You are here

El llibre de les 3 R




 



El llibre de les 3 R

El llibre de les 3 R
Reduir•Reciclar•Reutilitzar
Susanna Martínez i Jordi Bigues
Proyecto Natur
Nuevos Emprendimientos Editoriales
Barcelona, 2009




El llibre de les 3 R

Reduir•Reciclar•Reutilitzar


Hay libros curiosos por su pretensión enciclopédica aún siendo modestos. El libro de las 3 R aparece inicialmente en catalán (pronto en versión en castellano), producto del ingenio de dos periodistas con una dilatada experiencia en comunicación ambiental. Parte de la idea de calcular, reducir y compensar, en un análisis de la A a la Z de todos aquellos productos que pueden acabar siendo un residuo. En realidad, desde los excrementos de perro hasta incluso el cuerpo humano una vez fallecido. Hay que reconocer que los autores han puesto una buena dosis de su extenso conocimiento acumulado para escribir esta pequeña enciclopedia de la cotidianidad en lo que se refiere a comprar, usar y, cómo no, evitar residuos inútiles. Pero está claro que van más allá, en cuanto a que apuestan por lo que llaman "compensar" o, dicho de otro modo, evitar el residuo con productos e ideas alternativas para reducir nuestra huella sobre el planeta. Por tanto, estamos ante una obra optimista y llena de buenas ideas.

Claro está que hacer una guía de la A a la Z no es nada sencillo y menos en una visión que pretende ser esencialmente una ayuda al lector implicado en llevar un estilo de vida más ecológico. El problema de este tipo de planteamiento a modo de diccionario ecopráctico es que cae en algunos tópicos y, dado lo prolijo de los temas, cada cual puede encontrar la horma de su zapato. Así, la apuesta por la música MP3 se argumenta como más ecológica que los soportes físicos. Se olvidan del mercado de segunda mano de los vinilos y CD. En el tema de los funerales, se atreven a citar como ataúdes ecológicos los fabricados con un material como el maderón que, aún proviniendo de las cáscaras de almendra residuales, incorpora resinas para nada libres de impacto ecológico. En el tema del papel recomiendan el papel reciclado (gris), pero el libro ha sido publicado con papel certificado (blanco) por el FSC (una feliz iniciativa, eso sí), aunque sin adaptarse a los estándares de este sello, a pesar de que hay imprentas certificadas. Se les escapa que las bombonas de gas son mayoritariamente de un solo uso y que, una vez agotadas, son latas ferríferas que habría que depositar en el contenedor amarillo. Tampoco contemplan la posibilidad del vermicompostaje, a pesar de que algunos ayuntamientos bonifican la tasa de residuos con esta práctica, que permite producir un fértil humus para nuestras macetas. Finalmente, mientras en la bicicleta apuestan por la bicicleta pública (antieconómica) –con lo majo que es tener una bici de uso propio–, en el tema del coche privado sólo apuntan, entre otras posibilidades, la del carsharing (coche compartido) que debería ser masivo (con perdón de la importante industria automovilística de este país). Y dejan en el limbo otros temas como el de los neumáticos, apuntando que por qué no se usan los viejos para hacer de nuevos, olvidando la práctica del recauchutado y del mercado de segunda mano sobre éstos. Y en el tema de los cartuchos de tóner para las impresoras láser, no comentan que existen modelos que simplemente se recargan sin más.  El problema de escribir a modo enciclopédico es que pueden escaparse muchas liebres de marzo.

Pero es evidente que se trata de un notable esfuerzo de síntesis y de una obra escrita para que el lector tome conciencia de la importancia de reducir la producción de residuos, porque hay otros sistemas. Hubiera sido interesante recordar con más énfasis la importancia del ecodiseño en los productos, para que puedan ser reparados y fácilmente reutilizables (algo a lo que estamos lejos de llegar), y menos apología del residuo cero. Los autores parten de esta idea, que es como pensar que la vida humana vive ajena a las leyes de la termodinámica. Más allá de la buena intención, subyacen algunos puntos de vista que sería interesante que en futuras ediciones se mejoraran.

Pero, sin duda, estamos frente a un libro que, precisamente por su variedad temática, condensa en sus más de 150 páginas un sinfín de datos y curiosidades que nos permitirán la reflexión siempre deseable en la necesidad de reducir la cantidad de residuos que caracteriza a nuestra sociedad. Porque, como reconocen los autores, “como en tantas otras cosas, la prevención en este caso de los residuos, es la opción más importante y prioritaria de la política de gestión de residuos avanzada, ya que el mejor residuo es el que no se produce”. Y es que debemos plantearnos algo que ellos apuntan: “stop a los residuos y pensemos por una vez en una vida con un consumo menos materialista, con bienes inmateriales. Pensemos en ello. Las últimas tendencias del movimiento del decrecimiento van en esta sentido”. El libro cuenta con el patrocinio de una empresa dedicada a la recogida de basuras: Urbaser.

El proyecto Natur, en el que se inscribe este libro, es una iniciativa editorial que propugna el ideal por aprender a vivir los problemas ecológicos y sociales como una oportunidad de evolución y mejora. El sello Proyecto Natur nace de esta exigencia loable, tal y como afirma la empresa: sensibilizar al lector cansado de sensacionalismo de los medios desde la esfera cotidiana, sin hacernos sentir culpables, proponiendo herramientas prácticas y alumbrando el interés que nos permita actuar y vivir de una forma más responsable. En su recámara ya tienen preparados nuevos títulos que nos permitirán acercarnos a una aventura vital como la de este primer Libro de las 3 R.