You are here

Ahorro y sostenibilidad en acción

¿Cómo ser más “verde"? Ésta es un pregunta que se hacen muchas personas. No será por falta de manuales o información para hacerlo (la Fundación Tierra aporta mucha información sobre el tema en estas páginas que lees en terra.org). Pero no está por demás recordarlo constantemente. Tenemos muchas opciones en nuestras manos para conseguir llevar una vida más armoniosa con el entorno y conseguir no sólo ahorrar energía y recursos sino avanzar hacia una sociedad más sostenible. La época del “todo vale” debe dar paso a una nueva etapa sociocultural del “medrar sosteniblemente”, o sea pasar a la ecoacción. Aquí van unas propuestas.

 

zoom

Una tienda de materiales reciclados tipo Scrap Store como esta en la población británica de Shropshire.

Recicla: el reciclado es el más básico de los pasos en el camino hacia la sostenibilidad. Ser capaces de reutilizar material en principio desechable y convertirlo en algo nuevo y útil hace que la “basura” tenga un nuevo ciclo de vida, ecuación imprescindible si pretendemos no agotar los recursos de los que disponemos. Además de los clásicos papel, cartón, vidrio o plástico, que la mayoría de los hogares ya reciclan, contamos, también, con empresas que reutilizan otro tipo de materiales. Basta utilizar a conciencia los puntos verdes o de reciclaje que existen en muchos municipios. Con los productos residuales se obtienen materias listas para un nuevo uso.

 

Reutiliza: podría decirse que es el reciclaje que hacemos en nuestra propia casa. Además de separar las basuras en orgánico, vidrio o papel, también tenemos la posibilidad de reutilizar nuestros recursos. El café, una vez utilizado es, por ejemplo, un abono para plantas e incluso puede utilizarse como un “limpia tuberías” natural, las botellas de vidrio pueden convertirse en elementos decorativos como jarrones y la ropa vieja puede utilizarse para hacer una colcha de patchwork , tan popular últimamente.

 

La opción de la movilidad eléctrica: contribuye a que el aire de las ciudades sea más limpio. La tecnología eléctrica es una alternativa idónea para contribuir a la mejora de la calidad de vida en las ciudades, es lo que ya se denomina la “movilidad verde”. Para desplazamientos urbanos las motocicletas y minicoches eléctricos pueden ser una alternativa, aunque la reflexión previa es si podemos desplazarnos a pie, en transporte colectivo o en bicicleta.

 

zoom

Con la bicicleta se puede ir de compras sin necesidad de vehículo motorizado y contaminante.

Usa la bicicleta: para desplazamientos de menos de 10 km urbanos, la bicicleta es la gran aliada. Además de ahorrar, evitar atascos y no contaminar absolutamente nada, ir en bici mejora nuestra calidad de vida haciendo que, al menos durante un rato, nos obliguemos a hacer un poco de ejercicio.

 

Comparte: para aquellos que no puedan vivir sin coche deberían, al menos, intentar compartir su vehículo para reducir de esta manera el número de automóviles en la carretera. De la misma manera, podemos compartir ropa que ya no usemos, electrodomésticos viejos que ya no queremos pero aún funcionan…

 

Utilizar productos más sostenibles: reciclar es un paso importante para la sostenibilidad, pero ¿utilizamos después productos reciclados o de bajo consumo? En el mercado ya tenemos a nuestra disposición cientos de cosas que nos ayudan a conservar el medio ambiente; bolsas de tela para ir a la compra (en lugar de utilizar las de plástico), bombillas eficiente de bajo consumo, papel reciclado, pilar recargables…

 

Ahorrar recursos: la sostenibilidad es una labor del día a día, que lejos de faraónicos proyectos, debe llevarse a cabo empezando por uno mismo en nuestra propia casa. Pequeños gestos como apagar las luces de las habitaciones en las que no estamos, cerrar el grifo mientras nos enjabonamos o nos lavamos los dientes, llenar la lavadora antes de ponerla, no poner demasiado alta la calefacción ni demasiado bajo el aire acondicionado…contribuye, además de a un ahorro para el consumidor, tan importante en los tiempos de crisis, a una disminución de las emisiones de CO2. Existen sistemas para monitorizar el gasto energético en nuestro hogar o en las empresas. Conocer el consumo energético instantáneo es el primer paso para ahorrar.

 

zoom

Todos los hogares podrían ser productores de energía limpia y contribuir a reducir las emisiones de dióxido de carbono que contribuyen al cambio climático.

Usar el poder del sol: si hay algo de lo que podemos presumir en España, es de ser un de los países con más horas de sol de Europa. Gracias a las energías limpias, como la solar, gran parte de la población podrá, desde ya y en el futuro, ahorrar en sus facturas de la luz, pues tendremos la capacidad de autoabastecernos. La tecnología necesaria para ello es accesible a todo el mundo independientemente del tipo de vivienda en el que resida ya que la instalación puede realizarse tanto en el tejado como en la fachada de los edificios y sólo hay que tener en cuenta la orientación óptima para recoger la luz solar. Además, el mantenimiento que requiere es mínimo. Podemos aprovechar la radiación solar para convertirla en electricidad para autoconsumo o el calor solar para calentar el agua caliente sanitaria de nuestro hogar.

 

Ciudades sostenibles: es cierto que muchas veces queremos ser más sostenibles de lo que podemos y que el entorno urbano en el que vivimos no facilita a aveces poner en práctica determinados comportamientos más ecológicos. Se debería concienciar a los ayuntamientos de la importancia de disponer, por ejemplo, de carril bici en todas las ciudades, de que existan contenedores para reciclar en todas las calles, de tener la posibilidad de poder recargar un coche eléctrico…para que, aquellos que lo deseen, puedan llevar a la práctica estos comportamientos.

 

Concienciación y educación: Se pueden facilitar muchos consejos ecológicos pero lo más importante es pasar a la acción. De nada sirve si no enseñamos, a los más pequeños, a adquirir este tipo de conductas en su día a día para conseguir que, el futuro, sea más verde. Aunque la clave está en ser cada uno de nosotros el cambio que queremos ver en nuestro entorno.

 

Artículo basado en un documento elaborado por Isabel Echevarría Aburto, Directora de Relaciones Institucionales de la Fundación José Manuel Entrecanales y distribuido para su difusión (septiembre 2012). La Fundación José Manuel Entrecanales para la Innovación en Sostenibilidad, nacida en Noviembre de 2009, cuenta entre sus objetivos principales con la promoción de iniciativas empresariales novedosas que contribuyan al desarrollo económico sostenible, a las que ofrecerá apoyo financiero y técnico.

 

actualizado: 
05/12/2012
parte de: