You are here

Que escuche el Primer Ministro - Tell the Prime Minister

Después del movimiento "Occupy Wall Street" en Nueva York, y antes de la "Umbrella Revolution" en Hong Kong, más de doscientas mil personas rodearon la oficina del primer ministro en Tokio durante una manifestación antinuclear. Sin embargo, este hecho no fue difundido por los medios de comunicación y, posteriormente, pasó desapercibido a ojos del mundo.

Esta película documental capta las protestas antinucleares en Tokio después del incidente nuclear de Fukushima en marzo de 2011. El tema de la película es la obstinada acción ciudadana protestando diariamente frente a la sede del Primer Ministro para evitar la apertura de las centrales nucleares que se produjo tras el accidente de Fukushima. Este movimiento consiguió que durante dos años permanecieran cierradas la casi totalidad de las centrales nucleares. Hoy tras decretar nuevamente la reapertura de las mismas, la presencia semanal de activistas solicitando el cierre de las nucleares, sigue en activo.

Que escuche el Primer Ministro (Tell the Prime Minister, en su traducción al inglés) se compone de entrevistas con ocho individuos y filmaciones de la época. Entre las ocho personas que aparecen en el documental se encuentran un ex primer ministro, un evacuado de Fukushima, un activista político, un empleado de una tienda, un artista, un trabajador del hospital, y una mujer de negocios, tanto japoneses como extranjeros. La película describe cómo estas personas de diversos orígenes afrontaron la crisis de la catástrofe nuclear de Fukushima y como se implicaron en el movimiento ciudadano para solicitar el cierre de las centrales nucleares en Japón.

El documental sobretodo muestra la trayectoria del movimiento cívico de oposición a la reapertura de las centrales nucleares de Japón entre el verano de 2011 y el verano de 2012, después del inicio de la catástrofe nuclear de Fukushima Daichi. El eje del mismo es la entrevista de un grupo de personas, representantes del movimiento ciudadano de base, que se concentraba cada viernes ante la residencia oficial del Primer Ministro. Estos testimonios se complementan con cifras que muestran la evolución de la crisis de Fukushima e imágenes tomadas en directo por la ciudadanía. Curiosamente, este movimiento ciudadano consiguió por primera vez movilizar al pueblo japonés  y que culminó en una macroconcentración de más de 200 mil personas frente a la sede del Primer Ministro el 16 de julio 2012. Algo tan insólito dada la pasividad del pueblo japonés para protestar, que propició que el Primer Ministro concediera una audiencia a representantes del movimiento antinuclear.

Otro de los protagonistas del documental es Naoto Kan, que era el primer ministro en el momento del accidente de Fukushima. Su testimonio pone en evidencia la cruda realidad con la que se enfrentó el gobierno ante la prepotencia de la empresa eléctrica TEPCO, propietaria de la central de Fukushima y que enganó deliberadamente sobre la crisis de esta tragedia que persiste. El documental nos da en hora y media una clase magistral de sociologia del pueblo japonés que a un occidental le permite comprender la realidad de este avanzado país. 

Las grabaciones recopiladas en el documental muestran las terribles experiencias personales de este desastre nuclear, pero también el orgullo de las personas sencillas que se implicaron en el movimiento ciudadano que convocaba las protestas anti-nucleares viernes tras viernes y que todavía persisten. La guinda de este interesante documental es la grabación de la recepción en la sede del Primer Ministro, Yoshihiko Noda. a los activistas en septiembre 2012.

No es habitual tener acceso  a documentales japoneses de autor, como el de Eiji Oguma. Es de agradecer que el movimiento antinuclear catalán acogiera a su autor y propiciara la presentación del film en Barcelona. La Fundación Tierra colaboró en un pase llevado a cabo el pasado 4 de mayo 2016.

En España, se mantiene la actualidad de lo que sucede en Fukushima Daichi, a través de un interesante blog titulado: Resúmenes desde Fukushima.

Un documental diferente

La mayor parte del material que compone el film fue tomado por ciudadanos independientes que lo habían divulgado por las redes sociales. Eiji Oguma, el director,  fue uno tras otro a la captura del permiso para utilizar este material en este documental estrenado a finales del 2015 y presentado durante el primer semestre de 2016 por todo el mundo.  Dadas las motiviaciones del director, todos los autores de estos materiales personales, le autorizaron a su uso. Gracias a estos materiales consiguió montar esta película que, en lengua castellana, se ha traducido por Que escuche el Primer Ministro.  Sin duda, es un documental innovador en su confección ya que ha sido creado de una manera única y sin precedentes.

El director

Eiji Oguma es un profesor de la Facultad de Administración de Políticas de la Universidad de Keio, en Tokio. Sus investigaciones abarcan la identidad nacional y el nacionalismo, la política colonial, las actitudes en una democracia y los movimientos sociales en el Japón moderno desde el punto de vista de la sociología histórica. Se ha ganado 6 premios por sus trabajos publicados en Japón. Ha participado y es una figura reconocida en el movimiento antinuclear en Tokio tras el accidente trágico de Fukushima. Que escuche el Primer Ministro es su primer trabajo en el cine, y como él mismo reconoce, ha sido posible porqué ha contado con la colaboración de muchos activistas y cineastas voluntarios.

"Tell the Prime Minister" Trailer (Versión Internacional) from webDICE on Vimeo.

Artículo elaborado por la redacción de terra.org. Imágenes del documental.

actualizado: 
27/04/2016
parte de: