You are here

Nuestro veneno cotidiano

¿Cómo es posible que la ciencia esté al servicio de las multinacionales y sus intereses y no al servicio del progreso humano y la salud? ¿Qué estamos comiendo? «Todos los ciudadanos del mundo deben tomar conciencia de lo que está ocurriendo con la alimentación» afirma la autora Marie -Monique Robin de este valiente libro publicado en España por la Ediciones Península.

zoom

Portada del libro Nuestro Veneno Cotidiano publicado en España por Ediciones Península.

En los últimos treinta años el índice de cáncer ha aumentado más de un 40%. En este mismo período, el incremento de enfermedades como la leucemia y los tumores cerebrales en niños ha sido, aproximadamente, del 2%. Constatamos, en los países desarrollados, en el estado de bienestar, una evolución similar en problemas de origen neurológico (Parkinson y Alzheimer) y múltiples disfunciones en la reproducción. ¿Cómo podemos explicar el aumento, exagerado, de estas patologías? ¿Qué está ocurriendo en nuestro cuerpo?

Tras dos años de intensas investigaciones por Asia, Norteamérica y Europa, apoyándose en infinidad de testigos, opiniones de investigadores, informes de miembros de agencias de regulación alimentaria y contrastados estudios científicos, una trágica evidencia salta a la vista: existen miles de moléculas químicas que han invadido nuestra alimentación desde la Segunda Guerra Mundial.

Para llegar a esta conclusión, Marie-Monique Robin, que ya deslumbró con el rigor de su trabajo El mundo según Monsanto, ha trazado el viaje desde los pesticidas usados en la agricultura moderna hasta nuestros platos cotidianos cargados de aditivos y plásticos “aptos” para la alimentación. ¿Cómo es posible que no exista información sobre los componentes tóxicos que conllevan infinidad de alimentos?

Después de analizar el sistema de evaluación de productos y sus componentes, estudiar docenas de ejemplos del uso de pesticidas dañinos para la salud y comprender las presiones y manipulaciones de la industria química la conclusión no puede dejarnos indiferentes: la cadena de la alimentación está contaminada. ¿Como es posible que la ciencia esté al servicio de las multinacionales y sus intereses y no al servicio del progreso humano y la salud?

> Ver el índice del libro: después de leerlo, también querrás leer esta comprometida investigación de Marie-Monique Robin.


La autora

Marie-Monique Robin es periodista, documentalista y directora de cine. Premio Albert-Londres (1995) por sus trabajos de investigación, ha realizado reportajes para los principales canales de televisión de Francia y otros países, siempre sobre temas de interés y contenido social. Autora de varios libros, ha rodado más de 50 reportajes siendo premiada en festivales de cine documental. Consultora y experta en diversos juicios abiertos en América Latina y Europa, sus rigurosas investigaciones han suscitado el interés mundial siendo soporte para muchos procesos penales. Su último trabajo ha sido El mundo según Monsanto (Península,2008), un escalofriante viaje al interior de la multinacional de la alimentación.

Video-documental sobre el libro "Nuestro veneno cotidiano".



El periodismo de investigación: clave de las sociedades democráticas

Las sociedades vivas, dinámicas, son sociedades informadas, que buscan el conocimiento más allá de los titulares de los periódicos y de los comentarios radiofónicos. La televisión, salvo programas excepcionales, se ha convertido, por desgracia, en infoespectáculo. Frente a esta situación, el periodismo de investigación está recuperando su lugar como fuente directa, esencial, para saber qué ha pasado, dónde y por qué. Escudriñar, tras meses de pesquisas, estudio de documentos y entrevistas con los protagonistas, y llegar hasta las últimas consecuencias, nos permite estar mejor informados y, por tanto, decidir con más claridad y juicio sobre los asuntos públicos. Investigar es desvelar: sacar a la luz, mostrar aquello que no sabemos, identificar las conexiones existentes entre diferentes asuntos y personajes. Desde épocas antiguas somos conscientes de que la información importante, relevante, tiende a quedarse en pocas manos. Romper ese monopolio y abrir las ventanas para que circulen las ideas, -siempre apoyadas en datos incuestionables-, es crucial para el desarrollo de una sociedad democrática. Por esta razón y desde ese compromiso con la comunidad lectora, Península persevera en esta línea con libros rigurosos y apasionantes, trabajos que abordan temas cruciales desde una perspectiva audaz, alejada del sensacionalismo. Un buen reportaje de investigación, escrito con pulso narrativo, ilustra y apasiona tanto por el procedimiento utilizado por el autor —en una investigación aflora el genio del detective—como por las consecuencias que arroja. Una sociedad que maneja datos reales y conoce las tramas y algunas turbulencias, suele equivocarse menos.

Artículo elaborado a partir del dossier de prensa del editor firmado por Manuel Fernández Cuesta, de Ediciones Península.

 

actualizado: 
03/08/2012
parte de: