You are here

Toda la ciencia solar en un plato de paella

Septiembre de 2009.- El certamen "Ciencia en acción" celebrado del 25 al 27 de septiembre de 2009 en el Parque de las Ciencias de Granada cumplió su décimo aniversario y cerró con una gran éxito de público y participación. Visitantes de todas las edades y de procedencia variada han disfrutado durante todo el fin de semana de un intenso programa de actividades que ha incluido cine, teatro, música, más de un centenar de demostraciones científicas y experiencias singulares, entre ellas un Taller de Cocina Solar que logró montar 33 cocinas parabólicas. Los participantes en este macroevento de divulgación de la ciencia estaban compuestos por más de 140 equipos de siete países, los cuales demostraron durante los tres días que es posible hacer la ciencia más cercana para todos los públicos.

Varios expertos en cocción solar colaboraron en el montaje de las cocinas parabólicas durante el taller.

El Taller de Cocina Solar tenía como objetivo ilustrar sobre las particularidades de la ciencia solar, con la ayuda de una parábola de 140 cm de diámetro que proporciona 600 watios de potencia solar y permite cocinar alimentos para 15 personas en poco más de 90 minutos, expuesta al sol. Durante más de 10 horas de formación intensa, una treintena de participantes de Ciencia en Acción y del Parque de las Ciencias pudieron introducirse en el conocimiento científico que permite un aprovechamiento singular de la energía solar, como es la elaboración de alimentos sin consumo de energía fósil.

El fenómeno físico de la reflexión es el principio científico sobre el que opera la cocina solar parabólica. Aprovechando la reflectancia del aluminio, este invento es capaz de generar, con sólo 140 cm de captación, un foco solar de casi 30 cm de diámetro, equivalente a 600 W de potencia (similar a la de un microondas pequeño). Así, se convierte esta energía radiante en calor, capaz de hacer hervir el aceite a 180 ºC y, por tanto, preparar guisos y todo tipo de recetas culinarias. El otro principio físico que permite la alta eficiencia de la cocción solar es el de la absorción en los recipientes de cocción utilizados, que son de color negro. Éstos son algunos de los conceptos que los participantes del Taller de Cocina Solar en Ciencia en Acción pudieron experimentar en vivo. La suma de estos dos principios físicos permite explicar la alta eficiencia de una cocina solar parabólica que, en realidad, puede compararse a la central energética más eficiente disponible en el mercado, en superficie ocupada. La importancia de la cocina solar en el ámbito educativo se materializó en este taller de experimentación y aprendizaje, celebrado en el mejor marco de promoción de la investigación y la ciencia en el sector educativo que se celebra en España.

 

Participantes en plena acción montando las cocinas.

Hacia los 350 ppm

El ahorro energético que supone el uso de la cocina solar parabólica es otro de los valores pedagógicos de la misma, dado que permite ahorrar emisiones tóxicas a la atmósfera. Por este motivo también, el Taller de Cocina Solar quiso convertir el trabajo de armado de las cocinas solares en un elemento símbolo de la lucha contra el cambio climático. alSol Tecnologías Solares, la microempresa que fabrica estos solardomésticos, inscribió este evento en la campaña mundial 350.org, destinada a recordarnos que las 350 ppm (partes por millón de CO2 en la atmósfera) es el límite de seguridad para evitar el cambio climático (actualmente rebasamos las 383 ppm y de ahí la necesidad de impulsar la reducción de las mismas).

Así que los participantes del Taller de Cocina Solar, dentro del programa de Ciencia en Acción, dedicaron un buen rato en convertirse también en activistas contra el cambio climático. A primera hora del sábado 26 de septiembre, con la silueta de las parábolas con las 33 cocinas armadas, se configuró una figura geométrica que dibujaba desde el aire la cifra 350, para apoyar esta campaña mundial contra el calentamiento global. Lamentablemente, el domingo 27, cuando estaba previsto preparar 1.200 raciones de paella con las 33 cocinas parabólicas armadas -que entre todas sumaban unos 20 kW de potencia térmica solar solar-, debió suspenderse la acción debido al mal tiempo.

 

Las cocinas parabólicas alineadas y listas para empezar a cocinar al más mínimo rayo de sol.

Cocción solar y crisis de la leña

España se ha convertido en el país de Europa líder en cocina solar. Nuestro país alberga la fábrica de cocinas solares parabólicas más importante del continente. Esta tecnología permite mostrar los beneficios de la energía solar. Con la fabricación de cocinas solares parabólicas, España aporta una solución práctica y plausible para contribuir a la mejora socioeconómica en la vida de más de 2.400 millones de personas en todo el mundo, que cada día para cocinar sus alimentos padecen la llamada crisis de la leña. La crisis de la leña es una auténtica pandemia y las cocinas solares parabólicas que participaron en el taller de Ciencia en Acción permitieron visualizar que disponemos de la tecnología para mitigar sus efectos.

Con la silueta de las cocinas solares se configuró el número 350, que nos recuerda la cifra de seguridad de la concentración de gases con efecto invernadero en la atmósfera.

La Fundación Tierra -entidad que desde el año 2002 promueve la cocina solar parabólica y que en 2006 organizó la 6a Conferencia Internacional sobre procesado Solar de Alimentos, que reunió en Granada a más de 200 expertos de todo el planeta-, en colaboración con la microempresa española líder en fabricación de soladomésticos, alSol Tecnologías Solares y el Parque de las Ciencias de Granada, fueron las entidades responsables de la organización de este exitoso taller de cocina solar celebrado en el marco de la décima edición de Ciencia en Acción.

 

> Si quieres conocer más historias sobre cocina solar visita nuestra sección Cocinando con el Sol.

> Si te interesa adquirir productos y accesorios de cocina solar, puedes visitar nuestra ecotienda Terra.

 

Fotografías: Parque de las Ciencias.