asociaciones vecinales al estilo de iniciativas como Incredible Edible.
- A la hora de comprar, busca productos elaborados por pequeños productores y adquiere tus alimentos en comercios independientes.

Consumo: apuesta por los comercios locales

¿POR QUÉ?
Diversos estudios demuestran que comprar en comercios locales e independientes genera tres veces más puestos de trabajo, hace que el dinero circule tres veces más rápido y consigue que se recaude el triple de impuestos que se pueden invertir en mejorar instituciones slociales e infraestructuras locales.
Por cada euro gastado en un comercio adherido a una corporación transnacional, sólo unos pocos céntimos van a parar a la economía local. Ese dinero, además, sólo sirve para consolidar a un reducido número de gigantes corporativos que dificultan y cortan el camino a los agentes locales al determinar las condiciones del mercado a su beneficio. No apoyar el comercio local favorece que perdamos el dominio sobre el dinero local de cada comunidad.
Velar por una economía local gestionada por sus habitantes evita la subcontratación, la deslocalización, la especulación y la evasión de impuestos.

¿CÓMO?
- Comprueba a qué compañía pertenecen los productos que compras y cuál es la política social y medioambiental de dicha compañía.
- Apuesta siempre que puedas por comprar en sociedades cooperativas.
- Opta por llenar la cesta en la tienda del barrio en vez de en las grandes superficies.

Energía: opta por las energías renovables

¿POR QUÉ?
Los combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas) y radioactivos (uranio y plutonio) contribuyen al calentamiento global. Ahora mismo, casi todos los países dependen del petróleo, lo que les convierte en vulnerables. A medida que se agotan estos recuros no renovables ya sea carbón, gas, uranio y petróleo, estos se vuelven más y más caros. Entonces, los precios para la importación de estos productos estratégicos suben, afectando drásticamente a la economía del país.

La lucha por el control de las fuentes de recursos fósiles son (y serán) causa de numerosos conflictos bélicos. La energía nuclear a parte de ser cara, es demasiado peligrosa, y consume ingentes cantidades de recursos (especialmente agua) y también contribuye al calentamiento global. La energía nuclear produce residuos tóxicos y peligrosos de larga duración que, a día de hoy, aún no sabemos cómo deshacernos de estos residuos.

Un parque eólico marino en Dinamarca, un ejemplo de aplicación de las energías renovables con economía cooperativa.

¿CÓMO?
- Optando por equipar hogares, oficinas, empresas, etc. con instalaciones basadas en energías renovables (paneles solares, pequeños molinos, calefacción geotérmica...).
- Contratando electricidad verde. En la actualidad existen diferentes proveedores que comercializan energía eléctrica verde que proviene en un 100% de fuentes renovables.
- Procurando reducir el consumo energético y desplazándonos en transportes no contaminantes como la bicicleta y utilizando siempres que sea posible el transporte público.

Economía: cámbiate de banco

¿POR QUÉ?
La mayoría de los bancos que actúan a nivel mundial tienen sucursales en paraísos fiscales, por lo que animan a sus clientes a mover determinados volúmenes de dinero a estos países para así beneficiarse de ventajas fiscales. Los impuestos que una gran compañía puede estar eludiendo supondrían una cantidad ínfima de gastos para la empresa, pero en el terreno estatal, ese dinero (legalmente recaudado) serviría para solventar infinidad de problemas.

La mayoría de los bancos practican la especulación financiera, una actividad que contribuye al hambre en determinadas zonas del mundo en multitud de casos. Los bancos no éticos están implicados en la mayoría de las maniobras geopolíticas que empobrecen a países y sociedades enteras. Muchos bancos participan en el negocio del armamento y las guerra con lo cual dan lugar a situaciones como la actual crisis de refugiados.

La ciudad de Totnes, en el Reino Unido lidera el movimiento de las ciudades por la transición.

¿CÓMO?
-Apuesta por una entidad bancaria cuya política social sea ética y financie causas culturales y de carácter local, (piensa en las cajas de ahorro cooperativas, o banca ética como Triodos Bank)

Ecología: reducir, reutilizar, reciclar, reparar, compartir

¿POR QUÉ?
A nivel mundial se tiran 10 millones de toneladas de basura cada día. Hay millones de vertederos no autorizados que contaminan descampados, ríos y bosques. Los océanos se saturan de sustancias tóxicas debido a las ingentes aguas residuales que se vierten a través de emisarios submarinos o por los ríos contaminados que desembocan en su litoral.

En África, ciudades enteras están inundadas por basura electrónica de miles de viejos ordenadores, televisores, vehículos,…la tierra y el agua se contamina. Los habitantes de estas regiones se envenenan sin ni siquiera ser ellos los consumidores. Tiramos un tercio de la comida que producimos, al mismo tiempo, el conjunto de los recursos naturales se agota a pasos agigantados.

¿CÓMO?
- Se meticuloso a la hora de depositar los distintos tipos de basura en cada bolsa o contenedor de recogida selectiva.
- Separa la materia orgánica para que en los núcleos urbanos pueda ser tratada con procesos de compostaje. En casa podemos usar el vermicompostaje con lombrices rojas.
- Repara y reutiliza las cosas. No tires, intercambia o regala. Qúedate con las piezas que aún funcionan de tus aparatos electrónicos y así puedes contribuir a reparar artículos de tus amistades.
- Comparte antes que comprar. Un buen ejemplo es la iniciativa OuiShare aunque todavía no está presente en nuestro país.

Artículo elaborado a partir del dossier informativo del film Mañana distribuido por Karmafilms. Imágenes: fotogramas del documental Mañana.

actualizado: 
27/05/2016
parte de: