You are here

Nómadas del viento

Y el sueño de convertirse en pájaro se hizo realidad

Imagina que te propones seguir los pasos, mejor dicho, seguir el vuelo, de las aves, pero no desde la distancia prudencial a la que habitualmente nos dejarán. Imagina, simplemente, que te mezclas entre ellas, que logras confundirlas, como si fueras un ave más y formaras parte de su propia comunidad. Eso fue lo que se propuso Jacques Perrin en "Nómadas del viento". Este conocido ex actor francés, centrado ahora en la dirección y producción de documentales naturalistas, ha conseguido volverse pájaro en este fascinante largometraje. Y lo ha logrado a través de toda una proeza: adiestrar a cerca de una veintena de especies desde antes de su nacimiento, para que así, al despertar a la vida, vieran a sus adiestradores como sus progenitores y por ello les siguieran incondicionalmente.

Más de seis millones de personas ya han asistido a este despliegue de vida y naturaleza. Esta película te ofrece la oportunidad de ser humano entre los pájaros y, a la vez, realizar un viaje impagable por todo el planeta... a vista de pájaro.

"Nómadas del viento" es un recorrido por los viajes migratorios que emprenden las aves cuando las condiciones de vida se vuelven imposibles allí donde habitan. Este viaje de hora y media a través de los propios viajes de las aves te transportará por más de cuarenta países, desde el Ártico a la Patagonia, desde Japón a Nueva Zelanda. Los privilegiados asistentes al proceso de filmación fueron más de 140 personas, que han dedicado más de cuatro años a tan ambiciosa meta. Entre sus asesores científicos se cuentan algunos de los mejores ornitólogos del mundo. De hecho, el director del Museo de Ciencias de París, Jean Dorst, se encuentra a la cabeza del proyecto. En España hizo lo propio el veterano naturalista Joaquín Araújo.

Bueno, si te parece poco lo que te contamos, te invitamos a visitar su web oficial, donde encontrarás amplia información sobre cómo se hizo, los lugares de rodaje, las especies de aves y sus características. Podrás descargar salvapantallas en tu ordenador e incluso escuchar fragmentos de su excelente banda sonora original, la cual consigue captar el universo secreto que impregna todo el largometraje. Déjate llevar por el viento hasta el cine donde surcan las aves de "Nómadas del viento".

Imagina que te propones seguir los pasos, mejor dicho, seguir el vuelo, de las aves, pero no desde la distancia prudencial a la que habitualmente nos dejarán. Imagina, simplemente, que te mezclas entre ellas, que logras confundirlas, como si fueras un ave más y formaras parte de su propia comunidad. Eso fue lo que se propuso Jacques Perrin en Nómadas del viento. Este conocido ex actor francés, centrado ahora en la dirección y producción de documentales naturalistas, ha conseguido volverse pájaro en este fascinante largometraje. Y lo ha logrado a través de toda una proeza: adiestrar a cerca de una veintena de especies desde antes de su nacimiento, para que así, al despertar a la vida, vieran a sus adiestradores como sus progenitores y por ello les siguieran incondicionalmente.

Más de seis millones de personas ya han asistido a este despliegue de vida y naturaleza. Esta película te ofrece la oportunidad de ser humano entre los pájaros y, a la vez, realizar un viaje impagable por todo el planeta… a vista de pájaro.

Nómadas del viento es un recorrido por los viajes migratorios que emprenden las aves cuando las condiciones de vida se vuelven imposibles allí donde habitan. Este viaje de hora y media a través de los propios viajes de las aves te transportará por más de cuarenta países, desde el Ártico a la Patagonia, desde Japón a Nueva Zelanda. Los privilegiados asistentes al proceso de filmación fueron más de 140 personas, que han dedicado más de cuatro años a tan ambiciosa meta. Entre sus asesores científicos se cuentan algunos de los mejores ornitólogos del mundo. De hecho, el director del Museo de Ciencias de París, Jean Dorst, se encuentra a la cabeza del proyecto. En España hizo lo propio el veterano naturalista Joaquín Araújo.

Jacques Perrin en un momento de la entrevista con terra.org.


Entrevista con Jacques Perrin, director de la película "Nómadas del viento" (Barcelona, septiembre de 2001)

¿Cómo surge la idea de hacer una película sobre las aves migratorias?
En un primer momento, la idea surge a partir del documental que hizo hace diez años el canadiense Bill Lishman, la primera persona en volar con su ultraligero siguiendo a las barnaclas. El suyo era, sin duda, un documental amateur, pero ante la realización de un sueño como éste, ya suponía algo prodigioso. Junto con mi mujer, Valentine Perrin, al ver este documental en la television, tuvimos ganas de conseguir nuevas imágenes. De hecho, volar entre los pájaros siempre ha sido el sueño de la humanidad. Queríamos materializar ese deseo de ser un pájaro entre los otros pájaros.
Fue después cuando dimos con personas que querían acariciar el proyecto, a quienes les motivaba no sólo un apego científico, sino también afectivo. Por mi parte, me di cuenta de que conocemos muy poco la proeza y el esfuerzo que representan las migraciones de los pájaros.

¿El rodaje fue muy acrobático?
Fue acrobático ya desde un principio y la sensación de vértigo ha sido inevitable. Ahora bien, esta sensación de vértigo se modificó por la emoción. El miedo fue sustituido por las emociones que vivíamos.

¿Qué criterios se siguieron para elegir a las especies que protagonizarían la película?
Se las eligió entre las que resultan más familiares, pero también algunas de las más insólitas. También se escogió a las que representan diferentes tipos de vuelo. Asimismo, a las que efectúan las migraciones más extraordinarias, más impresionantes, del polo Norte al polo Sur. Finalmente, se tuvo en cuenta los diferentes colores de las aves para ofrecer una paleta un poco más variada a ojos del espectador.

Jacques Perrin en un momento de la entrevista con terra.org.

¿En cuántos lugares del planeta habéis rodado y cuáles han sido los que os han supuesto una mayor dificultad?
No hay un solo continente que no hayamos sobrevolado. En total, han sido 37 o 38 países. Pero las dificultades no estaban en el aire libre. Filmar pájaros salvajes en sus vuelos supone franquear muchos estados y eso ha sido complicado. Las dificultades vinieron más por las administraciones de las fronteras y el hecho de tener que preparar planos administrativos.

¿El montaje fue más complicado que el propio rodaje?
Ha sido un metraje enorme. Pero, ¿cómo hacerlo de otro modo? No se puede pensar en la economía cuando se trabaja en este tipo de tomas. ¿Cómo decir que vamos a abrir ventanas sobre la naturaleza pero que queremos que se haga en 30.000 metros y se termine en seis meses? Lo que es hermoso en el espectáculo de la naturaleza es que ella se manifiesta como quiere, que es ella la que nos ofrece una cita, un encuentro, la que precipita las cosas, las hace avanzar a su disposición. Por tanto, es necesario tener esta disponibilidad completa.

Su película no es propiamente un documental, ¿es una historia?
Supone una unidad de sonido e imagen en una crónica que va de primavera a primavera, de pájaro a pájaro, por miles de cadenas de montañas y vastas extensiones marítimas hasta que se regresa al punto de partida. Es una vuelta por toda la Tierra, durante la que el espectador sensible conecta con la emoción de la promesa mantenida a lo largo de la migración de un pájaro: voy a partir pero regresaré.

En su opinión, ¿cuál es la razón del éxito de la película en Francia?
Hemos hecho una ópera lírica, puesto que la naturaleza es un espectáculo en sí misma. De la naturaleza nos interesan desde las extensiones marítimas hasta su biodiversidad. Si vivimos no es sólo para replegarnos en nosotros mismos, sino para que también pongamos atención sobre las otras especies diferentes. Y es que cuando se llega a acercarse a la naturaleza y no únicamente para conocer su anatomía, sino para comprender que hay una armonía entre el medio ambiente y la persona y el animal, sucede algo hermoso, existe una coherencia. Nuestros científicos tienen una frase al respecto: "No habría nada más inhumano que un mundo donde no hubiese más que seres humanos".

¿El hecho de que esta película haya sido esponsorizada en Alemania por la compañía aérea Lufthansa ha facilitado la difusión en este país?
Sé que, en cualquier caso, eso ha ayudado a la producción. Puesto que en esta película no contábamos con actores ni ficción, no hemos podido hacer uso de los mecanismos tradicionales para publicitarla. Pasamos seis meses visitando asociaciones, periódicos asociativos en toda Francia… Estábamos obligados a anunciarla, puesto que no era suficiente con difundir un póster con pájaros.

¿Todavía tienen secretos para usted las aves migratorias?
Cuanto más nos acercamos a un misterio más grande resulta. El hombre está desnudo cuando nace. Es incapaz de arreglárselas por sí sólo. En cambio, el pájaro, desde su nacimiento, conoce las estrellas, el sol, siente las fuerzas de los polos magnéticos y sabe dónde debe ir. Sabe todo esto. No es el huevo de la creación, es el huevo del conocimiento.  

Anuncio de la película.


Curiosidades...
-Cada especie requería una forma de rodaje diferente: el vuelo circular de las cigüeñas se filmó en un globo aerostático y el de los pelicanos en barcos.

-Para filmar las imágenes se han utilizado zodiacs, fragatas, portaaviones de la Armada francesa, cientos de automóviles, camiones y artefactos voladores especialmente diseñados para cumplir esta misión.

Nómadas del viento. Ficha técnica

Título original: "Le peuple migrateur"
Nacionalidad: Francia
Año: 2001
Género: Documental
Duración: 90 min aprox.
Dirección y producción: Jacques Perrin
Codirección: Michel Debats, Jacques Cluzaud
Música original: Bruno Coulais
Idea original: Valentine Perrin

Disponible en DVD: DEAPLANETA