You are here

Cinco mil personas protegiéndose contra las nucleares

En Barcelona, a las 13 horas del domingo 25 de abril de 2010, estalló una central nuclear. Las sirenas advirtieron unos minutos antes del grave accidente que se avecinaba para que la población más cercana pudiera protegerse. En concreto los afectados fueron las personas que estaban en el popular parque barcelonés de la Ciutadella disfrutando de la quinceava edición de la Fira Mercat de la Terra con motivo de la celebración del Día de la Tierra.

Sin embargo, para protegerlos de las radiaciones atómicas liberadas por la central nuclear la organización, consciente del riesgo que supone vivir con nucleares no sólo en el presente sino en el futuro por culpa de la gestión de los residuos, había distribuido diez mil caretas protectoras entre los participantes. Mientras sonaban las sirenas todos los participantes de la feria se detuvieron en un acto masivo de protesta contra las centrales nucleares y el cementerio temporal centralizado de residuos radioactivos (ATC) que impulsa el Gobierno español.

La población barcelonesa protegida con una máscara antinuclear en silencio expresando su más enérgica repulsa hacia el cementerio atómico y que no haya un calendario de cierre de las centrales nucleares. Foto: Luis Camargo, Fira Mercat de la Terra.

Las entidades organizadoras de este acto también instaron a los participantes a guardar un minuto de silencio por las víctimas de Chernóbil y que hoy cumple 24 años de aquel fatídico día 26 de abril de 1986. El silencio fue absoluto teniendo en cuenta además que en aquel momento había más de 25.000 personas por toda la zona del parque que alberga esta feria ecológica que reunió en esta edición más de 300 artesanos, productores ecológicos y asociaciones que promueven la cultura de la sostenibilidad en sus más diversas facetas.

zoom

Una imagen para la mayor protesta cívica antinuclear de los últimos años en Barcelona. Foto: Fundación Tierra.

La imagen captada por el fotógrafo de la Feria nos permite intuir este más de medio kilómetro de la riada de personas, que con sus caretas antinucleares, se sumaron a esta protesta singular. Es, sin duda, la imagen más emotiva del 40 aniversario del Día de la Tierra y un impresionante recuerdo para la historia de las movilizaciones sociales de este país. Un acto que contó con una espectacular puesta en escena que incluía el escenario donde se ubicó una réplica de la torre de refrigeración nuclear y al lado de la cual al finalizar el acto la actriz Carme Sansa leyó un emotivo manifiesto.

MANIFIESTO CONTRA LAS NUCLEARES

Este manifiesto ha sido leído por la actriz Carme Sansa, durante el acto reivindicativo que se ha celebrado este mediodía a la Feria Mercado de la Tierra

El Gobierno del Estado español ha decidido renovar los permisos de funcionamiento y alargar la vida de las centrales hasta 40 años, y para justificar la producción continuada de residuos radiactivos radioactivos impone la construcción de un cementerio nuclear mediante un proceso que desampara los territorios y comunidades autónomas de los municipios que optan.

El Gobierno español pretende así cerrar en falso el problema de los residuos nucleares, una realidad que sólo puede abordarse constructivamente a partir de un calendario de cierre, progresivo pero urgente, de las centrales nucleares. En el caso del territorio catalán, el consistorio de Ascó se ha apresurado a entrar en su juego. Sin embargo, como recoge la Resolución 632/VIII del Parlamento de Cataluña, este procedimiento en desacuerdo con el que dispone el Convenio de Aarhus sobre acceso a la información y la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones en los asuntos ambientales.

No podemos permitir que el voto de un solo municipio, Ascó, decida sobre un tema de tanta gravedad para nuestras comarcas, mucho menos cuando nuestro Parlamento ha emitido dos resoluciones contrarias a la instalación del cementerio nuclear en Cataluña. La radiactividad no respeta las fronteras entre los pueblos, es inmoral pues, que el Gobierno de Estado permita que una sola población, a cambio de dinero público, hipoteque el futuro de unas Tierras ya de por si lo suficiente castigadas por impactos ecológicos importantes como la presencia de Centrales térmicas y nucleares.

La actriz Carme Sansa leyendo el manifiesto al lado de la central nuclear de Barcelona accidentada durante los actos de celebración del Día de la Tierra. Foto: Fundación Tierra.

Sabemos que el cementerio nuclear implicaría el transporte, manipulación y almacenamiento de una enorme cantidad de residuos radiactivos de alta intensidad. Además, el proyecto supondría construir un nuevo reactor, con el agravante que seria experimental y por lo tanto comportaría una nueva gama de riesgos. Y, finalmente, somos plenamente conscientes de que daría al Gobierno una coartada por alargar la vida útil de las ya envejecidas y prescindibles centrales del parque nuclear español.

zoom

La Fira Mercat de la Terra también fue un punto de difusión de las buenas energías renovables. Foto: Fundación Tierra.

Por todos estos motivos los bajo firmantes pedimos:

- Que se advierta de la falta de consenso territorial sobre el cementerio nuclear, contra el cual han votado 62 municipios y 7 consejos comarcales.

- Que la ciudadanía se organice y participe de forma masiva y pacífica en toda clase de actos para demostrar su rechazo al cementerio nuclear, en Cataluña y por todas partes.

- Que el Gobierno de la Generalitat mantenga su compromiso de oponerse a la construcción del cementerio nuclear en Cataluña, de acuerdo con las manifestaciones de su Presidente y, muy especialmente, las dos resoluciones del Parlamento de Cataluña contrarias a esta instalación, y emprenda todas las actuaciones políticas, judiciales y administrativas a su alcance por impedir la construcción de estas instalaciones.

- Que el Gobierno español abandone el proceso del ATC, y redacte un calendario de cierre de todas las Centrales Nucleares del Estado tal y como reiteradamente ha prometido en las dos últimas convocatorias electorales, de acuerdo con los sectores económicos, políticos, sindicales, ecologistas y sociales.

No al cementerio nuclear, ni a las Tierras del Ebro (ni en Catalunya) ni en ninguna parte!

El acto central de la 15ª Fira Mercat de la Terra ha sido organizado por las entidades Dia de la Terra-Catalunya -que promueve la Fira Mercat de la Terra, Greenpeace, Tanquem les Nuclears, Grup de Centífics i Tècnics per un futur No nuclear (GCTPFNN), Fundación Tierra, Ecologistes en acció y Alternativa Verda, con el sporte de ERC y ICV-EUiA. Más 400 entidades más adheridas a la iniciativa entre elles: FAVB, CONFAVC, OCUC, CANC, JERC, Fundació per la Pau, xarxa de l'ODG, L'associació Els Verds i DEPANA.