You are here

Q-Rings de Rotor, un nuevo pedaleo posible y asequible

Los Q-ring, un nuevo producto de la geniliadad de la empresa española Rotor Bike Components.

Los Q-Rings son platos ovales de geometría variable, que suponen una evolución sobre los platos tradicionales de la bicicleta. Es un producto desarrollado por Rotor Bike Components y salido de la mente genial del ingeniero malagueño Pablo Carrasco. A primera vista ya se observa que los Q-Rings son platos diferentes a los tradicionales que marcan la imagen clásica de la bicicleta.

 

Más allá de lo oval

Los Q-Rings no son una copia de los los platos ovalados Biopace de Shimano de los años 80 o los elípticos platos de Dirham, ni son una reencarnación de los O´symetric. Los Q-Rings enfocan la ovalización de forma distinta a los sistemas anteriores, situando el desarrollo más largo en el punto en el que el ciclista puede aplicar  la mayor cantidad de fuerza sobre el pedal, y el diámetro más pequeño en las zonas de “punto muerto”. Los Q-Rings no eliminan los puntos muertos, como solo en el mercado hace el Sistema Rotor, pero reducen la intensidad de los mismos así como la intensidad y su efecto negativo en las rodillas. Los Q-Rings constituyen una excelente mejora respecto a los platos circulares y por un coste muy asequible.

Los Q-Rings evitan y regulan las aceleraciones repentinas, que es una de las razones para las extrañas sensaciones y pedaleo incómodo de los platos “no redondos” anteriores. Por ello el equipo de ingeniería de ROTOR se ha esforzado para conseguir la sensación de un movimiento fluido y lineal, lo más parecido a los platos circulares, a la vez que mantenían todas las ventajas que se consiguen con la ovalización del plato.  

 

Varias medidas de platos para gran diversidad de desarrollos

El biciclista puede ajustar su pedaleo

Pero en el diseño del Q-rings hay otra idea nueva:  la del OCP System (Optimum Chainring Position System) que permite a los ciclistas ajustar el punto de máxima entrega de fuerza a su gusto, consiguiendo optimizar el uso de los Q-Rings, según la forma de pedalear de cada cual, en función de la longitud de la piernas y la posición de pedaleo sobre la bicicleta. Aunque la idea de modificar la orientación del plato no es nueva (ya se utilizó en los intentos previos de platos no circulares) las opciones de separación estaban demasiado separadas y resultaba incómodo. El sistema OCP es totalmente nuevo: Los puntos de ajuste son muy cercanos entre sí y dentro de la zona de óptima orientación por lo que consiguen que sea totalmente efectivo. Los Q-Rings vienen con 5 posiciones para carretera y 3 para mtb, adaptables según valore el ciclista para su forma de pedalear.

Los Q-Rings en el desarrollo de una vuelta completa, tienen dos puntos bajos y dos de altos en cada revolución. Ubicados para reducir el punto muerto u optimizar la entrega de fuerza. Aparte de evitar la sensación de cambios exagerados en la entrega máxima de fuerza, los Q-Rings y su forma ovalada evitan y regulan los cambios bruscos de velocidad en la cadencia de pedaleo, reduciendo también las variaciones de tensiones en la cadena. Estos dos problemas, que se daban de forma muy acentuada en los anteriores intentos, han sido eliminados en los Q-Rings definitivamente.

Los Q-rings son un buen producto para iniciarse en pedaleo sin punto muerto del sistema Rotor

Por último, los Q-Rings son diferentes por la forma en que están colocados respecto a las bielas. Los ingenieros de ROTOR están al tanto de que el momento de máxima transferencia de potencia (momento Q o punto Q) se consigue con un ángulo inferior en 20-30 grados a la horizontal en la bajada de la pedalada. Es por este hecho que los platos Q-Rings alcanzan su punto máximo de ovalidad cuando el pedal se encuentra en ese punto. 

La idea es reducir el tamaño del plato en el momento en que no se aplica energía y, por tanto, reducir el estrés articular y muscular en la transición por este punto. Por ejemplo, si se utiliza normalmente un plato grande de 53 dientes, el resultado del pedaleo con un Q-Ring es como si en realidad pedaleáramos, de manera puntual con un plato de 55,8 dientes. Sin embargo, durante el momento que va a producirse el punto muerto, el diseño del Q-Ring nos proporciona las ventajas y facilidad de un plato de 50.2 dientes. Así pues el resultado del pedaleo es una sensación de menor fatiga y mejor reparto del esfuerzo.

Regulables y adaptables a cualquier bici


Las ventajas  fisiológicas de los Q-Rings

La empresa Rotor Bike Components ha medido las ventajas fisiológicas de incorporar un sistema Q-Rings en la bicicleta:

Un aumento medio 4,1% en la capacidad de aplicar energía al pedaleo. Cuando las piernas están en la posición para producir la mayoría de la energía y los músculos se posicionan de manera óptima, el plato centra la máxima ovalidad, sacando todo el provecho posible.

- Una disminución media de un 9,1% en los niveles del ácido láctico en la musculatura. El ácido láctico se acumula porque los tendones del femoral y el cuadriceps se separan en los puntos muertos mientras que se contraccionan los músculos y tendones más pequeños de la rodilla. Los Q-Rings al reducir el esfuerzo de transición por esa zona, reduce el trabajo muscular y tendinoso así como la producción de ácido láctico.
 
- Una recuperación más rápida. Si se disminuye la acumulación del ácido láctico, puede prolongarse el tiempo de esfuerzo a la vez que  se  recupera mejor de la fatiga. La menor fatiga durante el pedaleo son su principal ventaja.

- Menos tensión en la rodilla. Los Q-Rings reducen el esfuerzo sobre los tendones y músculos de la rodilla en zonas concretas, gracias a este movimiento más armónico durante el pedaleo. En este sentido, los Q-Rings aportan un claro beneficio para la salud del ciclista, tanto urbano como recreativo.

Imagen de las posiciones de avance de los dentados del plato Q-Ring.


No defraudan

Podemos también valorar la eficacia de estos platos tomando medidas de la potencia que uno puede desarrollar sin cambiar la biomecánica del pedaleo.  Así, según mediciones de ciclistas americanos pudieron observar que en un sprint, pedaleando con un plato circular se alcanzaban los 1.125 watios, mientras que con los Q-Rings era de 1.279 watios, Un 13,6 % extra. A su vez, en una prueba de 1 minuto de pedaleo con un plato circular, se desarrollaban 400 W mientras que el promedio con Q-Rings era de 480 W, una mejora del 20 %.  

Los Q-Rings son fáciles de instalar, de hecho, como cualquier plato, son compatibles con casi todas las marcas de bielas del mercado, para 130mm, 135mm o 110mm Compact en Carretera y 104/64 para MtB.

Aunque como cualquier plato no es difícil de instalar, recomendamos que lo haga un mecánico especializado de un dealer de Rotor. En Barcelona, recomendamos Espaibici.

 

- - - - - - - - - - - - - -

Artículos relacionados:

- Q-Rings, un pedaleo diferente

- Q-Rings de Rotor, un nuevo pedaleo posible y asequible

- Rotor baja al asfalto urbano (2004-2005)

- Pedaleando con Rotor por el asfalto urbano

- Experiencias pedaleando con el sistema Rotor

> Puedes descargarte el diagrama entero de evolución del plato Q-ring en todo su movimiento

 

Artículo elaborado por el equipo de terra.org con información de Rotor Componentes Tecnológicos.

actualizado: 
07/05/2007