You are here

Del huerto a la despensa

zoom

Título: Del huerto a la despensa. Cómo conservar de forma natural tus frutas y hortalizas. Todas las técnicas, trucos y recetas.
Autor: Mariano Bueno
Colección: Integral
Editorial: RBA Ediciones
Lugar y año de edición. Barcelona, 2010.

Sin duda, este es el libro más fresco del verano 2010 escrito por Mariano Bueno, pionero y divulgador de la agricultura ecológica en nuestro país, quien nos enseña a través de sus páginas profusamente ilustradas cómo conservar los excedentes de nuestros huertos y aquellos frutos y plantas que podemos recoger en el bosque, para luego disfrutar de ellos en nuestra cocina preparando ricas recetas a lo largo del año. La conservación de alimentos puede ser en verano una actividad única para disfrutar de las vacaciones estemos donde estemos. Del huerto a la despensa nos enseña el paso de todas las técnicas de conservación caseras y ecológicas. Pero para poder hacer conservas nos basta con salir al campo o pasearnos por el bosque y recoger frutillos silvestres, o bien visitar agricultores locales y adquirirles sus viandas y frutos. Gracias a las conservas que podremos aprender con este libro en realidad nos estaremos llevarndo procesada esta riqueza de forma que la podremos degustar después durante el resto del año.

A veces uno está de vacaciones y quiere combinar la lectura, la tranquilidad y el entretenimiento. Preparar conservas caseras y ecológicas sin duda es una actividad de lo más estimulante y muy adecuada para el verano, ya que es un momento en que nuestros huertos están con toda su vitalidad y por tanto pueden producir excedentes. Así que cuando hay abundancia de producción, cuando ya hemos regalado hortalizas y frutas a todos los vecinos lo que se impone son las conservas.  Esto es lo que nos propone este libro de Mariano Bueno quien paso a paso nos explica todas las técnicas de conservación caseras y ecológicas.

Así que el autor nos responde a las preguntas que cualquiera que disfrute de un huerto, pero también a quien el vecino le ha regalado una caja manzanas maduras o que en un seto ha recogido un cubo entero de moras silvestres. En cualquier caso, el primer paso a la hora de plantearnos conservar ciertos alimentos requiere conocer las características de estos ya que serán determinantes en la elección del método de conservación. Del huerto a la despensa,  con ilustraciones muy adecuadas, se adentra en cada uno de los métodos de conservación describiendo paso a paso como hacerlo, con recomendaciones y con algunas recetas incluso.

Cada una de las técnicas viene descrita con el estilo de Mariano Bueno, o sea, el de alguien que conoce a la perfección el proceso por que lo ha realizado personalmente y no habla de oídas, algo que además algunas de las ilustraciones lo atestiguan. Sin ir más lejos, cuando aborda la esterilización de los potes de conserva ya preparados con un horno o cocina solar. Los amantes de la cocina podrán comprobar que en cada método de conservación la descripción e ilustración es más parecida a la de un buen libro de recetas culinarias que a la de un manual técnico. Ese es el valor de este libro que por cierto en algunas librerías lo han clasificado dentro de la sección de gastronomía y no de horticultura.

zoom

Extracción de zumos mediante vapor, según el paso a paso descrito en el libro De la huerta  a la despensa.

A buen seguro que para algún lector muchas de estas técnicas de conservación le son conocidas.  Otra cosa es saber los trucos de como hacerlo. Ahí es donde el libro es un verdadero compendio para disfrutar de lo lindo preparándonos alimentos con sus mejores sabores ya sea macerados, curtidos, deshidratados o en almíbares. Pero también lactofermentados, en alcohol o en salazón. Luego, finalmente, detalla también las posibilidades de conservación de cada hortaliza, fruta, planta aromática o medicinal y como elaborar tus propios platos, en ensaladas, primeros platos, segundos, postres y para entre comidas.

Uno podría pensar que es un libro para hortelanos ya experimentados cuando en realidad es un libro para experimentar, para aficionarse, para que no sólo los excedentes, sino cuando determinados alimentos están baratos en el mercado y podemos comprarlos incluso con economías frugales, o como apuntábamos para llevarnos el mejor sabor de la tierra que nos acoja durante unas vacaciones. La novedad que aporta el libro es ofrecer una visión global al mundo de la conservación de los alimentos. Precisamente, porque es un libro práctico sin duda es un libro para recomendar cuando uno se va de vacaciones. También puede ser una excusa para inspirar unas vacaciones con baja huella de carbono y pensar en destinos agroturísticos que nos permitan precisamente iniciarnos en los buenos sabores del campo.

 

actualizado: 
26/07/2010
parte de: